Antaq aprueba reestructuración tarifaria del Puerto de Santos ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La Agencia Nacional de Transporte Acuático (Antaq) autorizó la entrada en vigor del nuevo cuadro tarifario del Puerto de Santos a partir del 1 de febrero. En diciembre, el órgano regulador ya había aprobado la modificación de los criterios de cobro por el uso de los servicios públicos en el Puerto de Santos, en cumplimiento de la Resolución N° de la Antaq sobre los procedimientos de reajuste y revisión de tarifas en los puertos organizados.

En la misma decisión, Antaq autorizó un ajuste promedio de 13,19% en el ingreso tarifario del Puerto de Santos, corrigiendo parcialmente el rezago histórico en las tablas, congeladas desde mayo de 2018. En la práctica, el aumento estará muy por debajo de la inflación medida por el IPCA, que en el período (junio 2018 a diciembre 2021) fue del 22,72%. El ajuste se hará efectivo de manera escalonada, teniendo efectos el 1 de febrero para la mesa I y el 1 de abril para las demás mesas.

Según lo determinado por la Resolución Antaq, el reajuste es exactamente lo necesario para que, en los próximos 36 meses, el total de los ingresos tarifarios y patrimoniales del Puerto de Santos sea equivalente al costo total más las inversiones para la ampliación y modernización de la infraestructura común.

“La reestructuración tarifaria aumenta la transparencia, permitiendo que los usuarios perciban mejor los montos cobrados, y corrige las distorsiones históricas para garantizar la isonomía en los pagos a la Autoridad Portuaria, evitando subsidios cruzados entre los tipos de carga”, dice el director general de Santos Autoridad Portuaria ( SPA), Fernando Biral.

La propuesta del nuevo modelo ha sido trabajada por la dirección de SPA desde junio de 2019 y previamente fue presentada y discutida con representantes de los clientes del Puerto, como terminales y agentes marítimos.

El principal cambio será el cobro según el uso de la infraestructura de la vía acuática por el tonelaje de peso muerto (DWT) del buque, reemplazando la cantidad de carga transportada en el buque. Por ejemplo, hoy en día, un barco con contenedores vacíos no paga prácticamente nada para acceder al puerto, independientemente de su tamaño. Ocurre que cargado o no, el buque requiere la misma disponibilidad de infraestructura pública y demás servicios asociados al canal de navegación. El resultado es que, en el cuadro actual, otras cargas, principalmente graneles, subvencionan esa operación.

La nueva lógica corrige esta distorsión, favorece la eficiencia y fomenta la sustentabilidad al estipular una reducción gradual del valor unitario por unidad de TPB, incentivar las ganancias de escala con el uso de buques de mayor tamaño y otorgar descuentos.

Estas reducciones de precio se darán por frecuencia (cuanto más frecuenta el barco el Puerto de Santos, menos pagará); Para buques de cabotaje; Para naves “verdes” propulsadas por propulsión limpia, según el índice internacional Environmental Ship Index (ESI), que identifica a las embarcaciones con mejor desempeño en la reducción de emisiones atmosféricas que lo requerido por la Organización Marítima Internacional (IMO, IMO, por sus siglas en inglés); y por el tiempo de permanencia en la cuna, que ya no se cobrará por periodos de 6 horas y se cobrará por hora.

En el caso de la tabla de servicios terrestres, el principal cambio estará en los criterios de tarificación. Los ítems “tiempo” y “área”, que antes componían la medida de recaudación de la denominada tabla II (uso de infraestructura terrestre), serán reemplazados por movimiento (tonelaje o unidad de contenedor). Con el cambio, la nueva tabla terrestre pasa a ser la tabla III (infraterra).

“Con la reestructuración tarifaria, SPA da otro paso importante para garantizar la debida remuneración por el uso de los bienes públicos, y allana el camino para ganancias de eficiencia en beneficio de los clientes del Puerto de Santos. La nueva estructura también supone un avance por su carácter innovador, ya que incorpora aspectos de sostenibilidad como herramienta de bonificación, en línea con lo más moderno del sector portuario mundial”, afirma el Director de Desarrollo de Negocio y Regulación de SPA, Bruno Stupello.

Entre los mayores beneficios está la posibilidad de corregir distorsiones por problemas de ubicación para el mismo tipo de carga. Por ejemplo, hoy los graneles sólidos en Saboó pagan el 25% del precio que se aplica a los graneles sólidos en Macuco.

Las operaciones más eficientes y sostenibles también recibirán un descuento, que estará formado por una canasta de factores, incluida la adherencia a los protocolos ambientales.


 

Compartir




Ver mais conteúdos