http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado2.jpg

 
 
http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado.jpg

Aldo Signorelli asegura que proyecto de expansión portuaria de San Antonio “es mejor”

El gerente general de la Empresa Portuaria San Antonio (Epsa), Aldo Signorelli, marcó un contrapunto con el presidente del directorio de la Empresa Portuaria de Valparaíso, Raúl Urzúa, respecto del futuro portuario de la zona central.  En esa línea, el ejecutivo sostuvo que se debe pensar en la infraestructura de los próximos diez años, asegurando que su puerto tiene “el mejor proyecto” y que serán los clientes y el Gobierno los que decidan su emplazamiento.

Los dichos de Signorelli marcan una  diferencia con los de Urzúa, quien indicó que “ya no es una necesidad imperiosa diseñar un puerto de gran escala”. Al respecto, el gerente general de Epsa planteó que si en la próxima década el país no lleva a cabo las iniciativas de expansión de los puertos, Chile no podrá satisfacer la demanda proyectada.

“Hace diez años atrás no era necesario desarrollar el espigón de San Antonio ni el Terminal 2 de Valparaíso y hoy día, los estamos inaugurando. En diez años más, sino desarrollamos los proyectos que estamos desarrollando ahora, vamos a estar con cifras distintas a las que se muestran acá”, indicó Signorelli tras participar del IV Encuentro de Logística y Comercio Exterior, organizado por el Foro Logístico de Valparaíso (Folovap). 

“Nuestro proyecto es mejor”

Sobre esta futura expansión, Aldo Signorelli añadió que se trata de proyectos que responden a realidades distintas y que será el aparato gubernamental y los clientes los que terminarán por definir donde se iniciarán las obras. No obstante, remarcó que el Puerto de Gran Escala de San Antonio es “un mejor proyecto” que el de Valparaíso.

“Cada puerto tiene su proyecto. Nosotros sabemos que tenemos el mejor proyecto, sabemos que tenemos área de respaldo, posibilidades de crecimiento y, en su momento, el Gobierno y los clientes resolverán donde se desarrollan los nuevos proyectos”, aseveró. 

De acuerdo a Signorelli, esta iniciativa -que podría llevar por nombre San Antonio Terminal Neruda- tendría que estar operativa en el año 2026, una vez que las expansiones de los actuales concesionarios requieran ser complementadas con nuevas infraestructuras conforme a la demanda. 

“Los crecimientos de hoy día son para los próximos años hasta el 2020-2025, el proyecto de extensión portuaria de San Antonio es para atender carga desde el 2026 en adelante. Todos estos proyectos requieren mucho tiempo para desarrollarse”, apuntó. 

En ese sentido, adelantó que “este día viernes tenemos la recepción de la primera fase de Puerto Central. Ese proyecto empezó en 2005 y estamos en 2015. Yo estaba  en la Empresa Portuaria de San Antonio, me fui a otro puerto, volví, llevo cuatro años acá y recién estamos en la primera fase. Un proyecto de diez años; entonces una cosa es lo que estamos desarrollando para este horizonte de tiempo y otra cosa es lo que necesitan nuestros clientes en la próxima década”.

En ese sentido, el ejecutivo portuario afirmó que el puerto se ha sometido de forma voluntaria y anticipada al proceso de participación ciudadana, ya que -de acuerdo a sus palabras- un proyecto de tamaña envergadura debe ser contrastado con la opinión de la ciudadanía.

“Nosotros iniciamos el proceso anticipado voluntario de participación ciudadana de la línea base ambiental de nuestro proyecto puerto de gran escala, diez años antes, de cara a la comunidad para explicarles el tipo de mediciones que estamos haciendo, el tipo de preguntas que queremos desarrollar con la comunidad, el tipo de encuestas que se les hace, porque estos proyectos son distintos que hace diez años atrás y distintos a los de hace cien años atrás. Por lo tanto, no hay un día que perder, estamos con una agenda sin holgura, la evaluación ambiental y el paso por el Tribunal de la Libre Competencia   son dos ámbitos que no dependen de las empresas, no dependen de los interesados en postular a las concesiones, sino que dependen de la gente y hay que estar de cara a la gente”, manifestó.

Complementareidad

A pesar de las diferencias y de la lógica de competencia que se da por Ley entre los puertos de Valparaíso y San Antonio, Aldo Signorelli manifestó  existe un trabajo conjunto con la portuaria de la capital regional porteña, a fin de compartir criterios que faciliten la atención que se da a los clientes. 

“Estamos trabajando en conjunto, porque compartimos los clientes y a los clientes les interesa que les facilitemos las condiciones. Ya se ha visto en otras comunidades hermanas como; por ejemplo, Valencia y Barcelona que los propios clientes forzaron que existieran niveles de coordinación que son imprescindibles. Es un tema de sentido común, somos empresas del Estado que nos preocupamos por los clientes”, explicó.

