Aldoney: “En el largo plazo la oferta portuaria de Valparaíso y San Antonio se va a equilibrar” ¿Encontraste un error? Avísanos

aldoneyEl Intendente de la Región de Valparaíso, Gabriel Aldoney, se refirió al futuro desarrollo portuario de la zona, asegurando -respecto del Puerto de Gran Escala- que la oferta de frentes de atraque de la capital regional y San Antonio “se equilibrará en el largo plazo”. 

En entrevista con PortalPortuario.cl, el jefe regional también tuvo palabras sobre el fallido anuncio de Cancillería que daba por confirmada la construcción del megapuerto en San Antonio. En ese sentido, la autoridad afirmó que no le complicó, porque sabe lo que está llevando a cabo el Gobierno en esta materia. 

Usted es el intendente de la Región, si el Gobierno  decidiera que el PGE se hace en San Antonio ¿Qué compensaciones debiera recibir Valparaíso?

Lo que yo quiero decir es que la legislación chilena, lo que establece es que los puertos deben competir entre sí y que, además, el sector privado tiene todo el derecho a solicitarle a las empresas portuarias estatales que desarrollen proyectos que son de su interés particular. Por lo tanto, el hecho que se tome una decisión, que se desarrolle en Valparaíso o en San Antonio el Puerto de Gran Escala, en términos jurídicos no significa que la otra opción no sea considerada o esté eliminada como tal, por lo tanto que se desarrolle en un lugar u otro no significa que se esté cercenando que se haga en el otro lugar. 

O sea, Valparaíso también podría captar inversiones de ese tipo.

Si ustedes observan el proceso de inversiones que ha habido en la Región de Valparaíso, solamente la primera tuvo ofertas para los dos puertos, pero en la segunda solo hubo oferta para San Antonio y después para Valparaíso, por lo tanto lo más probable -a mi juicio- es que en el largo plazo se tiendan a equilibrar las ofertas para ambas ciudades. 

Entonces más que la decisión política tiene más fuerza lo que diga el mercado… 

Siempre ha sido así. En el caso de la primera licitación que se hizo en el año 2000, San Antonio tuvo una oferta mayor que la de Valparaíso y hubo dos proponentes, uno en San Antonio y otro en Valparaíso, pero después cuando se concesionó los espigones, hubo una oferta primero en San Antonio que fue exitosa y una oferta en Valparaíso que no fue exitosa y que tuvo que volver a concesionarse y, en este caso, pase algo de este tipo. 

¿Qué falta para definir el Puerto de Gran Escala?

El Ministerio de Transportes está realizando los estudios de orden técnico, pero en el ámbito portuario, existen decisiones privadas, porque puede que un privado valore más que Valparaíso es más ciudad que San Antonio por el hecho de tener más servicios, un sistema bancario, servicio aduanero más consolidado y eso el privado lo considere más importante que San Antonio, pero también puede ser al reves, porque San Antonio tiene más espacios que Valparaíso y eso pueda ser más relevante para el privado. 

¿Cuál es el costo político de que el PGE se haga en uno y otro lado?

En el largo plazo, las dos ofertas se van a equilibrar, porque en Chile no hay muchas posibilidades para desarrollar puertos. El tema que hay en Valparaíso es que no hay un consenso en algunos sectores de la población respecto al desarrollo portuario de Valparaíso y eso juega en contra de una actividad tan relevante para la actividad local como son los puertos. 

Intendente, usted como académico y experto en la materia ¿Qué proyecto le parece el más adecuado? 

Sabe, no es que me quiera correr con la pregunta, pero yo soy intendente y tengo que velar por un desarrollo equilibrado de la Región, o sea a mí lo que me importa es que Valparaíso, como Región, desarrolle una actividad tan importante como la portuaria y les quiero decir que estamos trabajando muy intensamente en ese sentido, más allá de esta disputa por el PGE. Por ejemplo, lo que estamos haciendo en la bahía Quintero-Puchuncaví es potenciar una actividad marítimo-portuaria sostenible y responsable que es lo que no ha ocurrido hasta ahora. Además creo que es importante desarrollar actividad portuaria en otros lugares de la Región, porque necesariamente en algún momento Valparaíso y San Antonio van a estar saturados, por efectos de las ciudades o porque no hay más espacios. 

¿Se refiere a La Ligua? 

Puede ser La Ligua u otros lugares, pero estamos haciendo estudios en esa materia. 

¿Qué le falta a Valparaíso y a San Antonio para tener un PGE?

Lo más importante en esta materia es poder definir el tiempo de hacer las inversiones, porque hay que tener presenta que la contracción de la economía hace que el comercio exterior sufra, desde el punto de vista del flujo de carga. En Chile ha pasado que las importaciones han bajado y el crecimiento se ha detenido, especialmente, en cargas mineras que impulsan nuestro comercio exterior, entonces el tema que estas proyecciones que hicimos cuando el país iba creciendo al 5% se ha ido deteniendo, por lo que es importante determinar bien cuándo hay que hacer esto. Otros dicen que van a llegar buques de 15 mil TEUs y otros añoran que lleguende hasta 20 mil TEUs y otros han planteado el tema del Canal de Panamá como un gran desafío, cuando la carga que pasa por el Canal de Panamá es de graneles, y no contenerizada  que, por el efecto de las importaciones, viene de China, por lo que debemos sincerar el debate. 

¿Y cómo debiera sincerarse?

Debemos dejar esta cosa pequeña de quien gana primero, quien gana después, porque en el fondo esta es una inversión que se hace no solo en beneficio de la Región, sino del país y creo que cometer los errores que algunos países han cometido de tener infraestructura inapropiada por las dimensiones no tenemos por qué hacerlo. Si el T2 se construye, si Puerto Central, en San Antonio, comienza junto al T2 a tener un ritmo adecuado de crecimiento y el tener los otros dos terminales como STI y TPS nos da una brecha de tiempo apropiada para poder pensar bien este asunto. 

¿Lo del Terminal 2 y la solicitud de una corporación para llevarlo a cabo resguardando el patrimonio es parte de ese proceso de sinceramiento?

Lo que nosotros estamos buscando resolver problemas que son  muy comunes en proyectos de esta envergadura que son conflictos en la relación con la ciudad y, en el caso de Valparaíso, con su valor patrimonial y lo que hemos estado trabajando es seguir las recomendaciones del informe del señor Isaza para buscar fórmulas de cómo podemos compensar y cómo podemos impulsar el desarrollo portuario de Valparaíso, dentro de las condiciones que se van dando dentro de la propia ciudad y una de esas ideas es un mecanismo que permita hacer una gestión patrimonial más activa de la que ha existido en Valparaíso

¿Le complicó lo de Cancillería?

No… o sea, a ver, cuando se cometen errores siempre complica. Si eso pasa hasta en la vida de uno, pero no me complicó en el sentido de que sé lo qie está haciendo el Gobierno en esta materia y no es precisamente lo que señaló la Cancillería en ese Twitter. Ahora, la definición final la tiene que tomar el Gobierno considerando los estudios que está haciendo el Ministerio de Transporte, pero vuelvo a insistir como autoridad regional de que el hecho de que se tome una decisión sobre uno u otro lugar, de acuerdo a la legislación actual, no significa que donde se decida hacerlo (el PGE), primero se vaya a hacer y en el momento que se decida hacerlo, porque el que tiene que tomar la decisión es el inversionista. 

 

 

Compartir