APM Terminals advierte necesidad de agregar un nuevo terminal de contenedores en Santos
¿Encontraste un error? Avísanos

Por TradeNews

@TradeNewsAr


APM Terminals, la división portuaria del Grupo Maersk, presente en Brasil con 4 terminales de contenedores, advirtió sobre el grado de congestión que visualiza en el principal complejo portuario de América del Sur, y el colapso logístico debido a la “falta de voluntad por agregar una nueva terminal de contenedores en Santos”.

APM Terminals cuenta con operaciones en Itajaí, Itapoá, Pécem y Santos, a través de Brasil Terminal Portuario (BTP), un joint venture con TIL, la división portuaria de la socia naviera de Maersk en la alianza 2M, Mediterranean Shipping Company.

Leonardo Levy, del departamento de Desarrollo Corporativo para América Latina de APM Terminals, manifestó que es indispensable que “Santos mejore las condiciones de acceso de su canal, porque no puede ser que el puerto más grande de América Latina tenga este calado”.

Actualmente, el calado está en 15 metros. Y el propio secretario de Puertos de Brasil, Mario Povia, reconoció durante el 30° Congreso Latinoamericano de Puertos organizado por la Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA), “que siempre llegamos tarde al dragado, y no lo hacemos bien”, aludiendo a la posibilidad de concesionar las obras a una empresa privada.

En AAPA están presentes con sus stands las principales empresas mundiales de dragado; es decir, Jan De Nul, Boskalis, DEME y Van Oord.

Levy fue más allá del recelo ambiental que le puso el límite de 15 metros a la profundidad del canal. “Debemos ir a los 17 metros. Hay que dragar o el puerto se paralizará”, advirtió.

Nueva licitación

APM Terminals manifestó su voluntad de presentarse en una nueva licitación para la concesión de otra terminal de contenedores, que sería la cuarta terminal de Santos, que ya tiene a BTP, Santos Brasil (la única de capitales brasileños) y DP World.

No obstante, las autoridades de defensa de la competencia de Brasil se estarían inclinando por las preocupaciones de los cargadores respecto del grado de integración vertical y de concentración de servicios, manifestación también elevada por la Asociación Brasileña de Terminales Portuarias (ABTP).

Sucede que, como parte de los proyectos brasileños de “desestatización” masiva de los predios y puertos, que contempla incluso la concesión de terminales, la nueva subasta en Saboó (STS10) despertó el interés de APM Terminals y, a la vez, generó una profunda preocupación por el nivel de concentración oligopólica que generaría si llegara a alzarse con la concesión.

El proyecto está en instancias de análisis del Tribunal de Cuentas de la Unión. Pero, según trascendió, el Gobierno no le permitiría a los accionistas de BTP (APM Terminals y TIL), presentarse en la licitación, a menos que no hubiera otros interesados.

No obstante, ABTP y representantes de los cargadores pretenden que la restricción alcance a las presentaciones individuales de los dos accionistas de BTP.

El área en cuestión

Con 42 hectáreas de superficie y 1.300 metros de frente de atraque, el área en subasta prevé una ampliación de la superficie de base hasta superar las 60 hectáreas operativas. El inversor deberá construir 1.200 metros de muelle a un calado de 17 metros.

De acuerdo con el Gobierno, la futura terminal STS10 tendrá una capacidad estática de almacenamiento de 59.000 TEU, y una proyección, hacia 2028, de 2,3 millones de TEU anuales.


 

Compartir




Ver mais conteúdos
Translate »