8.500 vehículos nuevos permanecen detenidos en patios de Puerto Central

IMG_6309A 19 días del paro que llevan adelante los miembros de la Federación de Trabajadores Portuarios de Costanera Espigón (Fetraportces), ya son 8.500 los vehículos nuevos que permanecen detenidos en los sitios de Puerto Central (PCE), concesionario del Puerto de San Antonio.

Una fuente cercana dijo a PortalPortuario.cl que ya no queda más espacio en el terminal, razón por la cual no se atenderán nuevas naves como ya se había hecho en jornadas anteriores.

La literal inmovilidad de los automóviles tiene que ver con las negativa de los transportistas de ingresar con los camiones cigüeña a retirar la carga, toda vez que han sido víctimas de amenazas y también de apedreos y disparos en la autopista del Sol, que conecta al puerto con Santiago.

De hecho, la Confederación Nacional de Dueños de Camiones acusó de que “piqueteros armados” estaban atacando a los conductores, sus camiones y los vehículos que debían trasladar.

En ese contexto, la semana pasada dos trabajadores portuarios fueron detenidos por los supuestos apedreos a los vehículos mayores que intentaban normalizar el despacho de los autos a sus destinatarios finales en la capital. Sin embargo, ambas personas quedaron en libertad al igual que un tercer trabajador aprehendido al obstaculizar el tránsito de los camiones en el sector de la rotonda STI.

El viernes recién pasado; en tanto, en el marco de las reuniones que se llevaron a cabo en la Gobernación, instancia en la que tanto Puerto Central como Fetraportces entregaron sus posiciones para reiniciar las conversaciones que posibilitaran restablecer la normalidad en el espigón, Aldo Signorelli, gerente general de EPSA, que una vez más acudió para mediar entre la empresa y los huelguistas, reconoció que -debido al paro- algunas navieras habrían manifestado su intención de cambiarse de puerto. 

Por otro lado, durante esta jornada el Sindicato de Trabajadores Contratados de Muellaje Central (Sitramcen) junto al Sindicato Muellaje Central Número 1 y el Sindicato de Aforistas de Muellaje Central, ambos descolgados de la Fetraportces, que lidera Diego Silva, sostuvieron una reunión para expresar a la Gobernadora de San Antonio, Graciela Salazar, su intención de volver a las faenas. En la instancia también le exigieron -a la luz de las amenazas y amedrentamiento que han recibido-  las medidas mínimas de seguridad para retomar su labor al interior del puerto.

Los trabajadores han sido, hasta ahora, críticos del rol que han jugado las autoridades gubernamentales, tanto a nivel provincial, regional y nacional que prácticamente no han intervenido en el conflicto originado por el descontento de los trabajadores encabezados por Silva con el sistema de buses implementado por la empresa para el traslado de los estibadores, según el acuerdo que zanjó el paro de comienzos de enero.

En esa línea, el Gobierno se ha alineado en señalar que la disputa es “un problema entre privados”, lo cual fue reiterado esta mañana por el intendente que, junto con respaldar las gestiones de la Gobernadora Salazar, llamó a ambas partes a dialogar, pero -en especial- a la empresa. 

Bravo, de hecho, llamó a evitar las posturas intransigentes, dogmáticas y pidió flexibilidad a Puerto Central para dialogar con los trabajadores paralizados que – a su juicio- ya habían dado muestra el pasado viernes de tener una disposición para conversar sin estar movilizados.

 

 

 

Galerías y vídeos portuarios