Álvaro David: “La reactivación de la economía nos ha obligado a prepararnos” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


En 2017, Puerto Angamos y Terminal Graneles del Norte lograron varios hitos operativos demostrando que son unas de las alternativas portuarias más competitivas de la Región de Antofagasta.

Por eso, la meta para estos terminales de la bahía de Mejillones es seguir creciendo y, este año, acercarse a los 7 millones de toneladas.

Así lo dijo en diálogo con PortalPortuario.cl, el gerente general de Puerto Angamos y TGN, Álvaro David, quien además aseguró que la reactivación de la economía y de los proyectos mineros plantean nuevos desafíos que podrían ser abordados con inversiones en nuevas tecnologías, equipamientos o infraestructura.

De igual modo, el ingeniero civil industrial que asumió su cargo en junio del año pasado ve con atención el proceso de integración, especialmente con Argentina, cuya carga se acerca y “debiese tener una oportunidad en los puertos chilenos”.

¿Cómo se proyecta la actividad de Puerto Angamos y TGN para lo que queda de 2018, pensando que el año pasado lograron varios hitos operativos?

Estamos contentos, pero con muchos desafíos. El año pasado tuvimos varios hitos muy relevantes en términos operativos que nos tienen muy contentos y los desafíos ahora para este año están en volver a superarlos.

¿Qué será lo más desafiante?

Tenemos un desafío grande en toda la transferencia de graneles, donde creemos que va haber un aumento de carga este 2018 y también en toda la carga multipropósito, donde la reactivación un poco de la economía nos ha ayudado a que veamos que este año tengamos volúmenes más grandes y, por lo tanto, nos ha obligado a prepararnos tanto en infraestructura, las personas, las capacitaciones, etc, para poder enfrentar este año que esperamos que sea mejor.

¿Cuál es la proyección en la transferencia de carga?

En Puerto Angamos debiésemos tener un aumento entre un 5 y un 10% de carga y en el Terminal de Graneles del Norte debiese mantenerse en relación al año 2017.

¿Y en toneladas?

Estaríamos llegando a un poquito más abajo de 7 millones de toneladas entre los dos terminales.

Se está generando una alta expectativa por la integración con Argentina en zonas como el Bio Bio o Coquimbo ¿Cómo proyectan ustedes esa posibilidad, donde además -por cercanía- confluyen más países? 

Eso es un esfuerzo de largo plazo y vemos que cada día ese largo plazo se viene acercando más y sin ir más lejos, nosotros ya estamos viendo volúmenes de transferencia de Argentina, de la zona de Salta, de Jujuy que se está movilizando hacia puertos chilenos y, por lo tanto, es bien atractivo y en la medida que se sigan desarrollando las  las carreteras, la infraestructura portuaria, esa carga debiese tener la oportunidad de salir por puertos chilenos.

En el caso de los puertos de la Región de Antofagasta, además de los cambios de la industria marítima, también les influye lo que ocurre con la minería ¿Cómo ha enfrentado estos cambios los terminales de ustedes? 

La industria marítima, todos sabemos, que viene de un ciclo bastante negativo y que afortunadamente del último trimestre del año pasado se vio una recuperación y yo espero que este proceso de consolidación que se ha dado en los últimos diez años se termine de concretar de forma que se le dé un poco más de estabilidad a la industria. La industria minera tiene ahora un precio del cobre más alto, lo que nos tiene a todos un poco contentos y eso ha hecho que varios proyectos de inversión que tienen las mineras se reactiven y, por ende, nos da una mayor perspectiva hacia adelante. Es de esperar que este ciclo del cobre sea positivo y las mineras puedan concretar sus proyectos.

A propósito de proyectos ¿cuáles van a concretar ustedes? 

Hoy día, estamos con un proyecto bien desafiante que tiene que ver con el acceso al puerto, donde estamos trayendo una tecnología que no existe en Chile y que nos debiese permitir automatizar toda la entrada y salida del puerto. Por lo tanto, vamos hacer más rápido el ciclo de los camiones al interior del puerto.

¿Cómo funciona?

Se compone de tres partes: Es una plataforma web donde uno puede agendar las visitas al puerto, seguido de unos portales OCR que van detectando, tanto la patente del camión como el código de un contenedor o la carga suelta y, posteriormente, se llega a una especie de quiosco de autoatención donde uno puede, simplemente, digitar un código para permitir el acceso al terminal. Eso debiese hacer que los tiempos de espera disminuyan entre un 20 y un 30%, sino más y, obviamente, eso nos ayuda en todo lo que es la planificación aguas adentro de la operación portuaria.

¿Qué más tienen en carpeta?

Estamos desafiados pensando en cómo vamos a embarcar los distintos proyectos mineros que vienen en el futuro, donde nos va a requerir invertir, a lo mejor, en nuevas grúas, equipamiento, terminales, etc.


 

 

Galerías y vídeos portuarios