http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado2.jpg

 
 
http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado.jpg

Eduardo Araya: “La Ley Larga debe comenzar con un Ministerio de Puertos”

eduardo araya

Eduardo Araya es presidente de Fesiport, uno de los mayores sindicatos de trabajadores portuarios de San Antonio.

A pocos días de llevarse a cabo la segunda conmemoración oficial del Día del Trabajador Portuario (22 de septiembre), consagrado con la promulgación de la Ley Corta de Puertos, Eduardo Araya, presidente de la Fesiport de San Antonio, realizó un balance de lo que ha sido el último año a partir de la entrada en vigencia de dicho cuerpo legal. A la vez, proyectó que la llamada Ley Larga debe iniciarse con un Ministerio de Puertos, ya que -a su juicio- “el país lo necesita”. 

Araya, en conversación con PortalPortuario.cl y EOTV, también se refirió al momento que viven los trabajadores y las empresas del sector que han tomado la senda del diálogo, dotando a este puerto de una inédita “paz social” que, de seguro, contribuirá a un mayor entendimiento, progreso y desarrollo del principal complejo portuario del país.

Dentro de poco se conmemora el  Día del Trabajador Portuario ¿Qué harán para esa fecha?

La conmemoración del Puerto de San Antonio o de todo Chile será con algún acto y lo más importante es que ese día no vamos a trabajar, vamos a tener reflexión y vamos a prepararnos en esta lucha del trabajo para entregar lo mejor día a día. Ese día debe ser respetado y nosotros celebrarlo para que recordemos a nuestros compañeros.

¿Por qué es tan importante esta fecha para ustedes?

Esa fecha es tan importante, porque se recuerda a las personas que cayeron en el 73, que eran personas comunes y corrientes, eran trabajadores y ningún delincuente ni asesino y de ahí nace el día del trabajador portuario, a parte que con la tecnología con la que se trabaja en los puertos en una labor de alto riesgo hemos tenido compañeros que han caido, por lo que conmemorar el día del Trabajador Portuario es básicamente tener un poco de tristeza y un poco de alegría, hacer entender que es un trabajo de riesgo, del que hay que preocuparse mucho, pero también ser orgulloso, porque por los puertos pasa la economía del país. 

El Día del Trabajador Portuario se consagró con la Ley Corta de Puertos que surgió de las movilizaciones de 2013-2014, pero ese clima de protesta cambió y se nota ¿A qué se debe?

 Por muchos años, tuvimos una serie de eventos que fueron bastante incómodos para todos los portuarios y las empresas, pero hoy estamos viendo que hay un giro, unas ganas de conversar, de sentarnos y también hay un giro de los dirigentes que tienen ganas de hacer cosas importantes como para los trabajadores para San Antonio, cosas importantes para empresas y eso es bueno. Eso marca un antes y un después de todo lo que hemos vivido.

¿Cuándo comienza a gestarse este cambio?

Lo que pasa es que las deudas históricas las pasamos. Creemos que tenemos mucho que hacer, tenemos una ley larga que hay que proyectarse para eso, que no es una cosa fácil, no es una cosa simple ni que se haga de un día para otro y estamos abocados a eso, a la seguridad en los puertos y el antes y el después es, yo creo, porque las empresas quisieron conversar, quisieron sentarse a la mesa y también -debo decirlo- los dirigentes también se quieren sentar a la mesa, porque están velando por todas las necesidades que tienen sus compañeros.

Recientemente ustedes tuvieron un acercamiento con el Grupo Luksic a través de Saam ¿Qué nos puede decir al respecto?

Esa situación nos pegó fuerte. A mí como dirigente me dejó descolocado, porque cuando llega el Grupo Saam, con sus asesores, con sus directorio, era como no creer, era como entrar en el país de las maravillas en lo que nosotros hacemos. Como que no nos entendíamos y todavía no lo asimilamos bien, pero creo que eso es lo que tienen que hacer las empresas que es entender que el sistema cambió, ese sistema rudo en que se golpeaba a los trabajadores. Por eso, los empresarios -en término general- y no solo los que estan trabajando con nosotros deben adoptar esa medida con los trabajadores.

¿Cómo o en qué se va a materializar este acercamiento?