 

 

 

 

 

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/banner-aapa-74.jpg

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/banner_1.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/epi_nov-1.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/BANNER-ANTOFAGASTA.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/banner-Puerto-VENTANAS.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/TCVAL.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/banner-puerto-arica2.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/03/Banner-248x70.png

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/02/CocinamarBanner1-1.png

Aldo Signorelli asegura que proyecto de expansión portuaria de San Antonio “es mejor”

El gerente general de la Empresa Portuaria San Antonio (Epsa), Aldo Signorelli, marcó un contrapunto con el presidente del directorio de la Empresa Portuaria de Valparaíso, Raúl Urzúa, respecto del futuro portuario de la zona central.  En esa línea, el ejecutivo sostuvo que se debe pensar en la infraestructura de los próximos diez años, asegurando que su puerto tiene “el mejor proyecto” y que serán los clientes y el Gobierno los que decidan su emplazamiento.

Los dichos de Signorelli marcan una  diferencia con los de Urzúa, quien indicó que “ya no es una necesidad imperiosa diseñar un puerto de gran escala”. Al respecto, el gerente general de Epsa planteó que si en la próxima década el país no lleva a cabo las iniciativas de expansión de los puertos, Chile no podrá satisfacer la demanda proyectada.

“Hace diez años atrás no era necesario desarrollar el espigón de San Antonio ni el Terminal 2 de Valparaíso y hoy día, los estamos inaugurando. En diez años más, sino desarrollamos los proyectos que estamos desarrollando ahora, vamos a estar con cifras distintas a las que se muestran acá”, indicó Signorelli tras participar del IV Encuentro de Logística y Comercio Exterior, organizado por el Foro Logístico de Valparaíso (Folovap). 

“Nuestro proyecto es mejor”

Sobre esta futura expansión, Aldo Signorelli añadió que se trata de proyectos que responden a realidades distintas y que será el aparato gubernamental y los clientes los que terminarán por definir donde se iniciarán las obras. No obstante, remarcó que el Puerto de Gran Escala de San Antonio es “un mejor proyecto” que el de Valparaíso.

“Cada puerto tiene su proyecto. Nosotros sabemos que tenemos el mejor proyecto, sabemos que tenemos área de respaldo, posibilidades de crecimiento y, en su momento, el Gobierno y los clientes resolverán donde se desarrollan los nuevos proyectos”, aseveró. 

De acuerdo a Signorelli, esta iniciativa -que podría llevar por nombre San Antonio Terminal Neruda- tendría que estar operativa en el año 2026, una vez que las expansiones de los actuales concesionarios requieran ser complementadas con nuevas infraestructuras conforme a la demanda. 

“Los crecimientos de hoy día son para los próximos años hasta el 2020-2025, el proyecto de extensión portuaria de San Antonio es para atender carga desde el 2026 en adelante. Todos estos proyectos requieren mucho tiempo para desarrollarse”, apuntó. 

En ese sentido, adelantó que “este día viernes tenemos la recepción de la primera fase de Puerto Central. Ese proyecto empezó en 2005 y estamos en 2015. Yo estaba  en la Empresa Portuaria de San Antonio, me fui a otro puerto, volví, llevo cuatro años acá y recién estamos en la primera fase. Un proyecto de diez años; entonces una cosa es lo que estamos desarrollando para este horizonte de tiempo y otra cosa es lo que necesitan nuestros clientes en la próxima década”.

En ese sentido, el ejecutivo portuario afirmó que el puerto se ha sometido de forma voluntaria y anticipada al proceso de participación ciudadana, ya que -de acuerdo a sus palabras- un proyecto de tamaña envergadura debe ser contrastado con la opinión de la ciudadanía.

“Nosotros iniciamos el proceso anticipado voluntario de participación ciudadana de la línea base ambiental de nuestro proyecto puerto de gran escala, diez años antes, de cara a la comunidad para explicarles el tipo de mediciones que estamos haciendo, el tipo de preguntas que queremos desarrollar con la comunidad, el tipo de encuestas que se les hace, porque estos proyectos son distintos que hace diez años atrás y distintos a los de hace cien años atrás. Por lo tanto, no hay un día que perder, estamos con una agenda sin holgura, la evaluación ambiental y el paso por el Tribunal de la Libre Competencia   son dos ámbitos que no dependen de las empresas, no dependen de los interesados en postular a las concesiones, sino que dependen de la gente y hay que estar de cara a la gente”, manifestó.

Complementareidad

A pesar de las diferencias y de la lógica de competencia que se da por Ley entre los puertos de Valparaíso y San Antonio, Aldo Signorelli manifestó  existe un trabajo conjunto con la portuaria de la capital regional porteña, a fin de compartir criterios que faciliten la atención que se da a los clientes. 

“Estamos trabajando en conjunto, porque compartimos los clientes y a los clientes les interesa que les facilitemos las condiciones. Ya se ha visto en otras comunidades hermanas como; por ejemplo, Valencia y Barcelona que los propios clientes forzaron que existieran niveles de coordinación que son imprescindibles. Es un tema de sentido común, somos empresas del Estado que nos preocupamos por los clientes”, explicó.