http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/12/logo-Portal-NEW9-01.png

Jóvenes emprendedores de Valparaíso crean simulador de grúas portuarias de clase mundial

Hace seis años, los integrantes de Yoy Simulators eran todavía estudiantes de la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM) y de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV). Por ese entonces, los jóvenes experimentaban con realidad virtual y presentaban -en una feria de la UTFSM- un producto enfocado a la publicidad que -según dicen- no les resultó… El “tropiezo”; no obstante, derivó en el desarrollo de una tecnología de clase mundial para la operación de grúas portuarias de forma simulada.

Con su centro de operaciones en una pequeña oficina de no más de 25 metros cuadrados, ubicada a escasos metros de la avenida Libertad en la comuna de Viña del Mar, los miembros de este equipo de profesionales trabajan metódicamente en la construcción de escenarios virtuales para el entrenamiento de personal.

“La evolución de nuestra empresa tuvo sus tropiezos, partimos con lo de la publicidad y hemos derivado a los simuladores. Nosotros nos reinventamos, conocíamos la tecnología y teníamos algún conocimiento de un mercado como el portuario y se decidió partir por los simuladores que están en boga, pero que no son lo suficientemente portables, por lo que detectamos esa necesidad que no estaba cubierta”, comenta Víctor Calderón, gerente comercial de Yoy.

Calderón hace hincapié en la portabilidad de su tecnología, ya que -a diferencia de otros equipos presentes en el mercado internacional- este es el único que se puede trasladar de un lado a otro, ya que su hardware pesa solo 16 kilos.

“Este es un casco pequeño que te permite estar adentro de una máquina a súper bajo costo. El hardware es pequeño, es una caja que pesa 16 kilo, viene con los controles de la máquina y el casco. Además el software, que es lo más importante para nosotros, permite tener el realismo suficiente para, por ejemplo, si intentas mover una carga que pesa cuatro toneladas y la máquina no aguanta ese peso, se te va a dar vuelta. Nosotros le damos mucho énfasis a eso, a las físicas que tiene, al nivel de gráficos para que lo sientas real y te puedas entrenar en él y cuando pases a la máquina de verdad no sientas mucha diferencia”, explica.

Los ingenieros de Yoy para construir este mundo ficcionado toman cuatro meses. En ese proceso, ellos estudian las características y especificaciones de la maquinaria para luego reconstruirla y ambientarla en 3D y después se llevan a cabo diversas pruebas y ensayos, además de consultas a instructores que han operado grúas en la vida real.

Cada simulador, además, cuenta con cinco niveles, tal como si se tratara de un videojuego. Así, una persona que nunca ha manejado una máquina portuaria puede iniciar su entrenamiento y una que ya sabe tiene la posibilidad de testear y evaluar sus destrezas. Esto también le sirve a las empresas para certificar las verdaderas capacidades de un trabajador sin necesidad de usar un equipo para esos fines.

“Los niveles de dificultad van hasta el nivel 4 o nivel 5, dependiendo del simulador, pero la idea es que una persona que no sabe nada pueda aprender en el simulador, mientras que en los niveles más altos eso para gente que sabe operar y, a lo mejor, quiere certificarse o probar su destreza o bien la misma empresa quiere saber si ese trabajador sabe lo que está haciendo”, señala Calderón.

El gerente comercial de Yoy cuenta que todavía no han desarrollado una modelación para grúas de pórtico, pero se encuentran estudiando los elementos que se requerirán para construir dicho simulador.

“Una grúa de pórtico representa un mayor nivel de dificultad, pero lo podemos hacer. Esa grúa tiene mucho movimiento, el container golpea mucho y las mismas mecánicas de la máquina hacen que sea más fuerte el movimiento y, tal vez, en ese caso no optaríamos por un sistema tan portable, sino que le pondríamos una plataforma de movimiento para que la persona sienta el tirón. Sabemos que esa máquina, que es gigante, tiene una complejidad ténica superior, pero nuestro equipo es capaz de asumir esos desafíos, porque cada proyecto nuevo se traduce en crecimiento para la empresa y para nosotros para lograr tener un producto de calidad mundial”, asevera.

Únicos en Chile

De momento, Yoy es la única empresa chilena y porteña que desarrolla sus propios software y hardware para simuladores para maquinaria portuaria y de otras faenas.

“Nosotros estudiamos acá, nos enamoramos de Valparaíso donde hemos pasado muchos años y creemos que este es un polo de desarrollo y Valparaíso tiene que potenciarse mucho más, porque tiene mucho que entregarse a sí mismo y al país. En nuestro caso, hemos tenido buen feedback de todas las empresas que hemos vendido y estamos contentos con eso, porque nos llama a seguir perfeccionando los simuladores que tenemos. Esta tecnología está a la par con otras que pueden costar hasta 600 millones de pesos y te lo entregamos en un sistema portable, lo que te permite trasladarlo con facilidad, en cambio todos los otros simuladores están hechos de manera tal que el más chico pesa dos toneladas y, con nosotros, solo basta tener un enchufe para montar el centro de capacitación donde sea”, profundiza.

Calderón, en ese sentido, apunta que los simuladores de Yoy -junto con ser más baratos y portables- permiten a las empresas reducir otros costos como; por ejemplo, enviar a sus trabajadores a capacitarse al extranjero o paralizar una grúa para efectuar prácticas.

El valor del dispositivo es de $5 millones, mientras que su software es de 12 millones a 15 millones de pesos. También existe la modalidad de arriendo que implica la compra del hardware y el pago del uso del programa por un precio que oscila entre los 14 mil y los 40 mil pesos por hora.

En la actualidad, Yoy tiene a disposición de sus clientes simuladores de grúas móviles, grúa horquilla y puente grúa. Además están trabajando en simulaciones para faenas mineras.

Motor gráfico

El mundo virtual de los simuladores de Yoy es construido totalmente por ellos. Así lo indica el ingeniero Sergio Silva, quien está a cargo del motor gráfico de los distintos productos de la empresa.

“Este entorno virtual corre en un motor que nosotros estamos desarrollando, no le tenemos que pagar licencias a nadie ni usamos tecnologías ajenas, porque la hemos desarrollado nosotros y, así, tenemos absoluto control de todos los aspectos de la simulación en cuanto a las físicas y su aspecto visual. Por eso, podemos construir cualquier cosa que el cliente nos diga, ya sea el escenario, modelo, máquina y específicaciones”, asegura.

“Para el cliente que nos pidió la grúa móvil nosotros vimos la hoja de datos, copiamos los valores, sus especificaciones y reprodujimos la fuerza, la masa, el tonelaje, los largos, los torques y los programamos dentro de nuestro motor, entonces la máquina se comporta de la manera real. Nosotros lo sabemos aún cuando no nos hemos subido nunca a una de estas máquina, pero sí gente que las ha operado nos dicen que se comporta de manera real. De hecho, puedes volcar la máquina, chocar la carga, dañarla, étc”, añade Silva.

Aporte a la sociedad

“Nosotros partimos con publicidad interactiva, pero no hubo mucho interés en el mercado y nos fuimos por esto que, además, creemos es un aporte a la sociedad, porque puede salvar vidas al eliminar riesgos y, además, eliminar costos, por lo que estamos bastante contentos y orgullosos de lo que estamos logrando, porque es un aporte a la industria, al crecimiento del país y a la zona donde hay pocas empresas que estén desarrollando tecnología de punta, por lo que podría decirse que somos pioneros”, subraya el joven ingeniero.

 

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2015/10/banner_1.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2015/09/Banner-EPV-224x114.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/11/epi_nov.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/08/BANNER-ANTOFAGASTA.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/10/banner-puerto-arica.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/11/unnamed-1.png

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2015/10/TCVAL.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/03/3_MODIFICADO.gif

http://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2016/02/CocinamarBanner1-1.png

Jóvenes emprendedores de Valparaíso crean simulador de grúas portuarias de clase mundial

Hace seis años, los integrantes de Yoy Simulators eran todavía estudiantes de la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM) y de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV). Por ese entonces, los jóvenes experimentaban con realidad virtual y presentaban -en una feria de la UTFSM- un producto enfocado a la publicidad que -según dicen- no les resultó… El “tropiezo”; no obstante, derivó en el desarrollo de una tecnología de clase mundial para la operación de grúas portuarias de forma simulada.

Con su centro de operaciones en una pequeña oficina de no más de 25 metros cuadrados, ubicada a escasos metros de la avenida Libertad en la comuna de Viña del Mar, los miembros de este equipo de profesionales trabajan metódicamente en la construcción de escenarios virtuales para el entrenamiento de personal.

“La evolución de nuestra empresa tuvo sus tropiezos, partimos con lo de la publicidad y hemos derivado a los simuladores. Nosotros nos reinventamos, conocíamos la tecnología y teníamos algún conocimiento de un mercado como el portuario y se decidió partir por los simuladores que están en boga, pero que no son lo suficientemente portables, por lo que detectamos esa necesidad que no estaba cubierta”, comenta Víctor Calderón, gerente comercial de Yoy.

Calderón hace hincapié en la portabilidad de su tecnología, ya que -a diferencia de otros equipos presentes en el mercado internacional- este es el único que se puede trasladar de un lado a otro, ya que su hardware pesa solo 16 kilos.

“Este es un casco pequeño que te permite estar adentro de una máquina a súper bajo costo. El hardware es pequeño, es una caja que pesa 16 kilo, viene con los controles de la máquina y el casco. Además el software, que es lo más importante para nosotros, permite tener el realismo suficiente para, por ejemplo, si intentas mover una carga que pesa cuatro toneladas y la máquina no aguanta ese peso, se te va a dar vuelta. Nosotros le damos mucho énfasis a eso, a las físicas que tiene, al nivel de gráficos para que lo sientas real y te puedas entrenar en él y cuando pases a la máquina de verdad no sientas mucha diferencia”, explica.

Los ingenieros de Yoy para construir este mundo ficcionado toman cuatro meses. En ese proceso, ellos estudian las características y especificaciones de la maquinaria para luego reconstruirla y ambientarla en 3D y después se llevan a cabo diversas pruebas y ensayos, además de consultas a instructores que han operado grúas en la vida real.

