Cruceros: Recaladas aumentarán 8% y pasajeros tendrán un alza de hasta 12% en puertos chilenos ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Doble recalada en Puerto Central, San Antonio.

La industria de cruceros no genera pérdidas ni detiene su crecimiento. Prueba de ello es que este año, las naves de pasajeros internacionales moverán a 28 millones de personas, superando los 26,7 millones de turistas movilizados en 2017 y, esa tendencia, también se reflejará en los puertos chilenos que tendrán un crecimiento de 8% en recaladas y de 12% en pasajeros durante la temporada que arranca en octubre.

Así lo dio a conocer a PortalPortuario.cl, el gerente general de Inchcape, Víctor Oelckers, quien además se refirió al beneficio que genera al país tener dos homeport en la zona central.

“Respecto a la temporada 2017/2018 se proyecta un crecimiento de un 8% en términos de recaladas de naves y alrededor de un 10 u 12 % en términos de pasajeros, porque se produjo un doble efecto positivo: el primero, sube la cantidad de naves que recalan y el segundo, el tamaño de esas naves también sube, se incrementa”, señaló el ejecutivo.

“Un homeport con dos bahías”

“Hoy día las naves más grandes que recalan tienen 300 metros de eslora y nos vamos a ir a naves de 320 metros de eslora, eso significa en términos de pasajeros, naves con una capacidad de 2.800 a 3.000 pasajeros, que suben de 3.000 a 3.400 pasajeros, entonces las naves incrementan en tamaño e incrementan en cantidad, es por eso que se necesitan dos homeport o un homeport con dos terminales. San Antonio con Puerto Central y Valparaíso con TPS y TCVAL por el norte”, añadió.

Sobre este punto, Oelckers aseguró que luego de que Puerto San Antonio, a través de su concesionario Puerto Central, entrara al circuito de los cruceros, se produjo un efecto de complementareidad con Valparaíso, por lo que la industria observa que es un solo sistema portuario.

“En nuestra opinión y la opinión de nuestros clientes, Chile tiene un homeport con dos bahías; el homeport se llama Valparaíso región metropolitana, como regiones y tiene dos terminales donde hacer el recambio de turistas. Uno es San Antonio por el sur y el otro es Valparaíso por el norte. La oferta de ambos puertos se complementa, no debieran competir, no tienen razón de competir, todo es que esos puertos son equidistantes a Santiago”, enfatizó.

Consultado sobre si el muelle exclusivo de cruceros hará mover la balanza a favor de Valparaíso a la hora de recuperar las recaladas que ganó San Antonio a raíz de los conflictos ocurridos con los portuarios de la capital regional porteña la temporada pasada, el gerente general de Inchcape sostuvo que es más urgente la expansión del Terminal 2 que, actualmente, sigue su tramitación ambiental.

Silver Muse, en el espigón del Terminal 2 del Puerto de Valparaíso

“Es más positivo que salga la aprobación de T2. Si el T2 se construye, se va a liberar más espacio, se va a crear más ofertas de sitios; al crearse más ofertas de sitios obviamente el T2 podría atender también cruceros. Y en una segunda etapa después del T2, un muelle dedicado a cruceros es muy bienvenido, siempre y cuando el crecimiento natural de la industria se fortalezca con una ley de cabotaje. Esta industria va a crecer en torno al 8% los próximos años, pero ese es un crecimiento muy débil para un aumento muy significativo en la oferta de sitios de atraque, considerando que el T2 se construye y además se agrega el muelle dedicado a cruceros que tiene que pasar por un proceso de licitación”, apuntó.

“Sin ley de cabotaje esa infraestructura sería redundante, suponiendo que el T2 está construido o terminando a construir a esa fecha ¿Por qué sería redundante? Porque habría ofertas de sitios de atraque suficientes, tanto en San Antonio como Valparaíso considerando un T2 construido. Ahí no se justificaría el muelle dedicado y la única forma de ocupar esa infraestructura es abriendo una ley de cabotaje para cruceros de bandera extranjera que permitan vender pasajes a turistas chilenos como también extranjeros”, complementó.

En ese sentido, Oelckers planteó, además, que Valparaíso no debe tratar de arrebatar lo que perdió frente al Puerto de San Antonio, sino apostar a atraer a las nuevas líneas interesadas en el país y ser un referente mundial.

“Valparaíso no tiene que apostar a competir con San Antonio, tiene que apostar a convertirse en un destino mundial, en ese sentido la iniciativa que ha hecho la Empresa Portuaria Valparaíso y otros actores del mercado para promover una ruta Panamá-Valparaíso, es una excelente iniciativa, por ahí tiene que ir. Si, se abre una ley de cabotaje sin restricción a operadores extranjeros, Valparaíso va a recuperar en muy corto plazo,  hablo de 1 a 3 años, o sea el periodo de tiempo de que debería estar construido el muelle de cruceros o el T2, o ambos, tener suficientes recaladas de cruceros que hoy día no vienen a Chile porque la ley de cabotaje se los lleva”, subrayó.


 

Galerías y vídeos portuarios