Brasil: Puertos de Paraná realizan mediciones sobre agua de lastre

La Administración de los Puertos de Paranaguá y Antonina se encuentra realizando monitoreos ambientales en la Bahía de Paranaguá; en el Estado de Paraná en Brasil. Se trata de la vigilancia que se lleva a cabo al agua de lastre para lo cual 270 naves han recibido equipos técnicos, entre enero y octubre, para ser sometidos a una evaluación de la salinidad y procedencia del agua que arrastra la embarcación.

Monitoramento, Água de lastro,Hasta ahora, según se informó, no ha habido ninguna embarcación fuera de las normas regulatorias de Brasil. La Appa detalló que desde el 2013, cuando el puerto conquistó su licencia de operación, se realiza un programa de Verificación del Gerenciamiento del Agua de Lastre de los buques, atendiendo a la norma 20 de la Autoridad Marítima.

 

Lo anterior tiene como finalidad evitar la contaminación del ecosistema marino natural con especies exóticas traidas con el agua de lastre de las embarcaciones provenientes de otros países. 

“Esta legislación que debe ser cumplida por todas las naves que navegan en aguas brasileñas integra el Plan de Control Ambiental del Puerto de Paranaguá”, explicó el director presidente de Appa, Luiz Henrique Dividino.

El agua de lastre es utilizada para dar estabilidad a las naves por medio del llenado de reservatórios específicos con agua del ambiente en que se encuentra. “Al descargarla, toda embarcación de gran tamaño debe reestablecer sus condiciones de estabilidad para navegar con seguridad. Esta estabilidad es obtenida del agua de lastre”, añade el director.

La ley brasileña establece en su Normam 20 que, al llegar a un puerto, la nave equipada con agua en sus lastres y que navegue en aguas brasileñas debe realizar el cambio oceánico de esta agua. Esto debe ser realizado, en el mínimo, de 200 millas náuticas de la costa en aguas de 200 metros de profundidad. La fiscalización de este procedimiento es realizado por la Capitanía de Puertos de la Marinha do Brasil.

Monitoramento, Água de lastro,El capitán de Puertos de Paraná, comandante Renato Pericin Rodrigues da Silva, comentó que “delante de esta responsabilidad, la marina editó una norma específica, regulando la actividad del agua de lastre de forma adecuada con una legislación internacional”.

 

Para apoyar esas taeras, el Puerto de Paranaguá tiene un equipo especializado que, todos los días, accede a las naves atracadas al puerto para colectar agua de los tanques, utilizando un salinómetro que apunta los valores de salinidad de las muestras que, si están por debajo del 3%, indica que el cambio de aguas no fue hecho en el océano, pudiendo haber sido efectuado en aguas estuarinas donde la presencia de sal es menor.  

Si el valor es superior al 3% se indica que el cambio fue realizado a más de 200 millas y en área oceánica con profundidad de 200 metros. Esto se confirma y consigna en un documento denominado Balast Water Reporting presentado a la tripulación del buque, indicándose en él el punto exacto donde se llevó a cabo la operación. En caso de disconformidad, la Appa informa a la Marina para que sea hecha una contramuestra. 

 

 

Galerías y vídeos portuarios