Características del puerto de atraque será clave para elección de sede de la Extreme E en Chile ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Diego Hermosilla

@PortalPortuario


El 26 y 27 de noviembre de 2022, Chile será sede por primera vez de una fecha de la Extreme E, la serie de automovilismo deportivo que reúne a SUV eléctricos en zonas naturales, sin afectar el medioambiente. Dónde se disputará esa carrera aún es un misterio, aunque las características de un puerto cercano será clave para la elección. 

Lo único que se sabe hasta ahora es que se correrá en el desierto de Atacama, lo que abre opciones a puertos de Arica a Huasco. “No puede ser un puerto chico, tiene que tener ciertas características de calado y un lugar apto cerca. No es fácil elegir”, explicó el expiloto Eliseo Salazar, quien está promoviendo la llegada de la Extreme E a Chile. 

La sede elegida necesita un terreno de unos 10 kilómetros cuadrados, pero que debe estar a menos de 100 kilómetros de un puerto, para hacer el menor impacto ambiental posible. “La fecha chilena será la última, quedó para el final, porque los autos y toda la estructura viaja en un barco por el mundo, Chile queda lejos y hay que hacerlo calzar bien”, agrega Salazar.

El St. Helena, antes conocido como Royal Mail Ship, tiene una eslora de 105 metros, manga de 19 y seis de calado. Es la pieza central flotante del campeonato, que transporta los vehículos, el equipo logístico y la infraestructura del paddock de la serie, además de albergar investigaciones científicas con su laboratorio a bordo, todo en un intento por reducir el impacto de la logística en comparación con los viajes aéreos.


Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos