AP Moller – Maersk se une a consorcio para el desarrollo de combustibles sostenibles en Copenhague ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


AP Moller – Maersk se unió al Aeropuerto de Copenhague, DSV Panalpina, DFDS, SAS y Ørsted para desarrollar una instalación de producción a escala industrial de combustibles sostenibles para el transporte por carretera, marítimo y aéreo en el área de Copenhague.

Se espera que la instalación, que producirá hidrógeno, empiece a funcionar en 2023. Cuando se amplíe por completo para 2030, el proyecto podría entregar más de 250.000 toneladas de combustible sostenible para autobuses, camiones, embarcaciones marítimas y aviones cada año. La producción se basaría potencialmente en una capacidad total de electrolizadores de 1,3 gigavatios, lo que probablemente la convertiría en una de las instalaciones más grandes del mundo en su tipo.

Si se realiza según lo previsto, el proyecto se ubicará en el área metropolitana de Copenhague y podría suministrar hidrógeno renovable para autobuses de cero emisiones ofrecidos por Movia y camiones pesados gestionados por DSV Panalpina, metanol renovable para buques AP Moller – Maersk y combustible para aviones renovables (e-queroseno) para aviones SAS y transporte aéreo fuera de los aeropuertos de Copenhague. El proyecto requerirá un suministro a gran escala de electricidad renovable, que podría provenir de la energía eólica marina producida en Rønne Banke, en la isla de Bornholm.

La primera etapa, que podría estar operativa para 2023, comprende un electrolizador de 10MW que puede producir hidrógeno renovable utilizado directamente para alimentar autobuses y camiones.

La segunda etapa comprende una instalación de electrolizadores de 250MW que podría estar operativa para 2027 cuando se pudiera entregar la primera energía eólica marina de Bornholm. Esta instalación combinaría la producción de hidrógeno renovable concaptura sostenible de carbono de fuentes puntuales en el área metropolitana de Copenhague para producir metanol renovable para el transporte marítimo y combustible de jet renovable (e-queroseno) para el sector de la aviación.

La etapa tres, que podría estar operativa para 2030 cuando el potencial eólico marino en Bornholm se haya desarrollado por completo, mejoraría la capacidad del electrolizador del proyecto a 1.3GW y capturaría más CO2 sostenible , suficiente para suministrar más de 250.000 toneladas de combustibles sostenibles para ser utilizados en autobuses, camiones, embarcaciones marítimas y aviones. El proyecto tiene el potencial de desplazar el 5% de los combustibles fósiles en el aeropuerto de Copenhague para 2027 y el 30% para 2030.


Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias
Translate »