Asociación de funcionarios de Aduanas pide mayor inversión al Estado para enfrentar contrabando ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach) solicitó al Estado la modernización del servicio a través de una mayor inversión, para poder afrontar desafíos como el contrabando de armas y drogas que llegan al país.

“El contrabando de armas y drogas han sido los temas que han marcado la pauta durante meses en nuestro país, por ello el Directorio Nacional de Anfach, ha sido enfático en señalar nuevamente la importancia de la modernización del servicio Nacional de Aduanas enfocando a una necesidad imperante del fortalecimiento de la dotación del recurso humano, incrementando su planta de funcionarios y la adquisición de más y nuevas tecnologías que permitan seguir realizando y claramente aumentando las fiscalizaciones que se realizan diariamente en puertos, aeropuertos y fronteras”, señaló la organización.

El presidente nacional de Anfach, Jorge Restovic, señaló que “si queremos que el Servicio Nacional de Aduanas cumpla de mejor manera su labor, necesitamos inyectar recursos, inyectar tecnología e inyectar más funcionarios. Y segundo, todo lo que sirva para que nosotros podamos cooperar en materias como por ejemplo la seguridad pública, me parece estupendo, Pero el tema de que nosotros dependamos de un ministerio distinto al de Hacienda me parece a mí que es no entender mucho cuál es la labor de las aduanas en el mundo, la cual es procurar el buen control del comercio internacional”.

En la misma línea, Mauricio Soudre, vicepresidente nacional de Anfach, comentó que “hoy por hoy la dotación del Servicio Nacional de Aduanas alcanza los 2.000 funcionarios y tenemos otros servicios fiscalizadores que nos duplican y otros servicios de protección pública que nos triplican o cuadruplican la dotación. Sin embargo, con esos pocos recursos humanos tenemos una gran asertividad respecto de la detección de contrabando particularmente en las zonas primarias, zonas portuarias y aeroportuarias, donde se produce la internación de este tipo de mercancías prohibidas como las drogas”.

Soudre añadió que “el contrabando de armas que hoy por hoy se ha tornado una realidad y donde el Servicio Nacional de Aduana en una misión bastante sigilosa pero de bajo perfil, ha llevado adelante grandes incautaciones y son sus funcionarias y funcionarios los que han detectado este tipo de mercancías prohibidas y de peligrosidad para la comunidad”.

“La aduana chilena es una aduana que establece un modelo de mixtura conforme a las aduanas del mundo, pero para poder modernizar y para poder estar a la altura de los nuevos volúmenes de transferencias, necesitamos más personal, más tecnología y seguridad para nuestros funcionarios fiscalizadores que con solo un lápiz detectan importantes tráficos de drogas y contrabandos, que atemorizan a nuestra población”, concluyó el directivo.


 

Compartir




Ver mais conteúdos