Alex Oliva: “El Puerto de Santos sigue siendo el más grande de América Latina” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Alex Botêlho de Oliva, presidente de la Companhia Docas do Estado de Sao Paulo.

A pesar de que el complejo portuario de Colón en Panamá le arrebató el primer lugar de transferencia de contenedores, según el ránking Cepal 2017, al Puerto de Santos, Alex Oliva, presidente de la Companhia Docas do Estado de São Paulo, es claro al decir que nunca han dejado de ser los número uno en la región.

Oliva, en diálogo con PortalPortuario.cl durante el último Latin American Expansion Summit organizado por Lnoppen en Santiago, reconoció la caída en movimiento de contenedores, lo cual fue compensado por otros movimientos lográndose un récord en el flujo de  total de carga con 129,8 millones de toneladas movilizadas. 

“¿Santos perdió? Panamá es transbordo, en operación de carga y descarga continuamos siendo primeros. Panamá es un punto de llegada y partida, pero no hace la distribución que nosotros hacemos, pero todo bien, no tuvieron la crisis que tuvimos en el Brasil, entonces hubo una caída por la situación política del país, la parte económica y eso refleja directamente en la situación del puerto, pero no trabajamos con esa mirada pesimista, nosotros trabajamos con optimismo, recuperando movimiento en la retomada económica. El año pasado fue récord en movimientos, a pesar de una caída en contenedores, pero una ampliación en el resto del movimiento, entonces una cosa compensó la otra”, comentó.

Sobre cómo será la situación de este año, que ya tuvo un proceso de crisis con una huelga de camioneros que duró 10 días en mayo, Oliva aventuró que otra vez habrá un registro histórico en el movimiento de carga, incluyendo los contenedores

“Este año nuestra expectativa es total, porque el primer trimestre ya fue mayor que el año pasado, la retomada en el movimiento de contenedores ya está 12% más que el año pasado”, dijo.

Oliva también se refirió a los efectos de la huelga de camioneros, la cual sólo afectá los números de mayo, según dijo.

“Hay una caída en mayo, pero el movimiento que nosotros tenemos y la recuperación que logramos hacer en operación logística, nos hizo recuperar en siete días los 11 días que estuvimos parados, así que el esfuerzo logístico que hicimos fue muy bueno y significa que vamos a tener una reducción en mayo, pero en junio se verá un alza, así que no creo que la huelga tenga un impacto muy significativo en el resultado final del año”, señaló.

Alex Oliva espera, de acuerdo con esto, que el Puerto de Santos logre movilizar 3 millones de containers y alcanzar las 140 millones de toneladas transferidas, diez más que en 2017. “Proyectamos de forma conservadora un crecimiento de 10%, pero nuestra expectativa es superemos significativamente esa cifras del año pasado”.

Proyectos

El principal ejecutivo del Puerto de Santos comentó que todos los proyectos que la Companhia Docas do Estado de São Paulo puso en marcha en 2017 como el dragado y ampliaciones al canal de acceso fueron terminadas, mientras que los trabajos proyectados para este año como las nuevas perimetrales Santos y Guarujá están dentro de sus cronogramas, lo que mejorará los accesos con vías expresas al recinto que ya cuenta con casi 35 kilómetros de muelles.

Ahora, la empresa estatal está concentrada en conseguir la aprobación del uso del “calado dinámico”, lo que permitirá reducir los tiempos de espera de las naves.

“El proyecto más innovador, con la contratación de una empresa australiana, es la implantación del calado dinámico. Tomará de tres a cuatro meses hacer el estudio y el modelaje para después tener una certificación de la Marina que va a homologar el proceso”, detalló.

Las primeras pruebas de ese sistema se harán, de acuerdo a Oliva, a fines de año para quedar operativo en 2019.

“Una nave que tiene que esperar seis horas por cuenta de la marea para entrar en el puerto con sistema dinámico, la nave no va a tener esa espera, entonces voy a dinamizar un el flujo de atraque y salida. Una nave que hoy carga  y está con 15.2 metros de calado y tiene que esperar la marea, porque nuestra profundidad oficial es de 15.3, pero con el sistema puedo gerenciar la salida de esa nave sin tener que esperar la marea, entonces significa que tengo una ventana de seis horas que gano”, explicó.

Oliva dijo que cuando él llegó a la presidencia de la Codesp, el tiempo medio de la espera de una nave granelera era de 20 a 21 días de espera en la Barra, pero en enero de 2018 eso se redujo a una semana, por lo que “nuestra expectativa es que con esta tecnología las naves no queden más que cuatro días que es el tiempo medio que lleva para cargar o descargar, entonces el tiempo de espera va a ser el necesario para operar en uno de los 66 terminales que nosotros tenemos”.

“Ahora el ajuste fino es el más difícil, porque el ajuste grueso era ineficiencia, falla, logística, una serie de cosas que nosotros conseguimos mejorar en 2016 y 2017 y ahora viene el ajuste fino que son todas esas cosas que necesita el puerto para ser eficaz, entonces para eso necesito un sistema dinámico, tener esas seis horas a favor y no en contra y ese es el gran desafío para 2019”, añadió.

“En obras estamos creciendo con una línea ferroviaria más, estamos ampliando la perimetral, estamos haciendo un viaducto para evitar el conflicto del container rodoviario con el ferroviario, entonces pasa un viaducto por sobre la línea férrea y no va a tener que esperar, lo que nos hará ganar eficiencia, nos aumenta la velocidad, en consecuencia, la nave tendrá un tiempo menor de espera para entrar y salir. Todo está sincronizado, eso es logística que es la palabra llave para no tener conflictos”, sostuvo.

Galerías y vídeos portuarios