Antofagasta Terminal Internacional crece impulsado por cambio de servicios navieros ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert 

@PortalPortuario


La reconfiguración de servicios navieros fue el principal motivo que impulsó el crecimiento en el movimiento de carga en Antofagasta Terminal Internacional (ATI) durante el primer semestre.

De acuerdo a las estadísticas recientemente difundidas por el Sistema de Empresas Públicas (SEP), el operador del frente concesionado del Puerto de Antofagasta movilizó -de enero a junio- 1.207.474 toneladas, concretando un alza de 3%.

El incremento, según explicaron desde el concesionario, se debió a la reconfiguración de servicios navieros, potenciando una mayor transferencia de contenedores llenos, totalizando 488.443 toneladas; es decir, 12% más que en 2017, pese a que el número de TEUs movidos bajó de 35.541 a 32.113 unidades, bajando 6%.

La primera mitad de este año se ha caracterizado una mayor transferencia en las cargas contenedorizadas, gracias al aumento de servicios navieros con destino al Asia. Además, la frecuencia e intensidad ha subido: pasamos de tres a seis recaladas y estamos recibiendo naves con eslora de 347 metros y una capacidad superior a los 9.600 TEUs, un gran desafío para nuestro terminal”, indicó a PortalPortuario.cl el subgerente comercial de ATI, Sebastian Espinoza.

“En ATI seguimos trabajando en nuestro proyecto para rebajar la restricción de altura de ola, que nos permitirá reducir los cierres de puerto. Esto nos ayudará a dar más opciones a nuestros clientes, disminuyendo los costos logísticos, mejorando y logrando que las operaciones del terminal sean mucho más fluida”, añadió.

Por su parte, el gerente general de la Empresa Portuaria Antofagasta, Carlos Escobar, también se refirió al rendimiento positivo del puerto local que se ubicó en el quinto puesto a nivel nacional del sistema público-concesionado con 1.237.705 toneladas, lo que significó un alza de 3,69% considerando el frente concesionado y el Terminal Multi Operado (TMO). 

“Existen tres variables que podrían explicar la captura de una mayor carga: Disminución de días de cierre de puerto, este año no hubo huelga de Escondida, que eso afectó el volumen de exportación de cobre metálico y entró en operaciones el servicio de Maersk que va hacia el Asia Pacífico”, comentó Escobar.

“También existe un aumento en la importación de insumos para la producción del litio; es decir, ceniza de soda“, complementó.

Compartir