Brasil: Presencia femenina en TCP aumenta 1.955% en los últimos 20 años ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Thais Marques

La presencia femenina entre los empleados de la Terminal de Contêineres de Paranaguá (TCP) aumentó 1.955% en los últimos 20 años, pasando de 11 mujeres que ocupaban predominantemente funciones administrativas, a 226 mujeres en la actualidad que también ocupan puestos operativos, técnicos y especializados. Actualmente, aproximadamente el 20% de la plantilla de la empresa está ocupada por mujeres.

La gerente de Recursos Humanos, Thais Marques, dijo que los modelos de gestión modernos combinados con la tecnología favorecieron la inserción de las mujeres en el segmento donde, durante mucho tiempo, predominó el trabajo masculino.

“Hace veinte años la presencia femenina era tímida. Hoy, las oportunidades se ofrecen ampliamente y se ocupan plenamente con mucho profesionalismo y competencia, demostrando que no existen limitaciones de género para quienes buscan el desarrollo con seriedad y compromiso, sea cual sea la carrera”, señaló Marques.

Siendo testigo de la transformación que ha experimentado el sector en las últimas dos décadas, Lusinete Smek, coordinadora de Mantenimiento, comenzó a trabajar en TCP a la edad de 25 años. Nacida en Medianeira, en el interior de Paraná y recién llegada a Paranaguá en ese momento, vio la empresa como una oportunidad de crecimiento. Licenciada en Administración de Empresas, casada y madre de dos, cree que las mujeres están avanzando en la conquista de su espacio.

“Aquí en TCP nos estamos moviendo rápido, nuestra CFO es una mujer, tenemos mujeres en la operación, logística, gestión, coordinación y operadoras de grandes equipos. Cuando me incorporé a la empresa, yo era la única mujer del sector. El resto estaban en el área administrativa y financiera”, recordó Smek.

Durante el período, se cruzaron varias barreras. Para la gerente de RR.HH. de TCP, Thais Marques, esto sucedió por el simple hecho de que las funciones son y siempre serán para quienes quieren ocupar y hacer un buen trabajo.

“Sin duda, paradigmas como el sexo frágil estaban más que rotos. Tenemos ejemplos reales de mujeres sumamente valientes y altamente comprometidas, demostrando profesionalismo por encima del género y demostrando el valor de los perfiles que complementan y generan sinergia en la ejecución de rutinas”, comentó la gerente.

Lusinete comentó que, al principio, encontró dificultades y que le costó perseverancia. Uno de los principales obstáculos fue la discriminación cultural y el miedo.

“Pero fue amor a primera vista, me enamoré de la terminal. Aquí todo es enorme, barcos, equipos, pilas de contenedores. La satisfacción de trabajar aquí es mucho mayor que las barreras”, explicó la coordinadora.

Lusinete Smek

Para ella, la inserción de la fuerza femenina en el ámbito portuario es necesaria y justa, ya que las mujeres son capaces, competentes y aportan mucho al mercado laboral. Comparando la realidad del sector hoy y cuando comenzó, dice que hay muchos menos prejuicios y que las diferencias se están estrechando visiblemente.

En su opinión, actualmente las oportunidades se ofrecen de forma natural, independientemente del género.

“Se lo debemos a las mujeres fuertes que han luchado por cambiar eso, animando a otros y demostrando que son capaces y preparadas, ya los hombres fuertes e ilustrados que nos apoyaron”, subrayó Smek.

En la valoración de Thais Marques todavía hay margen de cambio y, para ello, es necesario reforzar que el valor está en la competencia y que los perfiles masculinos y femeninos se complementan, no hay lugar para los estigmas de que un género es mejor que otro.

“Fomentar el respeto a la diversidad en nuestras relaciones, especialmente valorando la competencia técnica de las personas, sean hombres o mujeres. Podemos promover las relaciones colaborativas, no solo en las relaciones profesionales, sino sobre todo en las personales, como uno de los principales retos de proyectar mujeres en el mercado laboral siguen siendo cuestiones personales, como las responsabilidades domésticas heredadas como rol de la mujer”, evaluó la ejecutiva.


 

 

 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias