K-Line multada con USD 23,5 millones por colusión en Australia ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La naviera japonesa Kawasaki Kisen Kaisha Ltd (K-Line) fue condenada por colusión, por lo que el Tribunal Federal de Australia le ordenó pagar una multa de USD 23,5 millones.

Y es que la Justicia determinó que K-Line fue parte de un cartel junto a otras compañías navieras para fijar precios en el transporte de automóviles, camiones y autobuses entre 2009 y 2012, Comisión Australiana de Competencia y Consumidor (ACC).

El organismo gubernamental recalcó que la multa a la empresa nipona es la multa penal más grande jamás impuesta bajo la Ley de Competencia y Consumo.

K-Line se declaró culpable el 5 de abril de 2018, luego de una investigación penal por parte de la ACCC y la presentación de cargos por parte del Director de la Fiscalía del Estado (CDPP).

La ACCC detalló que el cartel se inicio al menos desde febrero de 1997 e impactó los precios de transporte de automóviles, camiones y autobuses a Australia desde los Estados Unidos, Asia y varios países europeos.

“Acogemos con beneplácito la decisión del Tribunal y la importante penalidad impuesta a K-Line. La conducta del cártel, como la de K-Line, no solo engaña a los consumidores y otras empresas a través de precios y costos inflados, sino que también restringe el crecimiento económico saludable y desalienta la innovación”, dijo el presidente de ACCC, Rod Sims.

“Esta decisión es una advertencia seria para las empresas y disuadirá a otros que buscan unirse o comenzar un cartel. Las empresas deben saber que participar en la conducta del cártel dará lugar al escrutinio de ACCC y tendrá consecuencias potencialmente muy graves “, agregó.

La conducta de K-Line se castigaba con una multa máxima, basada en el 10% de la facturación anual relacionada con las actividades comerciales australianas en los 12 meses anteriores al comienzo del delito.

Sin embargo, el Tribunal Federal le descontó el 28% tras declararse culpable y su cooperación en la investigación.

Así, K-Line se suma a Nippon Yusen Kabushiki Kaisha (NYK) la cual fue condenada en agosto de 2017, a pagar una multa de USD 17 millones.


Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias