CSAV se convierte en principal accionista de quinta naviera mundial tras fusión de Hapag-Lloyd y UASC ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl 

@PortalPortuario


La Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) se convirtió en el principal accionista de la quinta naviera a nivel mundial, luego de la fusión entre Hapag-Lloyd y la United Arab Shipping Company. 

La empresa combinada tendrá una capacidad total de transporte de carga de 1,6 millones de TEUs y volúmenes transportados al año de alrededor de 10 millones de TEUs. Contará además con una de las flotas más modernas, ecológicas y eficientes de la industria, compuesta por 230 naves de una edad promedio de 7,2 años y un tamaño promedio de aproximadamente 6.840 TEUs, cerca de un 30% más que la media de las 15 principales navieras de la industria (5.280 TEUs).

Se estima que la fusión entre Hapag-Lloyd y UASC generará sinergias anuales de US$ 435 millones, las que se alcanzarán en su totalidad en 2019. Además, reducirá significativamente las necesidades de inversión durante los próximos años, gracias a la complementariedad de los activos combinados. Lo anterior permitirá a Hapag-Lloyd mantenerse como una de las empresas más competitivas de la industria.

Asimismo, y gracias a la complementaridad de sus servicios, la empresa ofrecerá una cobertura global, reforzando su posición y diversificando su portafolio en tráficos relevantes, tanto en los “Este-Oeste” como en los “Norte-Sur”.

El gerente general de CSAV, Oscar Hasbún, valoró el acuerdo y destacó la relevancia de este nuevo paso, el que permitirá crear una empresa más sólida y mejor preparada para enfrentar los desafíos de la industria.

“Buscar mayores eficiencias en el negocio portacontenedores es parte del plan estratégico que hemos diseñado para la compañía, y en ese sentido la fusión con UASC va en la dirección correcta. Gracias a esta combinación de negocios hoy somos una empresa más eficiente y competitiva, con una de las flotas más jóvenes y modernas de la industria, con una cobertura más global y con sinergias anuales de US$ 435 millones, lo que nos permitirá seguir consolidando nuestro liderazgo frente a nuestros competidores”, señaló.

Transacción

Con el cierre de la transacción, Hapag-Lloyd adquirió el 100% de las acciones de UASC. Los actuales controladores de la firma árabe –Qatar Holding LLC, propiedad del Estado de Qatar, y Public Investment Fund, en representación del Reino de Arabia Saudita– ingresaron a la propiedad de la naviera alemana, con un 14,4% y 10,1% de participación respectivamente. Los accionistas minoritarios de UASC recibieron en conjunto acciones por un 3,5% de la empresa combinada.

Producto de lo anterior, los actuales accionistas de Hapag-Lloyd redujeron su participación en la empresa. La Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV), se mantuvo como principal accionista, pasando de tener un 31,4% a un 22,6% de la propiedad. Sin embargo, tanto la empresa chilena, como la Ciudad de Hamburgo y Kühne, a través del pacto de accionistas vigente, se mantienen como los controladores de Hapag-Lloyd con una participación combinada de 51,5%.

Con el fin de fortalecer la estructura financiera de la compañía combinada, y dentro del plazo de seis meses a partir de hoy, Hapag-Lloyd realizará un aumento de capital por US$ 400 millones, a través de una suscripción preferente para todos los accionistas. Las nuevas acciones de pago se ofrecerán en la bolsa en Alemania.

Con anticipación al cierre de la transacción, CSAV, la Ciudad de Hamburgo y Kühne habían acordado que, a través de dicha capitalización, la empresa chilena alcanzará una participación de 25% en Hapag-Lloyd, con lo cual podrá seguir influyendo decisivamente en la adopción de acuerdos en juntas de accionistas en materias fundamentales de la empresa, como aumentos de capital, fusiones, divisiones, y modificaciones de estatutos, todas las cuales requieren un quórum de aprobación de 75%.

Los fondos que CSAV utilizará para suscribir dicha capitalización los recaudará a través de un aumento de capital por hasta US$ 260 millones, que ya fue aprobado por los accionistas de la compañía en una Junta Extraordinaria realizada a fines de marzo.

No obstante el positivo impacto económico que conlleva esta operación producto de las sinergias estimadas, la fusión de Hapag-Lloyd con UASC le generará a CSAV una pérdida contable por dilución, cuyo monto no puede ser cuantificado en estos momentos, dado que la información necesaria para realizar dicho cálculo dependerá del registro contable que Hapag-Lloyd realice de la transacción, lo que estará disponible cuando ésta publique sus estados financieros consolidados intermedios al 30 de junio de 2017.


 

Galerías y vídeos portuarios