Felicitando a Saam por lo que está haciendo con nosotros… La verdad es que todavía no hemos puesto, a lo mejor, la primera piedra, pero sí nosotros tenemos ganas de hacer muchas cosas por nuestros compañeros, de preocuparnos día a día más de la seguridad y si Saam está dispuesto, nosotros también estamos dispuestos. Eso no significa, y lo digo de verdad, que la única herramienta que tenemos para que el mundo empresarial nos escuche, que son las movilizaciones, se dejen de hacer. Yo creo que no debieran seguirse haciendo, que es diferente, pero la intención que hay por lo menos de Saam es que vamos a caminar y vamos a hacer cosas importantes para el puerto y para el país.

¿Pueden estar tranquilos los exportadores?

No me gusta jugar con algo que no domino al 100%, porque aquí en San Antonio no es Eduardo Araya no más, sino que hay otros dirigentes, pero lo que sí debo decir es que los dirigentes tienen ganas, están trabajando, están sentados en la mesa, las empresas están colocando herramientas para eso y puedo nombrar a la empresa portuaria (EPSA), a STI, Puerto Panul, Puerto Central, que están con ganas de trabajar con sus dirigentes, con sus trabajadores y mientras eso esté pasando deben estar totalmente tranquilos. 

Su padre fue agricultor ¿Qué pasó con usted al participar de un movimiento que bloqueó las exportaciones de agricultores?

Mi padre era agricultor y mi padre llegó al puerto, porque la agricultura en un momento pasó por malas situaciones. Lo que puedo decir como dirigente, como portuario, es que no ha pasado por nuestras filas el deseo de dañar a nadie. Todo lo que pasó, es muy lamentable, lo hemos lamentado siempre y yo como dirigente e hijo de un agricultor lo he lamentado más que otros, pero en esos momentos la necesidad que tenían los trabajadores portuarios de que no fuera tan precario nos llevó a esto, creo que si nosotros hicimos un daño, aquí hay hartos actores como el Gobierno. Aquí hay todo un conjunto que debe sentirse culpable con lo que pasó con la gente de la fruta, no es una alegría para nosotros dañar a nadie, porque defendíamos un derecho de los trabajadores portuarios.

Derechos que se verán mejor resguardados con la Ley Larga ¿En qué va eso?

Con todo lo que estamos haciendo, que no hemos terminado con la Ley Corta y el pago de ese beneficio,  estamos trabajando en paralelo, muy lentamente, pero vamos para allá y tenemos que llegar a construir como va a ser la Ley Larga que debió haber empezado independiente que se vayan delinenando muchas cosas, debe empezar con un Ministerio de Puertos, porque el país lo necesita.

¿En qué sentido?

El país necesita un Ministerio de Puertos, porque hay muchas necesidades en los puertos, están muy desordenados, hay diez ministerios metidos en los puertos, nadie sabe a qué lugar llegar con respecto a los puertos y el Gobierno debe empezar por ahí y desde ahí empezar a construir muchas cosas por las necesidades que tienen los puertos en términos generalizados y los trabajadores portuarios.

Sigue pendiente la definición del Puerto de Gran Escala ¿Qué piensa al respecto?

Hay un estudio respecto del Puerto de Gran Escala o megapuerto que está, básicamente, radicado en San Antonio, porque es el único puerto que tiene ese estudio y mirado desde el punto de vista de los trabajadores nos encantaría que estuviera acá en San Antonio, pero en esto hay que ser un poco inteligente y darse cuenta que el único puerto que tiene esta condición es San Antonio por su geografía y condiciones que tiene. Entonces aquí hay una pelea política que es cruel, porque la política es cruel. El país necesita los puertos, nosotros tenemos un puerto que entre comillas podemos nombrarlo de enemigo que es el puerto de Perú, de Callao y de eso tenemos que preocuparnos, no si es Valparaíso o San Antonio, eso es una tontera, porque los dos puertos son de Chile… Si es acá bien, si es allá bien también, pero no hay que trancar el progreso de los puertos, porque haya más votos en Valparaíso, lo encuentro estúpido.

Y si es en los dos, tanto mejor ¿o no?

Por su puesto, si siendo en Chile está todo bien si aquí el trabajo de los puertos sigue en aumento y el que tenga mejores condiciones de una u otra manera va a despegar más rápido que el otro.

