Astilleros chinos se preparan para aprovechar mayor demanda de naves ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl/Agencia Xinhua 

@PortalPortuario


La Asociación Nacional de China de la Industria Construcción Naval (Cansi) avisora un buen momento para esta actividad debido a una creciente demanda de nuevos buques. La situación, para la cual las empresas se están preparando a objeto de mantenerse rentables,  se deriva de una recuperación de los mercados frente a las restricciones y cuellos de botella generados por la pandemia del Covid-19

la Cansi observó que a medida que los nuevos pedidos globales de construcción naval se dispararon un 222 por ciento interanual a 74,97 millones de toneladas de peso muerto durante los primeros seis meses, los constructores navales chinos recibieron el 51 por ciento de los nuevos pedidos, o 6,37 millones de TPM en promedio por mes.

Los principales astilleros chinos fueron los beneficiarios directos del auge de la construcción naval. El gigante de la construcción naval de China China State Shipbuilding Corp (CSSC) informó, de acuerdo a la agencia Xinhua,  haber entregado 102 buques de enero a junio. El grupo encabezó a los constructores navales mundiales al recibir nuevos pedidos de 232 barcos con un acumulado de 18,39 millones de TPM en los primeros seis meses, un crecimiento de 2,9 veces respecto al mismo período del año pasado.

“El año 2021 es el mejor año de la historia de Jiangsu Yangzijiang Shipbuilding Group Ltd en términos de nuevos pedidos recibidos”, dijo Ren Letian, presidente de Yangzijiang Shipbuilding, durante el informe provisional de la compañía de Shanghai Securities News.

El constructor naval de propiedad privada más grande del país recibió 112 unidades de nuevos pedidos de embarcaciones en lo que va del año, con un valor combinado de USD 6.670 millones. Actualmente, la cartera de pedidos de la compañía aumentó a 167 buques, incluidos 111 portacontenedores.

Los pedidos fueron principalmente el resultado de la reactivación de la demanda de envío, los requisitos ambientales para los buques y el impacto de la pandemia de Covid-19, de acuerdo a expertos.

La creciente demanda desde la segunda mitad del año pasado finalmente se derramó en el sector de la construcción naval este año, y pareció haber un repunte en la variedad de embarcaciones encargadas, incluidos portacontenedores y graneleros secos, entre otros.

El índice de referencia Baltic Dry Index (BDI) superó los 3.000 este año, alcanzando su nivel más alto desde junio de 2010, y hay escasez de contenedores en todo el mundo a medida que más cargas aguardan transporte, dijo CSSC.

“Las compañías navieras confían plenamente en realizar nuevos pedidos, gracias a la creciente demanda de envíos y al aumento del flete”, señaló Zhou Dequan, director de la oficina de investigación de envíos nacionales del Shanghai International Shipping Institute.

Las empresas navieras decidieron encargar nuevos barcos porque una cantidad considerable de barcos se eliminarían gradualmente después de que entren en vigencia las nuevas reglas sobre eficiencia energética, detalló Zhou.

La confianza de las empresas chinas de transporte de carga a granel alcanzó su nivel más alto en el segundo trimestre, y la voluntad de invertir en capacidad de transporte continuó aumentando durante el mismo período, afirmó el Instituto de Envíos Internacionales de Shanghai.

Lin Guolong, director del Centro de Investigación Logística de la Universidad Marítima de Shanghai, señaló que “siempre hay una cierta cantidad de barcos que se eliminan gradualmente o se actualizan anualmente, pero el brote del Covid-19 en 2020 de alguna manera retrasó ese proceso en el último año, dejando más buques para ser reemplazados que nunca antes este año”.

“Además, la recuperación de la demanda de logística, el menor costo de financiamiento y los precios razonables de construcción naval respaldaron la demanda de construcción naval”, dijo Lin.

Los expertos de la industria afirmaron que el auge de la construcción naval ayudó a facilitar las operaciones de los constructores navales chinos, ya que muchos vieron una caída en los nuevos pedidos en los últimos dos años.

Si bien la cartera de pedidos mundial disponible se redujo casi a la mitad en volumen en 2020 con respecto a 2014, muchas empresas chinas de construcción naval experimentaron una contracción en los pedidos en los últimos dos años, alcanzando su nivel más bajo desde 2008, detalló la Cansi.

La colocación oportuna de nuevos pedidos permite a los astilleros chinos mantener sus muelles funcionando con los barcos en construcción y evitar una suspensión en la producción.

El último auge de pedidos de construcción naval también coincidió con una nueva ronda de aumentos de costos en los últimos meses. Por lo tanto, los expertos industriales sugieren que los constructores navales chinos estén al tanto de un aumento en los precios de las materias primas y agreguen elementos para un posible aumento de costos en sus contratos para asegurar su rentabilidad.

“Independientemente de los desafíos, el aumento de los pedidos de construcción naval definitivamente promoverá la mejora de la cadena industrial de construcción naval y la cadena de suministro de China. Los astilleros chinos deben aprovechar esta oportunidad para mejorar su calidad, eficiencia y capacidad”, agregó Lin.


 

Compartir



ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias