Congestión de graneleros en Róterdam se dispara debido al conflicto entre Rusia y Ucrania ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Desde el estallido de la guerra a fines de febrero, el tiempo de espera promedio para un granelero en el puerto más activo de Europa, Róterdam, ha estado a menudo por encima del límite máximo de su rango de tres años.

Pero durante el período de siete semanas del 9 de mayo al 29 de junio, aumentó de 48 horas a 186 horas. Desde entonces ha disminuido a 113 horas, pero sigue siendo muy alto para la época del año, según datos de VesselsValue.

Las importaciones de graneles secos en el noroeste de Europa se han ido recuperando constantemente desde las profundidades de la pandemia de covid-19 a mediados de 2020. Pero el crecimiento se ha acelerado desde la invasión rusa y los volúmenes ahora son más altos que los niveles pre pandemia.

Gran parte del aumento se debe a los flujos dentro de Europa. En el período de abril a junio, los flujos comerciales dentro de la región aumentaron en 6.9 millones de toneladas, o un 21% con respecto al mismo período del año pasado. El comercio dentro del noroeste de Europa fue 8.2 millones de toneladas más alto, lo que compensó con creces una caída de 2.9 millones de toneladas en las importaciones de la región del mar Báltico, donde hay varios puertos rusos clave.

El segundo mayor impulsor es el comercio de África, que aumentó en 4.6 millones de toneladas o 72% (del 1 de abril al 30 de junio de 22 frente al 01 de abril al 30 de junio de 21), y en particular Sudáfrica, que contribuyó con 3 millones de toneladas del aumento. Las empresas eléctricas europeas han sido entusiastas compradoras de carbón sudafricano, a pesar de los altos precios, tras la prohibición de los cargamentos rusos.

Esto ha elevado el comercio de carbón de Sudáfrica al noroeste de Europa a niveles no vistos desde 2014. Róterdam en los Países Bajos es la principal terminal de importación de carbón de la región, pero varios otros países, incluidos Francia, Alemania, Italia y Polonia, recibieron cargamentos, habiendo importado nada de carbón de Sudáfrica en el período del año anterior.

Este efecto colateral del conflicto y la crisis energética global más amplia será un indicador clave a corto plazo para los sectores de energía de Graneles Secos y Europa.


Compartir




Ver mais conteúdos