ASP-B asegura que movimiento de carga boliviana por puertos chilenos disminuyó en el primer semestre ¿Encontraste un error? Avísanos


Arica

El movimiento de carga boliviana por los puertos chilenos de Arica y Antofagasta al primer semestre de este año cayó entre un 22% y 81%, respectivamente. En tanto, por los puertos peruanos de Ilo y Matarani registraron un crecimiento exponencial de 198% y 1.752%.

De acuerdo con los datos de la estatal Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B), en los primeros seis meses del año, el movimiento de la carga boliviana por el puerto de Arica fue de 467.500 toneladas métricas (TM), un 22% menos que las 601.217 TM registradas en igual período de 2021, consignó el medio local boliviano La República.

Similar comportamiento se dio en el Puerto de Antofagasta donde se movilizaron 221 TM de carga boliviana entre enero y mayo de este año frente a las 1.152 TM registradas en igual lapso de 2021.

El panorama fue distinto en los puertos peruanos, donde se registraron cifras récord en el primer semestre de este año respecto al mismo período del año pasado.

El Puerto de Ilo movió 99.590 TM de carga boliviana en comparación con las 33.447 TM de 2021. En tanto, por el Puerto de Matarani se movieron 65.807 TM frente a las 3.354 TM reportadas al primer semestre de 2021.

Para el gerente de la ASP-B, Dante Justiniano, si bien es cierto que se han movido 1.189.529 TM de carga en 2021 por el puerto de Arica, en los primeros seis meses de este año no se ha llegado ni a la mitad.

“Haciendo una evaluación de lo que pasó, ha afectado mucho el proceso de negociación, donde se ha querido ver visos de imposición, han querido de alguna manera menospreciar la carga boliviana, pero nosotros en ese proceso de negociación, siempre hemos elevado el privilegio de la carga boliviana”, sostuvo.

Respecto al movimiento de carga por los puertos peruanos, señaló que registraron un “movimiento interesante de carga”, lo que hace prever que hasta finales de año se puedan mover unas 200.000 TM por la terminal de Ilo y entre 150.000 y 200.000 TM por el Puerto de Matarani.

La ASP-B, de acuerdo con Justiniano, plantea ser un territorio clave de articulación entre los puertos de los océanos Pacífico y Atlántico por su estratégica ubicación geográfica, menor distancia, posibilidades de prestación de servicios logísticos, así como de su potencial para la conexión a otros territorios.

“Bolivia posee un ‘heartland’, un centro estratégico, al encontrarse en el corazón de la región sudamericana, lo que le permite llegar a ser la unión interoceánica por naturaleza y, para ello, se generaron proyectos a ser desarrollados en corto y mediano plazo”, afirmó.

Así también el funcionario indicó que la ASP-B plantea encarar proyectos de consolidación de la presencia estatal en territorio boliviano fronterizo que conectan con los océanos Pacífico y Atlántico, a fin de consolidar un ‘hinterland’ o zona de influencia terrestre articulada a los puertos. Asimismo, en una visión táctica, busca generar un ‘forenlad’ integrador y estratégico entre puertos mediante rutas marítimas y fluviales de exportación e importación.

Finalmente, señaló que en el otro extremo geográfico, se plantea un segundo ‘hinterland’ ubicado en las poblaciones de Puerto Suárez y Puerto Quijarro con la unión de lo que será Puerto Busch, un terminal soberano en el oriente de Bolivia y la siguiente conexión al Atlántico.

“En corto plazo se procederá a la habilitación de las operaciones en Puerto Busch, que es la salida al Atlántico y que integra a puertos de Argentina, Paraguay y Uruguay”, dijo.


 

Compartir




Ver mais conteúdos