Cada simulador, además, cuenta con cinco niveles, tal como si se tratara de un videojuego. Así, una persona que nunca ha manejado una máquina portuaria puede iniciar su entrenamiento y una que ya sabe tiene la posibilidad de testear y evaluar sus destrezas. Esto también le sirve a las empresas para certificar las verdaderas capacidades de un trabajador sin necesidad de usar un equipo para esos fines.

“Los niveles de dificultad van hasta el nivel 4 o nivel 5, dependiendo del simulador, pero la idea es que una persona que no sabe nada pueda aprender en el simulador, mientras que en los niveles más altos eso para gente que sabe operar y, a lo mejor, quiere certificarse o probar su destreza o bien la misma empresa quiere saber si ese trabajador sabe lo que está haciendo”, señala Calderón.

El gerente comercial de Yoy cuenta que todavía no han desarrollado una modelación para grúas de pórtico, pero se encuentran estudiando los elementos que se requerirán para construir dicho simulador.

“Una grúa de pórtico representa un mayor nivel de dificultad, pero lo podemos hacer. Esa grúa tiene mucho movimiento, el container golpea mucho y las mismas mecánicas de la máquina hacen que sea más fuerte el movimiento y, tal vez, en ese caso no optaríamos por un sistema tan portable, sino que le pondríamos una plataforma de movimiento para que la persona sienta el tirón. Sabemos que esa máquina, que es gigante, tiene una complejidad ténica superior, pero nuestro equipo es capaz de asumir esos desafíos, porque cada proyecto nuevo se traduce en crecimiento para la empresa y para nosotros para lograr tener un producto de calidad mundial”, asevera.

Únicos en Chile

De momento, Yoy es la única empresa chilena y porteña que desarrolla sus propios software y hardware para simuladores para maquinaria portuaria y de otras faenas.

“Nosotros estudiamos acá, nos enamoramos de Valparaíso donde hemos pasado muchos años y creemos que este es un polo de desarrollo y Valparaíso tiene que potenciarse mucho más, porque tiene mucho que entregarse a sí mismo y al país. En nuestro caso, hemos tenido buen feedback de todas las empresas que hemos vendido y estamos contentos con eso, porque nos llama a seguir perfeccionando los simuladores que tenemos. Esta tecnología está a la par con otras que pueden costar hasta 600 millones de pesos y te lo entregamos en un sistema portable, lo que te permite trasladarlo con facilidad, en cambio todos los otros simuladores están hechos de manera tal que el más chico pesa dos toneladas y, con nosotros, solo basta tener un enchufe para montar el centro de capacitación donde sea”, profundiza.

Calderón, en ese sentido, apunta que los simuladores de Yoy -junto con ser más baratos y portables- permiten a las empresas reducir otros costos como; por ejemplo, enviar a sus trabajadores a capacitarse al extranjero o paralizar una grúa para efectuar prácticas.

El valor del dispositivo es de $5 millones, mientras que su software es de 12 millones a 15 millones de pesos. También existe la modalidad de arriendo que implica la compra del hardware y el pago del uso del programa por un precio que oscila entre los 14 mil y los 40 mil pesos por hora.

En la actualidad, Yoy tiene a disposición de sus clientes simuladores de grúas móviles, grúa horquilla y puente grúa. Además están trabajando en simulaciones para faenas mineras.

Motor gráfico

El mundo virtual de los simuladores de Yoy es construido totalmente por ellos. Así lo indica el ingeniero Sergio Silva, quien está a cargo del motor gráfico de los distintos productos de la empresa.

“Este entorno virtual corre en un motor que nosotros estamos desarrollando, no le tenemos que pagar licencias a nadie ni usamos tecnologías ajenas, porque la hemos desarrollado nosotros y, así, tenemos absoluto control de todos los aspectos de la simulación en cuanto a las físicas y su aspecto visual. Por eso, podemos construir cualquier cosa que el cliente nos diga, ya sea el escenario, modelo, máquina y específicaciones”, asegura.

“Para el cliente que nos pidió la grúa móvil nosotros vimos la hoja de datos, copiamos los valores, sus especificaciones y reprodujimos la fuerza, la masa, el tonelaje, los largos, los torques y los programamos dentro de nuestro motor, entonces la máquina se comporta de la manera real. Nosotros lo sabemos aún cuando no nos hemos subido nunca a una de estas máquina, pero sí gente que las ha operado nos dicen que se comporta de manera real. De hecho, puedes volcar la máquina, chocar la carga, dañarla, étc”, añade Silva.

Aporte a la sociedad

“Nosotros partimos con publicidad interactiva, pero no hubo mucho interés en el mercado y nos fuimos por esto que, además, creemos es un aporte a la sociedad, porque puede salvar vidas al eliminar riesgos y, además, eliminar costos, por lo que estamos bastante contentos y orgullosos de lo que estamos logrando, porque es un aporte a la industria, al crecimiento del país y a la zona donde hay pocas empresas que estén desarrollando tecnología de punta, por lo que podría decirse que somos pioneros”, subraya el joven ingeniero.