Diálogo entre puerto y comunidad se tornará una “parte relevante del negocio” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert, Miami

@PortalPortuario


Dar mayores niveles de transparencia e incrementar la interacción con la ciudadanía serán, cada vez más, una “parte relevante del negocio portuario”.

Así lo planteó a PortalPortuario.cl, José Manuel Pagés, asesor estratégico externo de la Asociación Mundial de Ciudades Portuarias, durante su participación en el XXVIII Congreso Latinoamericano de Puertos de la Asociación Americana de Autoridades Portuarias.

“La relación puerto ciudad es compleja y complicada en todo el mundo. No es solo una cuestión de América Latina, porque hay muchos intereses en una zona muy específica de la ciudad y del territorio y es complicado encontrar un equilibrio entre todos. Ese es el punto de partida”, visualizó el profesional.

Desde ese punto, Pagés aseguró que “la ciudadanía cada vez exige más, porque hay más información disponible. La ciudadanía cada vez sabe más y, lo que es importante, recibe información de muchas fuentes diferentes que no siempre puede ser la mejor información. Entonces, uno de los puntos principales en los que hay que hacer un esfuerzo es en la comunicación”.

En ese sentido, el profesional sostuvo que “es necesario aprender a explicar el puerto y a discutir sobre el puerto.  No podemos esperar que la ciudadanía que no está relacionada con un mundo complejo como es el puerto entienda todo lo que ocurre dentro de ellos. Los puertos tienen que abrirse, ser transparentes para poder entrar en un diálogo constructivo con sus ciudadanos, porque los puertos no son solo motores económicos, sino que -en muchos casos- son la raíz identitaria de la ciudad”.

Portcenter 

Para contribuir a este diálogo más didáctico, la AIVP promueve entre sus asociados la habilitación de Portcenters. Se trata de unidades físicas, donde se pueden desplegar muestras interactivas que, de forma simple, puedan aportar a la interacción entre la industria portuaria y la ciudadanía en general.

“Un Portcenter es un espacio físico en el que se explica al puerto  a los ciudadanos de una forma atractiva, de una forma pedagógica y con los conceptos principales sin escaparse a la verdad y a todo lo que implica el puerto, pero de una manera de que el ciudadano medio pueda entenderlo, pudiendo implicar desde niños pequeños a la gente que vive cerca del puerto o incluso turistas. Es cosa de usar los principios del Edutatement; es decir, educación y entretenimiento, para explicar el puerto y, hoy en día, la tecnología permite hacerlo más allá de la explicación de una maqueta”, indicó.

Según Pagés, este tipo de lugares permiten articular la agenda de responsabilidad social corporativa, además de iniciar y finalizar las visitas al puerto, trabajar con niños en el programa educativo, entre otras iniciativas que se pueden llevar a cabo desde el Portcenter, siendo esta instancia “la cara del puerto ante los ciudadanos”.

“Esto es algo que, hasta hace nada, no se tenía en cuenta y cada vez tiene mayor importancia, además tienes las redes sociales que, recién los puertos están empezando a entender cómo usar. Hay mucho camino por recorrer, pero  varias autoridades portuarias como San Antonio, en Chile, o en Europa, Dublin o Estocolmo, han presentado proyectos innovadores donde no solo es soltar información, sino generar interacción, por un lado entretenida y, por otro, para captar lo que dicen los ciudadanos”, añadió.

“Tomar este tipo de acciones son parte importante del negocio, porque las consecuencias no se ven inmediatamente, se ven en el largo plazo, pero si no consigues integrar la discusión con la población vas a tener problemas en el mediano y largo plazo en la operación de los terminales, entonces el diálogo es un proceso que es largo y es mucho más sencillo cuando antes empieces, porque cuando llegue el momento difícil y sea más compleja ahí ya tienes un diálogo preestablecido que te ayudará en un momento de crisis que, si esperas hasta el último momento, ya tendrás a la población en contra”, afirmó.


 

 

Compartir