 

 

 

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/banner-aapa-74.jpg

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/banner_1.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/epi_nov-1.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/BANNER-ANTOFAGASTA.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/banner-Puerto-VENTANAS.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/TCVAL.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/banner-puerto-arica2.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/03/Banner-248x70.png

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/02/CocinamarBanner1-1.png

Eduardo Araya: “La Ley Larga debe comenzar con un Ministerio de Puertos”

eduardo araya

Eduardo Araya es presidente de Fesiport, uno de los mayores sindicatos de trabajadores portuarios de San Antonio.

A pocos días de llevarse a cabo la segunda conmemoración oficial del Día del Trabajador Portuario (22 de septiembre), consagrado con la promulgación de la Ley Corta de Puertos, Eduardo Araya, presidente de la Fesiport de San Antonio, realizó un balance de lo que ha sido el último año a partir de la entrada en vigencia de dicho cuerpo legal. A la vez, proyectó que la llamada Ley Larga debe iniciarse con un Ministerio de Puertos, ya que -a su juicio- “el país lo necesita”. 

Araya, en conversación con PortalPortuario.cl y EOTV, también se refirió al momento que viven los trabajadores y las empresas del sector que han tomado la senda del diálogo, dotando a este puerto de una inédita “paz social” que, de seguro, contribuirá a un mayor entendimiento, progreso y desarrollo del principal complejo portuario del país.

Dentro de poco se conmemora el  Día del Trabajador Portuario ¿Qué harán para esa fecha?

La conmemoración del Puerto de San Antonio o de todo Chile será con algún acto y lo más importante es que ese día no vamos a trabajar, vamos a tener reflexión y vamos a prepararnos en esta lucha del trabajo para entregar lo mejor día a día. Ese día debe ser respetado y nosotros celebrarlo para que recordemos a nuestros compañeros.

¿Por qué es tan importante esta fecha para ustedes?

Esa fecha es tan importante, porque se recuerda a las personas que cayeron en el 73, que eran personas comunes y corrientes, eran trabajadores y ningún delincuente ni asesino y de ahí nace el día del trabajador portuario, a parte que con la tecnología con la que se trabaja en los puertos en una labor de alto riesgo hemos tenido compañeros que han caido, por lo que conmemorar el día del Trabajador Portuario es básicamente tener un poco de tristeza y un poco de alegría, hacer entender que es un trabajo de riesgo, del que hay que preocuparse mucho, pero también ser orgulloso, porque por los puertos pasa la economía del país. 

El Día del Trabajador Portuario se consagró con la Ley Corta de Puertos que surgió de las movilizaciones de 2013-2014, pero ese clima de protesta cambió y se nota ¿A qué se debe?

 Por muchos años, tuvimos una serie de eventos que fueron bastante incómodos para todos los portuarios y las empresas, pero hoy estamos viendo que hay un giro, unas ganas de conversar, de sentarnos y también hay un giro de los dirigentes que tienen ganas de hacer cosas importantes como para los trabajadores para San Antonio, cosas importantes para empresas y eso es bueno. Eso marca un antes y un después de todo lo que hemos vivido.

¿Cuándo comienza a gestarse este cambio?

Lo que pasa es que las deudas históricas las pasamos. Creemos que tenemos mucho que hacer, tenemos una ley larga que hay que proyectarse para eso, que no es una cosa fácil, no es una cosa simple ni que se haga de un día para otro y estamos abocados a eso, a la seguridad en los puertos y el antes y el después es, yo creo, porque las empresas quisieron conversar, quisieron sentarse a la mesa y también -debo decirlo- los dirigentes también se quieren sentar a la mesa, porque están velando por todas las necesidades que tienen sus compañeros.

Recientemente ustedes tuvieron un acercamiento con el Grupo Luksic a través de Saam ¿Qué nos puede decir al respecto?

Esa situación nos pegó fuerte. A mí como dirigente me dejó descolocado, porque cuando llega el Grupo Saam, con sus asesores, con sus directorio, era como no creer, era como entrar en el país de las maravillas en lo que nosotros hacemos. Como que no nos entendíamos y todavía no lo asimilamos bien, pero creo que eso es lo que tienen que hacer las empresas que es entender que el sistema cambió, ese sistema rudo en que se golpeaba a los trabajadores. Por eso, los empresarios -en término general- y no solo los que estan trabajando con nosotros deben adoptar esa medida con los trabajadores.

¿Cómo o en qué se va a materializar este acercamiento?

Felicitando a Saam por lo que está haciendo con nosotros… La verdad es que todavía no hemos puesto, a lo mejor, la primera piedra, pero sí nosotros tenemos ganas de hacer muchas cosas por nuestros compañeros, de preocuparnos día a día más de la seguridad y si Saam está dispuesto, nosotros también estamos dispuestos. Eso no significa, y lo digo de verdad, que la única herramienta que tenemos para que el mundo empresarial nos escuche, que son las movilizaciones, se dejen de hacer. Yo creo que no debieran seguirse haciendo, que es diferente, pero la intención que hay por lo menos de Saam es que vamos a caminar y vamos a hacer cosas importantes para el puerto y para el país.

¿Pueden estar tranquilos los exportadores?

No me gusta jugar con algo que no domino al 100%, porque aquí en San Antonio no es Eduardo Araya no más, sino que hay otros dirigentes, pero lo que sí debo decir es que los dirigentes tienen ganas, están trabajando, están sentados en la mesa, las empresas están colocando herramientas para eso y puedo nombrar a la empresa portuaria (EPSA), a STI, Puerto Panul, Puerto Central, que están con ganas de trabajar con sus dirigentes, con sus trabajadores y mientras eso esté pasando deben estar totalmente tranquilos. 

Su padre fue agricultor ¿Qué pasó con usted al participar de un movimiento que bloqueó las exportaciones de agricultores?

Mi padre era agricultor y mi padre llegó al puerto, porque la agricultura en un momento pasó por malas situaciones. Lo que puedo decir como dirigente, como portuario, es que no ha pasado por nuestras filas el deseo de dañar a nadie. Todo lo que pasó, es muy lamentable, lo hemos lamentado siempre y yo como dirigente e hijo de un agricultor lo he lamentado más que otros, pero en esos momentos la necesidad que tenían los trabajadores portuarios de que no fuera tan precario nos llevó a esto, creo que si nosotros hicimos un daño, aquí hay hartos actores como el Gobierno. Aquí hay todo un conjunto que debe sentirse culpable con lo que pasó con la gente de la fruta, no es una alegría para nosotros dañar a nadie, porque defendíamos un derecho de los trabajadores portuarios.

Derechos que se verán mejor resguardados con la Ley Larga ¿En qué va eso?

Con todo lo que estamos haciendo, que no hemos terminado con la Ley Corta y el pago de ese beneficio,  estamos trabajando en paralelo, muy lentamente, pero vamos para allá y tenemos que llegar a construir como va a ser la Ley Larga que debió haber empezado independiente que se vayan delinenando muchas cosas, debe empezar con un Ministerio de Puertos, porque el país lo necesita.

¿En qué sentido?

El país necesita un Ministerio de Puertos, porque hay muchas necesidades en los puertos, están muy desordenados, hay diez ministerios metidos en los puertos, nadie sabe a qué lugar llegar con respecto a los puertos y el Gobierno debe empezar por ahí y desde ahí empezar a construir muchas cosas por las necesidades que tienen los puertos en términos generalizados y los trabajadores portuarios.

Sigue pendiente la definición del Puerto de Gran Escala ¿Qué piensa al respecto?

Hay un estudio respecto del Puerto de Gran Escala o megapuerto que está, básicamente, radicado en San Antonio, porque es el único puerto que tiene ese estudio y mirado desde el punto de vista de los trabajadores nos encantaría que estuviera acá en San Antonio, pero en esto hay que ser un poco inteligente y darse cuenta que el único puerto que tiene esta condición es San Antonio por su geografía y condiciones que tiene. Entonces aquí hay una pelea política que es cruel, porque la política es cruel. El país necesita los puertos, nosotros tenemos un puerto que entre comillas podemos nombrarlo de enemigo que es el puerto de Perú, de Callao y de eso tenemos que preocuparnos, no si es Valparaíso o San Antonio, eso es una tontera, porque los dos puertos son de Chile… Si es acá bien, si es allá bien también, pero no hay que trancar el progreso de los puertos, porque haya más votos en Valparaíso, lo encuentro estúpido.

Y si es en los dos, tanto mejor ¿o no?

Por su puesto, si siendo en Chile está todo bien si aquí el trabajo de los puertos sigue en aumento y el que tenga mejores condiciones de una u otra manera va a despegar más rápido que el otro.