http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado2.jpg

 
 
http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado.jpg

Escuelas de Valparaíso y Alianza Puerto Ciudad se comprometen con el cuidado del Medioambiente

1 (2)En el Salón de Honor de la Municipalidad de Valparaíso se hizo oficial el compromiso de diversas escuelas de la Cormuval a tener conciencia con el medioambiente en la comuna, firmando para ello un documento en el que adscribieron una serie de hábitos sostenibles y de cuidado con el entorno. Esto en el marco del cierre del programa “Polo Verde Educativo”, impulsado por la Alianza Puerto Ciudad, instancia que conforman Terminal Cerros de Valparaíso (TCVAL), Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) y la Ilustre Municipalidad de Valparaíso.

Este proyecto se ejecutó durante los últimos tres meses con la Escuela Montedónico E286 del Cerro Playa Ancha, la Escuela Juan Wacquez Mourfín F280 del Cerro Ramaditas, la Escuela República de Paraguay del Cerro Placeres y el Jardín Infantil “Porteñitos por la Paz” del Cerro Alegre, perteneciente al Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ).

El programa fue desarrollado por la Fundación Mar de Chile y buscó contribuir en la enseñanza de materias medioambientales como es el cuidado de la flora y fauna marina y el desarrollo de conciencia ecológica en niños de educación básica de escuelas vulnerables de la ciudad de Valparaíso, principalmente acerca del impacto que genera la actividad humana en la naturaleza y lo necesario de la protección de los recursos costeros nacionales y regionales.

Su ejecución implicó seis clases prácticas en cada escuela, con la participación de 40 alumnos en cada una de estos talleres, exceptuando la Escuela Montedónico, donde se conformó un grupo mayor de casi 70 alumnos.

Cecilia Ramírez, encargada de Asuntos Comunitarios de TCVAL destacó que “nosotros, como concesionario de Puerto Valparaíso, somos el único puerto de Chile que en su contrato incluyó una cláusula para desarrollar proyectos sociales en la comuna de Valparaíso. En este caso, esta es una idea que tiene que ver con crear hábitos sustentables en los niños, con un trabajo directo con la Cormuval y lo que busca es generar un proyecto educativo con una implementación concreta. Estos son los tipos de proyectos y desafíos que nos gusta financiar, ya que nos generan absoluta certeza que son proyectos bien hechos, queridos por los niños y que sirven en cada una de las escuelas”.

Por su parte, Paula Bork, encargada de Comunidades de Puerto Valparaíso, destacó que “para las empresas portuarias de Chile, y en específico Puerto Valparaíso y TCVAL como concesionario, es muy importante el desarrollo del cuidado al medioambiente, entendiéndolo dentro de un concepto de sostenibilidad. Por ello, todo lo que signifique trabajar con la ciudad con el manejo de ecología, recursos marinos, flora y fauna, además de la medición de huella de carbono son temas que nos preocupan y también nos ocupan”.

Allan Youlton, gerente de la Fundación Mar de Chile explicó que el programa “se desarrolló durante este año en un programa que en la ejecución directa en sala clase tomó 4 meses, del orden de 64 horas lectivas, y lo que buscaba básicamente era mostrarle a los niños en forma lúdica, por qué hay que cuidar el ambiente marino, en qué incide el descuido y la contaminación en afectar este medioambiente que produce alimento, que es tremendamente necesario para la salud. El ecosistema que se produce en cada puerto obviamente está afectado por toda la actividad humana y lo que se le quiso mostrar a los niños es cómo podemos seguir desarrollando esta actividad pero sin afectar el ecosistema”.

En tanto, Cecilia Pinochet, directora del Área de Educación de la Cormuval, agradeció el apoyo brindado por esta mesa público privada del puerto señalando, que “me parece una excelente iniciativa. Nosotros como Cormuval, más que colaboradores, nos sentimos beneficiados. Como un país marítimo y fundamentalmente como habitantes de una ciudad puerto tenemos una tremenda responsabilidad, por eso que TCVAL, EPV y Mar de Chile colaboren con nosotros en este ámbito lo valoramos en su absoluta dimensión”.

Finalmente, Cristina Moraga, directora del jardín “Porteñitos por la Paz”, describió el detalle de los talleres realizados con los más pequeños. “Los niños realizaron una gran variedad de actividades, entre ellas el aprendizaje de canciones y cuentos, lo que es destacable porque nos apoyó dentro de nuestro proyecto de aula de una manera mucho más sustentable y firme con estas actividades que van asociadas. Todos estaban muy encantados, entusiasmados y se concentraban en las clases, lo que da indicios que estaban contentos e interesados con lo que estaban haciendo”.

