Académico advierte que pandemia podría debilitar bases financieras de inversionistas de proyectos portuarios ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


El académico de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, Felipe Caselli, advirtió que los efectos de la pandemia podrían significar un debilitamiento de las bases financieras de potenciales inversionistas interesados en participar de futuras licitaciones portuarias en Chile.

A nivel de puertos públicos, cabe apuntar, que el país tiene por delante la futura licitación del Terminal Mar del Puerto Exterior de San Antonio, la relicitación del Terminal 2 del Puerto de Valparaíso a lo que se suma la intención de concesionar las instalaciones de la Empresa Portuaria Chacabuco y, eventualmente, una reactivación de otros concursos como el del Molo de Iquique o la expansión de Puerto Montt, en Chincui.

Cualquiera sea el caso, los efectos económicos de la crisis derivada de la pandemia del Covid-19 podrían generar una reticencia por parte de eventuales interesados en desarrollar algunos de los proyectos ideados por las portuarias estatales, según describió el académico.

“La dificultad podría estar en que, en función, de los capitales que quieran entrar a invertir aquí en Chile, debido a la pandemia y en los mercados en que participa, tengan una menor base financiera para participar en una licitación en la que habrían concursado en otra circunstancia”, advirtió Caselli.

A pesar de lo anterior, el académico aseguró que se debe seguir adelante con las iniciativas, ya que estas son de largo aliento y, en ese sentido, se espera que los impactos ocasionados por el Covid-19 hayan cesado.

“El proyecto portuario es de largo plazo. Si bien la pandemia agrega incertidumbre respecto de cuándo va a ser la fecha exacta en la que termina o la podremos dar por terminada y empieza el proceso de recuperación, pero sí en la planificación de este tipo de proyectos son de cinco, diez, 15 años plazo y, en ese periodo, ya podremos suponer que vamos a volver (a la normalidad). Por eso, no creo que para estos proyectos haya que andar más lento o algo por el estilo”, observó Caselli.

“Si vemos el caso particular de Chile, donde los puertos se han mantenido operando, con algunas dificultades, pero se han mantenido operativos, no veo que haya que suspender inversiones o disminuirlas, porque la pandemia es algo que va, más tarde o más temprano, a pasar y eso va a generar una recuperación en la economía y, por lo que se ve, hay cierta coincidencia en los distintos expertos, que esa recuperación va a pegar un salto importante. La pregunta que queda, y que nadie puede responder por ahora, es cómo va a ser eso con las distintas industrias específicas. ¿Será ese golpe de recuperación igual para todos? ¿Será igual de importante? y ahí surgen las preguntas”, añadió.

“Lo interesante para el caso portuario es que los impactos que tiene  se debe a lo transversal de la disminución de la economía, pero una vez que comience a recuperar, en el puerto como se atiende a distintas industrias, a distintos sectores productivos, el impacto es menor, porque la carga igual se va a estar moviendo. Ahora, en el caso chileno, hay unos puertos que están muy especializados, pero estos son los que exportan productos mineros o materias primas en general y en ellos no debería verse una mayor afectación. Distinto sería que en Chile hubiera industria manufacturera como la automotriz que podría haber caído en un principio y luego recuperarse, pero dada la matriz productiva de Chile, el impacto en los puertos no debería ser tan grande. El sector portuario tiene más oportunidades que otra cosa en relación a la pandemia”, remarcó Caselli.

 


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias