Atentado en Túnez genera importante baja en turismo de cruceros en dicho país

Las consecuencias del atentado islamista de la semana pasada en Túnez comienza a mostrar aspectos negativos en el país norteafricano, pero en positivo para otros destinos turísticos mediterráneos como España.

Según informa eleconomista.es, Rafael Gallego, presidente de la patronal española de agencias de viajes Ceav, y fuentes de grupos turísticos como Barceló señaló que los grandes touroperadores europeos están realizando masivamente reservas para un mayor número de camas hoteleras en destinos de Canarias y Baleares a raíz de la muerte de 21 personas, entre ellos dos cruceristas jubilados españoles.

Quienes sí mostraron claramente su estrategia son las grandes compañías de cruceros por el Mediterráneo. MSC, la empresa en cuyo barco viajaban los españoles asesinados, especificó que cancelará las escalas en Túnez desde ahora y para la temporada de verano incluida. Costa Cruceros y Pullmantur han ido más allá y han anunciado que sus buques no atracarán en el país durante todo este año.

25% de viajes anulados

España es el segundo país de Europa receptor de cruceristas, por detrás de Italia, y alcanzó los 7,6 millones en 2014. Para 2015, antes de los atentados, Puertos del Estado ya preveía alcanzar un nuevo récord con 8,1 millones.

Por su parte, Rami Jebali, director de la Oficina Nacional de Turismo de Túnez en Madrid, señaló que se viven momentos “muy difíciles”. Entre 23.000 y 25.000 españoles visitaron el país el pasado año, la mitad de los que lo hacían antes del estallido de la primavera árabe y de que España entrara en crisis. Una primera estimación de Ceav cifra en un 25 por ciento los viajes anulados.

Semana Santa suponía triplicar la media de turistas españoles el resto de semanas del año, hasta los 1.500. No obstante, Jebali precisa que los principales países emisores de turistas a Túnez son Francia, Alemania, Rusia, Reino Unido e Italia. Justo los países desde donde se desviarán flujos de visitantes hacia España para los próximos meses.

“El destino se estaba recuperando desde 2013, las aerolíneas estaban comenzando a apostar por él. Pero el hecho de que el Estado Islámico haya señalado a los turistas como sus objetivos hace que las consecuencias del atentado se agraven”, explica Gallego.

Galerías y vídeos portuarios