Argentina: Dirección General de Aduanas denuncia a empresa por importaciones mediante “cesión de cautelares” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl/Agencia Télam

@PortalPortuario


La Dirección General de Aduanas (DGA) de Argentina denunció ante la justicia una maniobra de importación por parte de la empresa Yoko, que incurrió en la “cesión de cautelares” al no utilizar la resolución judicial en los términos que la obtuvo y transferir la tutela jurisdiccional de la medida en beneficio de la firma Tropea.

El procedimiento no contaría con el requisito de validación de la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI).

En base a la denuncia presentada por la DGA, la firma acusada obtuvo autorizaciones judiciales, vía medidas cautelares, para importar mercadería salteándose el requisito de validar la declaración del SIMI. Asimismo, la Aduana señaló mediante comunicado que Yoko “luego ‘cedió’ la autorización a otra firma, Tropea, una empresa dedicada a la importación y venta de marroquinería con marca propia, para que esta última usufructúe la medida judicial y pueda importar carteras fabricadas en China sin SIMI aprobada”.

Bajo este contexto, el director general de Aduanas, Guillermo Michel, señaló que “la Aduana debe proteger la industria nacional y el empleo argentino, pero también evitar maniobras por las cuales algunos importadores se quieren hacer de dólares de manera ilegal y engañando al Estado”.

Para esto, la Aduana expuso ante la justicia una simulación de Yoko mediante un contrato de autorización para comercializar la marca Tropea solo por un mes (entre el 21 de junio y el 21 de julio de 2022), en el período en el que la mercadería debía ser ingresada a Argentina con el SIMI preautorizado por Yoko.

El titular de Aduanas aclaró que “en términos llanos, Yoko le ‘alquiló’ la cautelar a Tropea para que pudiera hacerse de su mercadería”. De esta forma, la primera de las empresas mencionadas “funcionó como una usina de SIMI”, según acotó Michel.

“La Aduana debe proteger la industria nacional y el empleo argentino, pero también evitar maniobras por las cuales algunos importadores se quieren hacer de dólares de manera ilegal y engañando al Estado”, agregó el representante aduanero.

Luego de detectada la maniobra, la Aduana bloqueó la mercadería antes de que ingresara al mercado, notificó a la empresa de un sumario infraccional y aplicó una multa que podría ser hasta cinco veces el monto importado. Además, acusó a la empresa de haber violado el Código Aduanero por una declaración inexacta con perjuicio fiscal.


Compartir




Ver mais conteúdos