141 buques esperan en el fondeadero compartido entre puertos de Shanghai y Ningbo Zhoushan ¿Encontraste un error? Avísanos


Al completarse el séptimo día del cierre parcial del Puerto de Ningbo Zhoushan, 141 buques se encuentran a la gira en el fondeadero compartido entre ese complejo y el de Shanghai.

La situación, según un reporte de Bloomberg, ha incrementado la congestión debido a los desvíos de naves desde el Puerto de Ningbo Zhoushan que cerró – el pasado 11 de agosto yb hasta nuevo aviso- uno de sus terminales al detectarse a un trabajador portuario contagiado con Covid-19.

En las cercanías de Shanghai y en Hong Kong, la congestión está aumentando una vez más después de disminuir debido a la reapertura del Puerto de Yantian en Shenzhen que cerró en mayo por un brote separado. La cantidad de portacontenedores anclados frente a Xiamen en la costa sureste de China aumentó de 6 a 24 a principios de mes, según datos compilados por Bloomberg.

Las compañías navieras más grandes del mundo, incluidas AP Moller-Maersk  y CMA CGM, han anunciado la omisión de sus recaladas en el Puerto de Ningbo después del cierre, según Simon Heaney, gerente senior de investigación de contenedores de Drewry Shipping Consultants Ltd.

Las empresas, de acuerdo a Heaney, prefieren desviar los envíos a otros puertos. en lugar de esperar fuera de Ningbo durante un período de tiempo desconocido mientras continúa el brote de Covid-19.

Sin embargo, algunos otros barcos están dispuestos a esperar. De hecho, este martes se contabilizaban 141 barcos en un fondeadero compartido para los Puertos de Shanghai y Ningbo, 60 más que el número medio de abril a agosto.

“Escuchamos que la acumulación de pedidos está aumentando y la congestión está empeorando”, dijo Dawn Tiura, CEO de la asociación de la industria logística Sourcing Industry Group.

“La interrupción en los puertos está absolutamente relacionada. Si está comprando bienes que se originan o se mueven a través de China, necesita aumentar los plazos de entrega o encontrar otra fuente de suministro”, añadió.

La industria del transporte marítimo se ha visto afectada por interrupciones este año que han creado retrasos en las cadenas de transporte mundiales y han llevado las tarifas de flete a niveles récord.

Los incidentes van desde el mega buque, Ever Given,  atrapado en el Canal de Suez en marzo hasta brotes de virus en el sudeste asiático y China que reducen la productividad en los puertos.

La acumulación se ha extendido a través del Océano Pacífico hasta el puerto de Long Beach en Los Ángeles, donde más de 30 barcos estaban esperando para llegar al puerto para descargar, según muestran los datos de Bloomberg. En otras partes del sudeste asiático, los barcos anclados frente a los dos puertos más grandes de Vietnam aumentaron a seis por encima de la mediana.

“La mayoría de los puertos ya están experimentando congestión o retrasos, por lo que cualquier volumen adicional y sin atender aumentará la presión”, dijo Heaney de Drewry


 

Compartir



ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias