Canal de Panamá se prepara para adaptarse a fluctuaciones de la temporada alta
¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El mes de octubre se suele marcar el inicio de la temporada alta en el Canal de Panamá, ya que la industria marítima mundial y las cadenas de suministro se preparan para el aumento en la demanda, razón por la cual la entidad panameña afina detalles para adaptarse a las fluctuaciones propias de la época.

“Cada otoño, la vía interoceánica está lista para el arribo de un mayor número de buques, muchos de ellos cargados con regalos navideños o productos derivados del petróleo para proveer calefacción a los hogares durante los fríos meses de invierno”, apuntó la entidad a cargo de la vía navegable artificial.

“Sin embargo, este año, numerosos eventos mundiales continúan impulsando la volatilidad en las condiciones del mercado y los flujos comerciales, como el actual conflicto entre Ucrania y Rusia, los remanentes de retrasos relacionados con la pandemia y los cambios en los patrones de consumo impulsados ??por la inflación. Algunos buques portacontenedores, por ejemplo, han cancelado una serie de viajes desde Asia a Estados Unidos y Europa antes de la temporada alta”, complementó.

Aunque el Canal de Panamá se prepara para la temporada alta, cada año trae consigo sus propios desafíos que requieren permanecer adaptables y colaborativos. Este año, la vía interoceánica aprovechará las modificaciones recientes a su sistema de reservaciones para administrar la demanda de tránsito, minimizar los tiempos de espera y continuar siendo un socio confiable y valioso para la industria.

Sistema de reservaciones

En esencia, este sistema ofrece a los clientes la posibilidad de reservar sus tránsitos en una fecha específica por medio del pago de una tarifa adicional. También ofrece cupos bajo el esquema de subastas, lo que permite a los clientes solicitar los cupos que estén disponibles en la fecha de tránsito deseada.

Si bien es opcional, este servicio sería apuntado como “muy ventajoso, ya que garantiza tránsitos oportunos y permite que el equipo del Canal planifique con anticipación la programación de tránsitos de manera más eficiente. Reservar un tránsito con antelación no solo brinda certeza, sino que también permite a los clientes evitar la fila de buques que arriban sin reservas y experimentan tiempos de espera fluctuantes”, indicó el comunicado de la ruta que une el mar Caribe y el océano Pacífico.

Bajo este contexto, Abraham Saied, Gerente del Centro Integrado de Control de Operaciones del Canal de Panamá, señaló que “cada horario diario de los buques que transitan por el Canal es único, lo que significa que puede ser difícil predecir cuánto tiempo tendrá que esperar un buque sin reserva para transitar”.

“A diferencia de un avión, donde la capacidad de pasajeros es fija y cada pasajero ocupa un asiento, la programación de los buques depende de sus dimensiones, carga, calado, dirección de tránsito, restricciones de navegación e incluso la época del año. Un barco más grande, por ejemplo, requerirá más tiempo de proceso en las esclusas y más recursos, por lo que la cantidad de buques que pueden transitar ese día será menor”, agregó.

En línea con lo mencionado, se enfatizó que uno de los mayores desafíos para estimar los tiempos de espera es el clima, lo que puede cambiar de un momento a otro.

“Durante la estación seca de Panamá, que dura de diciembre a mayo, la vía acuática a menudo enfrenta desafíos con la disponibilidad de agua. Esto requiere la aplicación de medidas de conservación de agua, que pueden reducir la capacidad del Canal para transitar buques con mayor frecuencia y calados más profundos. Durante el resto del año, la temporada de lluvias en Panamá puede generar neblina que limita la visibilidad de las embarcaciones y puede interrumpir las operaciones de tránsito”, explayó el área comunicacional del Canal de Panamá.

“El mantenimiento programado y la variabilidad de ciertos mercados también pueden afectar los horarios de tránsito de los buques. Los servicios de línea, incluidos los portacontenedores, los portavehículos y los buques de pasajeros, tienen itinerarios fijos y planifican sus tránsitos con mucha anticipación. Otros segmentos, como el gas natural licuado (GNL) y el gas licuado de petróleo (GLP), pueden cotizar en el mercado al contado, lo que significa que a menudo no tienen un itinerario fijo o un puerto de escala con anticipación”, añadió.

Adaptación

La combinación de estos factores puede causar fluctuaciones en los tiempos de espera durante la temporada alta de tránsito de la vía interoceánica, que va de noviembre a marzo. Tomando esto en consideración, el Canal de Panamá ha venido ajustando su sistema de reservas en los últimos años para manejar mejor la demanda de cupos de reservación y ofrecer certeza de tránsito para los clientes.

“Por ejemplo, la recuperación económica global en enero de 2021 despegó en medio de un invierno frío récord en Asia, lo que provocó un aumento histórico en la demanda de GNL. Estas circunstancias desencadenaron un aumento repentino de buques que arribaron a la vía interoceánica con la expectativa de exportar GNL de Estados Unidos a Asia. Como resultado, el Canal ajustó su sistema de reservas para ofrecer a los buques de GNL más oportunidades de reservar un cupo de tránsito días antes de la fecha esperada”, ejemplificó la Autoridad del Canal de Panamá.

“Un mes después, el Canal también comenzó a subastar cupos que quedaron disponibles para buques neopanamax, incluidos los GNL, dos o tres días antes de la fecha de tránsito designada debido a cancelaciones, cambio de fecha, tránsitos anticipados de buques reservados, u otras razones. De manera similar, en noviembre de 2021, la vía acuática aumentó los cupos de subasta disponibles para los buques neopanamax todos los martes, lo que permitió a los clientes con jerarquizaciones más bajas una mayor oportunidad de obtener una reserva semanal. Recientemente se estableció otro cupo de subasta para buques neopanamax todos los miércoles para fechas de tránsito a partir de octubre de 2022.

Preparativos

Las modificaciones realizadas en los últimos años han ayudado a aumentar significativamente el número de tránsitos programados con antelación. Solo el año pasado, los tránsitos reservados, ya sea mediante reserva regular o subasta, representaron aproximadamente el 70% del total de los tránsitos por el Canal de Panamá, frente al 55% tres años antes.

No obstante, a medida que se acerca la temporada alta, el equipo del Canal de Panamá se mantiene evaluando métodos para mejorar las condiciones de tránsito, tomando en consideración factores como la combinación de buques y otras condiciones operativas.

“Nuestra fuerza laboral, desde operaciones hasta el equipo de tránsito marítimo, trabaja continuamente en la introducción de sistemas avanzados para adaptarnos a la demanda cada vez mayor de buques en tránsito”, argumentó la subadministradora Ilya Espino de Marotta.

“A medida que nos adaptamos a las condiciones fluctuantes del mercado, nuestro enfoque y prioridad es, y siempre ha sido, la seguridad de nuestros colaboradores. Además, el tránsito seguro y eficiente de los buques, el mantenimiento y la mejora de la infraestructura del Canal y el pleno compromiso con la facilitación del comercio mundial sigue siendo una parte integral de la misión de nuestra organización”, concluyó Marotta.


 

Compartir




Ver mais conteúdos
Translate »