Buque Investigator realiza sondajes y toma muestras para construcción del PGE en San Antonio ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Joan Hidalgo


 

El buque Investigator -cuyo arribo fue informado por PortalPortuario.cl- recaló al sitio 7 de Puerto Central, en San Antonio, luego de realizar los primeros sondajes y toma de muestras vitales para la construcción de las obras de abrigo del futuro Puerto de Gran Escala que llevará a cabo la Empresa Portuaria San Antonio como parte de sus proyectos de expansión.

Tras permanecer varios días en la bahía, la tripulación del buque, constituida por expertos de varias disciplinas, confirmó datos que la estatal ya había obtenido mediante el uso de tecnologías de “menor profundidad”, según dio a conocer el gerente general de EPSA, Aldo Signorelli. 

“Tuvimos la suerte de ver como llegó la camioneta del laboratorio, cómo se le entregaron las muestras y, de esa manera, cerramos un circuito de mayor precisión que era necesario tener y que habíamos tenido que licitarlo varias veces porque no contábamos con las condiciones técnicas para poder desarrollarlo y la respuesta fue una nave especializada con una empresa especializada internacional”, indicó el ejecutivo.

Sobre los sondajes, Signorelli afirmó que “están encontrando lo mismo que habíamos identificado en las etapas de prospección anteriores y, para nosotros, es una muy buena noticia. Es arena muy dura, compactada, con muchos años de estar en esa condición que es el mejor terreno para soportar la obra de abrigo de nuestro Puerto de Gran Escala“.

El gerente general de la Empresa Portuaria San Antonio resaltó que la toma de muestras, que llegó hasta los 32 metros de profundidad, es la primera en su tipo que se hace en Chile y enfatizó que los resultados, que servirán para la elaboración de la ingeniería de detalle, confirman los datos recabados con anterioridad con otras tecnologías.

Los estudios, que tuvieron un presupuesto de 3 millones de dólares, se efectuaron al sur de las actuales instalaciones portuarias, donde se establecerán los muelles y el área de viraje de las naves, así como aguas afuera.

 “Hasta el momento hemos realizado cuatro puntos de sondaje a 30 metros de profundidad, anteriormente se había hecho una prospección geofísica que, dentro del aspecto geotécnico es como si hubieran hecho una radiografía del fondo, haciendo una interpretación y bueno nosotros somos como los que hacemos la cirugía, los que entran con el bisturí en el fondo marino y, hasta ahora, la interpretación de la geofísica y los resultados que hemos tenido a través de la geotécnia concuerdan”, señaló Ander Biain, ingeniero geotécnico de Geoequipe Marine, empresa propietaria del Investigator.

La nave cuenta con una torre de perforación que está compensada para el oleaje, las corrientes y el viento. Además posee cuatro puntos de anclaje que se tensan para realizar las maniobras.

El buque, durante las cuatro o cinco semanas que permanecerá en San Antonio, realizará 23 sondajes. 11 de ellos se llevarán a cabo con la sonda CPTU que dispone de tres sensores que permiten detectar parámetros geomecánicos para el hincado de pilotes, mientras que los 12 análisis de recuperación de muestras contínuas  para la evaluación, interpretación y ensayos de laboratorio.

Los resultados preliminares de los estudios, que comenzaron el 12 de febrero, han sido catalogados como mejores de lo previsto en la etapa de ingeniería básica, toda vez que se presupuestaban -a lo menos- tres metros de sedimentos que deberían ser dragados antes de iniciar la construcción del rompeolas, pero no se hallaron, por lo que, de mantenerse esa tónica, los costos finales del Puerto de Gran Escala podrían reducirse.


Galerías y vídeos portuarios