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/banner-aapa-74.jpg

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/banner_1.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/epi_nov-1.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/BANNER-ANTOFAGASTA.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/banner-Puerto-VENTANAS.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/TCVAL.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/01/banner-puerto-arica2.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/03/Banner-248x70.png

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/02/CocinamarBanner1-1.png

Escuelas de Valparaíso y Alianza Puerto Ciudad se comprometen con el cuidado del Medioambiente

1 (2)En el Salón de Honor de la Municipalidad de Valparaíso se hizo oficial el compromiso de diversas escuelas de la Cormuval a tener conciencia con el medioambiente en la comuna, firmando para ello un documento en el que adscribieron una serie de hábitos sostenibles y de cuidado con el entorno. Esto en el marco del cierre del programa “Polo Verde Educativo”, impulsado por la Alianza Puerto Ciudad, instancia que conforman Terminal Cerros de Valparaíso (TCVAL), Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) y la Ilustre Municipalidad de Valparaíso.

Este proyecto se ejecutó durante los últimos tres meses con la Escuela Montedónico E286 del Cerro Playa Ancha, la Escuela Juan Wacquez Mourfín F280 del Cerro Ramaditas, la Escuela República de Paraguay del Cerro Placeres y el Jardín Infantil “Porteñitos por la Paz” del Cerro Alegre, perteneciente al Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ).

El programa fue desarrollado por la Fundación Mar de Chile y buscó contribuir en la enseñanza de materias medioambientales como es el cuidado de la flora y fauna marina y el desarrollo de conciencia ecológica en niños de educación básica de escuelas vulnerables de la ciudad de Valparaíso, principalmente acerca del impacto que genera la actividad humana en la naturaleza y lo necesario de la protección de los recursos costeros nacionales y regionales.

Su ejecución implicó seis clases prácticas en cada escuela, con la participación de 40 alumnos en cada una de estos talleres, exceptuando la Escuela Montedónico, donde se conformó un grupo mayor de casi 70 alumnos.

Cecilia Ramírez, encargada de Asuntos Comunitarios de TCVAL destacó que “nosotros, como concesionario de Puerto Valparaíso, somos el único puerto de Chile que en su contrato incluyó una cláusula para desarrollar proyectos sociales en la comuna de Valparaíso. En este caso, esta es una idea que tiene que ver con crear hábitos sustentables en los niños, con un trabajo directo con la Cormuval y lo que busca es generar un proyecto educativo con una implementación concreta. Estos son los tipos de proyectos y desafíos que nos gusta financiar, ya que nos generan absoluta certeza que son proyectos bien hechos, queridos por los niños y que sirven en cada una de las escuelas”.

Por su parte, Paula Bork, encargada de Comunidades de Puerto Valparaíso, destacó que “para las empresas portuarias de Chile, y en específico Puerto Valparaíso y TCVAL como concesionario, es muy importante el desarrollo del cuidado al medioambiente, entendiéndolo dentro de un concepto de sostenibilidad. Por ello, todo lo que signifique trabajar con la ciudad con el manejo de ecología, recursos marinos, flora y fauna, además de la medición de huella de carbono son temas que nos preocupan y también nos ocupan”.

Allan Youlton, gerente de la Fundación Mar de Chile explicó que el programa “se desarrolló durante este año en un programa que en la ejecución directa en sala clase tomó 4 meses, del orden de 64 horas lectivas, y lo que buscaba básicamente era mostrarle a los niños en forma lúdica, por qué hay que cuidar el ambiente marino, en qué incide el descuido y la contaminación en afectar este medioambiente que produce alimento, que es tremendamente necesario para la salud. El ecosistema que se produce en cada puerto obviamente está afectado por toda la actividad humana y lo que se le quiso mostrar a los niños es cómo podemos seguir desarrollando esta actividad pero sin afectar el ecosistema”.

En tanto, Cecilia Pinochet, directora del Área de Educación de la Cormuval, agradeció el apoyo brindado por esta mesa público privada del puerto señalando, que “me parece una excelente iniciativa. Nosotros como Cormuval, más que colaboradores, nos sentimos beneficiados. Como un país marítimo y fundamentalmente como habitantes de una ciudad puerto tenemos una tremenda responsabilidad, por eso que TCVAL, EPV y Mar de Chile colaboren con nosotros en este ámbito lo valoramos en su absoluta dimensión”.

Finalmente, Cristina Moraga, directora del jardín “Porteñitos por la Paz”, describió el detalle de los talleres realizados con los más pequeños. “Los niños realizaron una gran variedad de actividades, entre ellas el aprendizaje de canciones y cuentos, lo que es destacable porque nos apoyó dentro de nuestro proyecto de aula de una manera mucho más sustentable y firme con estas actividades que van asociadas. Todos estaban muy encantados, entusiasmados y se concentraban en las clases, lo que da indicios que estaban contentos e interesados con lo que estaban haciendo”.