Corredor marítimo- terrestre reduce tiempos de transporte entre China y Malasia ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl/ Agencia Xinhua

@PortalPortuario


Un corredor marítimo- terrestre ha conseguido reducir a solo 10 días el tránsito de mercancías entre Malasia y China, lo que ha permitido acelerar el intercambio comercial entre ambos países.

La ruta de flete marítima-terrestre, que se lanzó en septiembre de 2017, y que conecta al occidente de China con miembros de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático, baja en 20 días el tránsito de carga entre los dos países y torna el transporte 40% más barato que la ruta oceánica tradicional.

La ruta comprende una red de vías férreas, caminos y conexiones aéreas con Chongqing y Chengdu, que sirven como centros logísticos clave.

En el momento actual, el corredor terrestre conecta 20 estaciones ferroviarias en diez ciudades de China, y llega a 84 países y a 200 puertos en seis continentes.

Próximamente, este corredor marítimo y terrestre se extenderá de Chengdu, en la provincia de Sichuan, y de Chongqing, a un grupo de puertos del Golfo de Beibu en la Región Autónoma Zhuang de Guangxi y al Puerto Yangpu, en la provincia de Hainan, conectando así el sureste asiático por la vía marítima. Vinculará de mejor manera las regiones interiores del noroccidente de China con los grandes puertos ubicados en el sur.

El 6 de diciembre, los puertos sobre el Golfo de Beibu han atestiguado 2.000 viajes ferroviarios desde que se estrenó el servicio de transporte rápido que combina líneas férreas y rutas marítimas, reportó la agencia Xinhua.

El transporte ha sido durante mucho un obstáculo para el desarrollo económico de las provincias occidentales en el interior de China, especialmente en términos de industrias de exportación e importación, que suelen depender del Río Yangtsé como conexión con Shanghai y el resto del mundo.

En un esfuerzo para acelerar la apertura y el desarrollo de alta calidad del occidente de China y para profundizar la cooperación económica y comercial, Chongqing comenzó a explorar una nueva ruta comercial hace algunos años.

La municipalidad suroccidental en el curso alto del Yangtsé cuenta con ventajas geográficas como punto estratégico del programa de desarrollo de las regiones occidentales. Es también un punto de conexión de la Iniciativa de la Franja y la Ruta y de la Franja Económica del Yangtsé.

El corredor fue construido conjuntamente por las provincias occidentales chinas y por miembros de la ANSEA bajo el marco de la Iniciativa de Demostración China-Singapur (Chongqing) sobre Conectividad Estratégica, firmada en 2016.

Tras dos años de experimentos, la ruta pasó en el mes de agosto a ser una estrategia nacional. El plan de desarrollo, dado a conocer por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, busca construir un corredor marítimo-terrestre para las regiones occidentales que sea económico, eficiente, conveniente, ecológico y seguro.

“Ahora, al tiempo que China avanza por una nueva era y que el desarrollo de la región occidental encara una nueva situación, necesitamos nuevas aperturas y estrategias”, indicó Fan Yijiang, un funcionario de alto rango del Departamento de Investigación para el Transporte de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

El corredor marítimo-terrestre se completará en el año 2035, y ofrecerá una mejor capacidad de transporte, despachos de aduanas de clase mundial y servicios logísticos, según revela la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.


 

Compartir