Bloqueo al Puerto de Valparaíso continúa a la espera de una mesa de diálogo ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


El bloqueo a los terminales del Puerto de Valparaíso -situación que comenzó el pasado viernes- continúa a la espera de una mesa de diálogo, según dijo el vocero del movimiento de trabajadores eventuales autoconvocados, Antonio Vives. 

Vives, en conversación con PortalPortuario.cl, señaló que en la noche de este lunes hubo una reunión con el presidente del Sindicato Número 1 de Estibadores de Valparaíso, Roberto Rojas, quien se ofreció para mediar entre los eventuales y las empresas.

Vives indicó enfatizó que la movilización responde a diversas problemáticas laborales que afectan al trabajador portuario eventual y que, a su juicio, podrían resolverse conversando, algo que aún no ha ocurrido.

“La empresa de un primer momento no ha querido coonversar. Recibimos la amenza el día viernes de que si no entrábamos al terminal no iba a haber conversaciones y la gente no recibió de buena forma, porque estamos claro en lo que estamos pidiendo y, aún así, nos quieren enviar a trabajar con las manos vacías. Quisieron entrar el sábado con los rompehuelgas en micros, en coordinación con Carabineros, nos apalearon en las puertas y hoy como vimos que no hemos tenido respuesta acudimos a Roberto Rojas que es el presidente del Sindicato Número 1 para que haga de mediador con Richard Von Appen para tener una mesa de conversación, pero con un piso”, aseguró Vives.

Consultado sobre los efectos del movimiento que ha provocado que naves sean desviadas a San Antonio, entre ellas el crucero Fram de Hurtigruten, Vives aseguró que lo que menos quieren hacer los trabajadores es dañar al puerto.

“Nosotros no queremos dañar el puerto, pero sí queremos tener respeto y esto ya está pasando a ligas mayores, porque el petitorio de Valparaíso está siendo acogido por otros puertos, pero también porque pensamos acudir al Gobierno y a EPV para que resuelva. La situación hoy de Valparaíso es responsabilidad de ellos, porque si hoy tenemos pocas naves, pese a la extensión de TPS y compra de más grúas, es obviamente, porque se ha crecido en todos los aspectos menos en espacio, entonces los buques nuevos no tienen dónde acopiar carga, porque cada buque nuevo hace 5 mil movimientos. El terminal está capacitado para hasta 9.500 movimientos y con dos post panamax podemos llegar hasta a 13 mil y no es el espacio que tenemos”, criticó.

“EPV como parte del Estado debería haber intervenido para poder tener la zona de Barón como acopio como pasó en septiembre por las fiesta. Hace unos meses, el MSC Sasha tuvo que irse a San Antonio por falta de espacio, entonces al final el Gobierno y el Estado  ha dejado desamparado al Puerto de Valparaíso y, por eso, nosotros estamos tan mal, algo que la empresa tampoco previó”, reflexionó Vives.

“La empresa nos ha dicho que pueden tener el terminal cerrado un mes. Con eso quieren conseguir cansarnos y limpiar a las manzanas que ellos consideran podridas de este movimiento, eliminar a los que quebraron vidrios e hicieron destrozos lo que fue una respuesta al ingreso de los rompehuelgas, pero nosotros hemos estado siempre, desde el día uno, con la disposición de conversar, pero ellos no quieren. Nosotros no queremos perder el puerto, no queremos perder nuestra fuente de empleo, estamos concientes de lo que se puede perder, pero también lo que se puede ganar”, agregó.

Sobre los puntos del petitorio, en el que se exige un bono de 5 millones de pesos, Vives insistió en que se quiere resolver varios puntos que son domésticos como terminar con las falsas nombradas.

“Hay injusticias que se ven día a día como las falsas nombradas, eso que te dicen ocho horas antes que vas a trabajar y llegas al puerto y te desnombran, sin darte siquiera la plata de la movilización, tampoco se respetan los bonos por lluvia, no se bonifican al 100% los feriados irrenunciables, el bono turno de la noche tampoco, también nos están achicando las funciones y especialidades que tenemos, han contratado a gente que tiene uno o dos años de experiencia y no a otros que llevan hasta 25 años en el puerto,  todas estas son cosas laborales en las que nos sentimos desprotegidos”, concluyó.