Cancillería de Bolivia insiste en que Chile incumple tratado de 1904

Por medio de un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia insistió en que Chile incumple el tratado de 1904 que entrega acceso al mar no soberano a ese país, que perdió su litoral tras la Guerra del Pacífico.

“Bolivia rechaza lo difundido por la Cancillería de Chile mediante el comunicado de 28 de Agosto, cuyo contenido no condice con la verdad y confunde a la opinión pública y a la comunidad internacional sobre el cumplimiento de las obligaciones internacionales y el derecho internacional por parte de la República de Chile”, dice la nota.

Según la Cancillería altiplánica, “Bolivia reconoce la vigencia del Tratado de 1904 cuyo estricto cumplimiento reclama permanentemente al Gobierno de Chile. Las condiciones de libre transito para la carga boliviana a ultramar se encuentran limitadas con gravámenes, demoras, maltrato, intromisión y actuaciones arbitrarias por parte de autoridades chilenas y funcionarios administrativos del Puerto de Arica”.

“La República de Chile ha privatizado el puerto de Arica sin observar el cumplimiento del Tratado de 1904, delegando la responsabilidad en la ejecución de sus obligaciones internacionales a una empresa privada”, añade la nota.

El comunicado agrega que “Bolivia no tiene un acceso pleno de “libre tránsito” en los puertos al Pacífico, es víctima de constantes abusos y atropellos que revelan la falta de coordinación, inversiones e incumplimiento de los compromisos internacionales”.

Bolivia, además, alega una serie de vulneraciones que serían cometidas en los puertos chilenos en relación a las cargas bolivianas. 

“La apertura de contenedores bolivianos de exportación precintados es una intromisión en el comercio exterior boliviano y demuestra un desconocimiento de las obligaciones adquiridas (literal b del Artículo V de la Convención sobre tránsito de 1937), generando importantes costos al exportador y demoras en el despacho de carga. Pruebas de estos atropellos han sido entregadas a Chile en el marco de la controversia iniciada en ALADI”, ejemplifican.

“El gobierno de Chile desconoce sus compromisos internacionales al rechazar la desconsolidación de contenedores bolivianos de forma discrecional y unilateral, determinando su traslado a recintos extra portuarios privados, lo que ocasiona altos costos de desconsolidación y demoras al importador boliviano. Pruebas de estos atropellos han sido entregadas a Chile en el marco de la controversia iniciada en ALADI”, prosigue la queja boliviana.

“Pese a los compromisos que tiene Chile con Bolivia de otorgar almacenamiento gratuito por 365 días a la carga de importación, para el caso de las cargas que Chile considera “peligrosas” se cobra almacenamiento”, argumentan.

“Finalmente el Gobierno de la República de Chile asegura que no cobra ningún impuesto a la carga boliviana que transita por su territorio, pero falta a la verdad pues pese a directivas del propio servicio de impuestos de Chile que establecen que ‘el derecho al más libre tránsito implica la exoneración de cualquier impuesto’, Chile aplica a la carga boliviana impuestos al valor agregado a los servicios prestados tanto a ASP-B como a exportadores”, continúa el texto.

“La administradora privada del puerto provoca constantes retrasos a la carga boliviana por la falta de capacidad de ésta para atender el proceso de desconsolidado de la carga boliviana, retrasos en el despacho de carga sobre dimensionada por la falta de personal y maquinaria de TPA para atender este tipo de carga”, acusa.

“El gobierno de Chile impone obligaciones de fumigar contenedores en tránsito con carga boliviana a costos altos beneficiando a la una única empresa chilena que aprovecha su condición monopólica en el puerto”, apunta.

“Pese a que los funcionarios bolivianos en puerto trabajan las 24 horas del día, los funcionarios chilenos se niegan a trabajar turnos ampliados en horario que además incluyan los sábados y domingos, retrasando aún más el despacho de la carga boliviana”, reclama.

“El gobierno de Chile no permite que Bolivia revise la carga a bordo en el momento que llega una nave con carga de ultramar boliviana”, señala el comunicado.

También la Cancillería de Bolivia acusa que “Carabineros de Chile recauda grandes sumas de transportistas bolivianos por concepto de multas debido a las largas colas que deben hacer nuestros transportistas para ingresar al puerto”.

“La gratuidad del almacenamiento de la carga boliviana y el Derecho al Libre Tránsito de Bolivia por puertos chilenos no es una ‘concesión’ de Chile, es una obligación acordada y asumida por Chile en el Tratado de 1904 y en otros instrumentos como ser la Convención de 1937, la Declaración de Arica de 1953 entre otros, compromisos cuyo incumplimiento se reclama constantemente y que también han sido objeto del reclamo presentado ante la Asociación Latinoamericana de Integración por incumplimiento de Chile a los Acuerdos de Libre Tránsito”, enfatizan.

Por eso, Bolivia llamó al Gobierno de Chile al cumplimiento de sus obligaciones internacionales y el derecho internacional.

Galerías y vídeos portuarios