Covid-19: Norwegian Star no embarcará pasajeros en San Antonio tras suspensión de viajes ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


El crucero Norwegian Star, de Norwegian Cruise Line, no realizará el embarque de pasajeros en las instalaciones de DP World San Antonio. La situación deriva de la decisión de la naviera de suspender todos sus viajes a nivel global debido a la pandemia de Coronavirus o Covid-19.

El barco de pasajeros inició un viaje el pasado 29 de febrero en el Puerto de Buenos Aires, Argentina, a su homeport en el Puerto de San Antonio, en Chile, donde recaló este sábado 14 de marzo. 

La embarcación, entregada el año 2001 por el astillero Meyer Werft de Papenburg, Alemania, desembarcó a 1.800 turistas sin contratiempos en el concesionario del Terminal Costanera-Espigón de San Antonio.

Durante esta jornada, el buque -de 294 metros de eslora y 32 de manga, realizaría recambio de pasajeros, los cuales iniciarían un nuevo crucero en dirección a Port Canaveral, en Estados Unidos, país que -además- tiene suspendida la actividad de naves turísticas internacionales por 30 días.

El Norwegian Star, que esta temporada reemplazó al Norwegian Sun, tiene capacidad para trasladar a un máximo de 2.813 pasajeros y a una tripulación de 1.084 personas. La embarcación cuenta con 14 cubiertas y 1.174 cabinas.

Más temprano, Norwegian Cruise Line, mediante una carta firmada por Harry Sommer, presidente y CEO de la compañía, dio cuenta de la decisión de suspender de forma voluntaria sus operaciones en colaboración con las autoridades federales de Estados Unidos. 

En Chile, dos cruceros han sido puestos en cuarentena, el primero fue el Silver Explorer, del cual un pasajero de nacionalidad británica, fue desembarcado en Caleta Tortel, Región de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo, siendo derivado al Hospital de Coyhaique. En tanto, el segundo fue el Azamara Pursuit.

Un tercer crucero estaba, según informó el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, en observación en las costas de Puerto Chacabuco, en la misma región.

En Valparaíso, por su parte, fue recibido el Hanseatic Nature. La nave de Hapag-Lloyd Cruises -que originalmente debía terminar su viaje en Callao- debió suspender su arribo al Puerto de Iquique y retornar a la capital regional porteña a raíz de las restricciones a los viajes aéreos impuesta por las autoridades peruanas.

Así, el crucero que partió su último viaje sudamericano el pasado jueves en Valparaíso trajo a sus pasajeros de vuelta a esa ciudad para facilitar el traslado de sus pasajeros al aeropuerto Arturo Merino Benítez de Pudahuel con el fin de garantizar el regreso a sus lugares de origen.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias