7 millones de toneladas de granos bolivianos y paraguayos usan hidrovía para llegar a destino ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl


Terminal 6, Rosario. Img. Cámara Puertos.

Un reciente estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) mostró que 7 millones de toneladas de granos bolivianos y paraguayos usan la hidrovía Paraguay-Paraná para llegar a mercados internacionales.

La carga, de acuerdo al análisis, utiliza mayoritariamente los terminales portuarios del Gran Rosario; en Argentina, y el Puerto de Nueva Palmira, en Uruguay. Ese país podría, además, sumar a Montevideo. 

De acuerdo a la información suministrada por el Instituto Nacional de Logística de Uruguay (Inalog), en el año 2016 habría bajado de estas naciones  a Nueva Palmira en Uruguay cerca de 2,8 millones de toneladas de granos y subproductos.

La mercadería bajó en barcazas para su posterior trasbordo a buques de ultramar y despacho final al exterior. Se trata de mercadería en tránsito al exterior, exportada finalmente por Paraguay y Bolivia (ínfimamente por Brasil). El principal producto transportado fue poroto de soja con casi 1,7 millones de toneladas. El segundo lugar le correspondió a la harina/pellets de soja con casi 722.000 toneladas y tercero maíz con 294.000 toneladas.

De acuerdo a lo señalado por la BCR en base a informantes calificados uruguayos, la operatoria del granel en Uruguay tiene como particularidad que todos los granos y subproductos que bajan por la hidrovía desde Paraguay y Bolivia a ese país son embarcados en buques de ultramar desde Nueva Palmira.

Nueva Palmira, Img: Radiorural.uy

Asimismo, el resto de los puertos uruguayos y, en especial Montevideo, no transbordaron granos y subproductos paraguayos y bolivianos en el 2016 ni en años anteriores. Esta situación tendería a modificarse en el futuro con la aparición del Terminal de Graneles TGM en el Puerto de Montevideo. Este operador empezaría a recibir mercadería por barcazas desde Paraguay, Bolivia y Brasil; la cual sería cargada en buques panamax y postpanamax.

Por otro lado, en Uruguay, los grandes operadores del negocio granario (Cargill, Bunge, Cofco, Dreyfus, ADM, etc.) no tienen terminales portuarias propias como sí sucede en Argentina y, específicamente, en el Gran Rosario y Bahía Blanca. Esto tiene que ver con el bajo volumen de producción local que tiene Uruguay en materia del granel limpio para consumo humano y animal.

Argentina, por su parte, produce anualmente 56/60 millones de toneladas de soja, mientras que su vecino apenas 2,2 millones.

A su vez, en los campos argentinos se cosecha cerca de 38 millones de toneladas de maíz y en los uruguayos solo  500.000 toneladas de este cereal. Esa diferencia de tamaño ha influido para que las grandes firmas mundiales del negocio granelero decidieran no tener un puerto propio en Uruguay.

Además, tanto para la exportación de granos uruguayos como para el trasbordo de barcaza a buques (de mercadería boliviana y paraguaya), las grandes firmas (Cargill, Bunge, Cofco, Dreyfus, etc.) utilizan los servicios portuarios de las empresas locales de ese país.

Puertos del Gran Rosario

La BCR, en su informe, menciona que la  decisión del Gobierno Nacional argentino a cargo del presidente Mauricio Macri de volver a autorizar la importación temporaria de soja de Paraguay y Bolivia, podría llegar a impactar negativamente sobre el volumen de trasbordos de soja y maíz al nodo portuario de Nueva Palmira a favor de los puertos rosarinos. La medida, de hecho, tuvo un efecto inmediato, ya que  el 2016 vemos que habría llegado al Gran Rosario cerca de 852.000 toneladas de soja de Bolivia, Paraguay y Uruguay bajo el régimen de admisión temporaria para ser molidas en dicho complejo industrial.

Bunge Argentina, Img. Cámara Puertos.

A su vez, en dicho periodo, se evidenció un  hecho llamativo a la luz de que  más de 125 mil toneladas de soja uruguaya (con problemas de calidad por las lluvias de abril del 2016) llegaron al Gran Rosario para ser molidas y convertidas luego en harina y aceite. La calidad de ese poroto era baja y no podía ser exportada directamente desde Uruguay como grano sin sufrir una importante penalidad en su precio. Por eso fue más conveniente traerla a Rosario a moler que exportarla desde Uruguay.

En 2016, por otro lado, de acuerdo a la información suministrada por el Ministerio de Agroindustria del Gobierno Nacional argentino, llegaron a los puertos del Gran Rosario 3.364.000 toneladas de granos en calidad de “mercadería en tránsito al exterior”.

Estos productos bajaron en barcazas al Gran Rosario para su posterior trasbordo a buques de ultramar y despacho final a los mercados internacionales, siendo su origen el Paraguay y Bolivia.

El principal producto transportado (como mercadería en tránsito al exterior) que llegó al Gran Rosario fue harina de soja de Paraguay con 1.301.000 toneladas. En segundo lugar, poroto de soja de Paraguay con 767.000 toneladas y tercero aceite de soja paraguayo con 590 mil toneladas.

Volúmenes

 Desde los Puertos del Gran Rosario, ubicados en la Franja del Río Paraná -desde la localidad de Timbués hasta Arroyo Seco (aprox. 70 Km. de costa)- se despachó en el 2016 el 78% de las exportaciones argentinas de Aceites, granos y subproductos.

En el 2016 de 86 millones de toneladas exportadas por Argentina  de granos, aceites y subproductos se embarcaron desde el Gran Rosario aproximadamente 67 millones de toneladas.

De esta forma, los Puertos del Gran Rosario despacharon el 63,2% de los granos argentinos, el 96,2% de las harinas/pellets y el 97,3% de los aceites vegetales. ?