Edición especial AAPA: Inversión portuaria en Latinoamérica: un salto a la competitividad futura de la industria

Más de 1.500 complejos portuarios albergan los países de Latinoamérica. De distintas características, complejidades y magnitudes, esta variedad de infraestructuras dedicadas al intercambio marítimo de bienes y servicios, habla de una región activa en materia logística, que ha liderado procesos de modernización y mejora constante para conectarse -desde sus puertos- con el mundo.

En la actualidad, la actividad portuaria es uno de los motores económicos y de progreso para América Latina, un mercado en constante desarrollo y que de cara al futuro ofrece grandes posibilidades de expansión y crecimiento.

Solo para este 2022 -y pese a los inciertos escenarios globales- el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó un crecimiento económico de 2,5% para América Latina y el Caribe, ratificando así el potencial de una región que después de la pandemia ha ido recuperando su tranco.

Este escenario favorable, además, impacta positivamente en el sector portuario, que hoy ejecuta y proyecta una serie de iniciativas de mejora de infraestructura y de soluciones tecnológicas integrales para mejorar aún más la competitividad de sus complejos portuarios y de sus países.

Estos proyectos, claves en la evolución de mediano y largo plazo para el sector, han concitado el interés de grandes grupos inversores que siguen apostando por América Latina para sus negocios. Una oportunidad que encontrará en el #AAPALatino de Santos 2022 un espacio clave para conectarlo con el futuro de la región.

BRASIL

Ambiciosos planes portuarios en el mediano plazo, tiene el país anfitrión del #AAPALatino 2022. El gigante del Cono Sur, a través de su Secretario Nacional de Puertos y Transporte Acuático, Diogo Piloni, anticipó a fines del año pasado que cerca de 3.500 millones de dólares -unos 20 billones de reales- se invertirán en obras de mejoramiento de infraestructura portuaria en aquel país.

Según Piloni, las inversiones se priorizarán en los puertos de Espírito Santo; São Sebastião (Sao Paulo); Itajaí; Santos y Bahia.

En el primero, de hecho, operado por Codesa, el gobierno brasileño concretó la subasta por la concesión de la empresa, adjudicándose a Quadra Capital por cerca de 180 millones de dólares, en un modelo que se replicará en otros puertos bajo control federal.

Además, el gobierno de Brasil iniciará una rueda de presentaciones para levantar a potenciales inversionistas para el puerto de Itajaí, donde se buscará un controlador por los próximos 35 años, con una inversión esperada de 2.800 millones de reales, de los cuales un tercio (unos 200 millones de dólares) deberán destinarse a la construcción de una nueva terminal y la compra de equipamiento.

MÉXICO

A mediados de 2021, el Mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador anunció un ambicioso plan de desarrollo de puertos marítimos y aduanas, que implicará en el mediano plazo un financiamiento de hasta 4.385 millones de dólares, gracias a un fideicomiso creado para tal efecto.

El plan involucrará, en el corto plazo, inversiones importantes como una inyección de 7 millones de dólares en el puerto de Manzanillo, para mejorar la conectividad puerto-ciudad, y que se suman al anuncio de otros 30 millones de la divisa que SSA México inyectará en equipamiento en el mismo puerto.

Otra iniciativa importante, y que por estos días busca socios inversores en Estados Unidos, es el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, que apostará por conectar por ferrocarril los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz.

Todo lo anterior busca acompañar el aumento que el intercambio comercial de este país con China ha venido incrementando en los últimos años, y que ha impuesto el desafío de mejorar la infraestructura portuaria existente.A mediados de 2021, el Mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador anunció un ambicioso plan de desarrollo de puertos marítimos y aduanas, que implicará en el mediano plazo un financiamiento de hasta 4.385 millones de dólares, gracias a un fideicomiso creado para tal efecto.

El plan involucrará, en el corto plazo, inversiones importantes como una inyección de 7 millones de dólares en el puerto de Manzanillo, para mejorar la conectividad puerto-ciudad, y que se suman al anuncio de otros 30 millones de la divisa que SSA México inyectará en equipamiento en el mismo puerto.

Otra iniciativa importante, y que por estos días busca socios inversores en Estados Unidos, es el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, que apostará por conectar por ferrocarril los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz.

Todo lo anterior busca acompañar el aumento que el intercambio comercial de este país con China ha venido incrementando en los últimos años, y que ha impuesto el desafío de mejorar la infraestructura portuaria existente.

URUGUAY

A fines del 2021 el consorcio belga Katoen Natie inició las obras de expansión en el Terminal Cuenca del Plata del Puerto de Montevideo, en cuyo marco espera invertir un total de 460 millones de dólares en el marco de la concesión del principal terminal de la capital uruguaya, adjudicada por un plazo de 50 años.

Será la mayor inversión privada de la historia del puerto de Montevideo, la que se contemplan en dragado, pavimentación, renovación de maquinaria, una explanada de contenedores y un nuevo muelle de 700 metros.

También en el país atlántico, aunque en conjunto con Brasil, por estos días continúan los estudios para el proyecto de concesión de la Hidrovía Lagoa Mirim, en Rio Grande do Sul, conocido como la vía fluvial Brasil-Uruguay. Esta iniciativa involucrará una inversión de 6,3 millones de dólares y será el primer proyecto de transporte fluvial calificado en el Programa de Asociaciones de Inversión, permitiendo -gracias a mejoras en dragado y señalización- el fortalecimiento del tráfico comercial de naves entre Lagoa Mirim y Lagoa dos Patos.

ECUADOR

La nación del Guayas es una de las que ha visto las más importantes inversiones portuarias en la región, principalmente, a partir de la paulatina consolidación del puerto de aguas profundas de Posorja, operado por DP World Ecuador desde hace poco más de dos años y que en sus fases de desarrollo totalizará más de 1.200 millones de dólares de inversión.

En el mismo polo, la multinacional de capitales árabes, ya avanzado en la ejecución de 10 millones de dólares en la primera fase del Parque Logístico e Industrial de Posorja bajo la modalidad ZEDE (Zona Especial de Desarrollo Económico), y que en total supondrá cerca de 60 millones de inversión.

Por otra parte, en el puerto de Bolívar, la operadora Yilport ejecuta obras de dragado por cerca de 8 millones de dólares, que se suman a los 14 millones de la divisa invertidos en nuevas grúas RTG, y a la inversión comprometida en el marco de la construcción del nuevo muelle 6 de este complejo portuario, y que posibilitará la atención de naves Post Panamax, la cual totalizará alrededor de 180 millones de dólares.

Finalmente, en el principal polo portuario del país, Guayaquil, TPG ejecutará un importante proyecto de renovación de equipamiento, en cuyo marco invertirá casi 21 millones de dólares en la compra de grúas y automatización de procesos.

CHILE

En marzo el Terminal Portuario Valparaíso, vinculado al Grupo Agunsa, inició la operación del Terminal 2 del Puerto Valparaíso, en cuyo marco comprometió cerca de 15 millones de dólares como inversión en arriendo de equipamiento hasta 2026. Este importante polo portuario chileno apostará por licitar nuevas obras en 2029, en sus dos principales terminales.

En San Antonio, hoy el complejo portuario de mayor movimiento, continúa el trámite ambiental del proyecto Puerto Exterior con miras a iniciar en 2023 la licitación de su primer muelle. La iniciativa contempla inversiones por 3.500 millones de dólares -30% estatal y 70% privada- para levantar un megapuerto capaz de movilizar 6 millones de contenedores cada año.

En este mismo puerto, San Antonio Terminal Internacional (STI), operado por SAAM y SSA Marine, anunció una inversión de 9 millones en equipamiento, que se suma a las obras de mejoramiento de infraestructura que ejecutará este y el próximo año -por casi 47 millones de dólares- en el marco de su extensión de concesión.

Por otra parte, los complejos portuarios de Puerto Montt, Chacabuco y Punta Arenas, en la zona austral del país, continúan avanzando en su proceso conjunto de licitación de sus operaciones, que permitirá modernizar su equipamiento e infraestructura en el mediano plazo.

COLOMBIA

El presidente Iván Duque confirmó en marzo pasado el arranque del megaproyecto Puerto Antioquia, ubicado en el distrito de Turbo, en el Golfo de Urabá. “Puerto Antioquia le dará a todo el sector privado del departamento y de Colombia una nueva salida hacia nuevos destinos de exportación”, señaló la primera autoridad colombiana.

Así, el pasado 23 de abril se puso la “primera piedra” de una iniciativa que implicará obras por 672 millones de dólares, en dragado, conectividad con Medellín y la construcción de muelles para atender naves de hasta 14 mil TEU.

También en este país, en el puerto de Cartagena, Compas -que en 2021 ya inició inversiones por sobre 30 millones de dólares en mejoras operacionales Barranquilla-, se hizo con el 100% del control de Cartagena Container Terminal Operator, que durante seis años operó junto a la holandesa APM Terminals.

PERÚ

Otro país activo en materia de inversión portuaria en la región ha sido Perú. Partiendo por el megapuerto de Chancay, 80 kilómetros al norte de Callao, cuyas obras ya iniciaron de la mano de la inversión de Cosco Shipping y Volcan, en una primera etapa por casi 1.200 millones de dólares y que -hacia 2030- espera completar cerca de 3.600 millones de la divisa en nuevas obras, para mover unos 5 millones de contenedores.

También en marcha, otros puertos como Paita y Salaverry iniciaron obras importantes. En el primer polo, cerca de 10 millones de dólares costearon la ampliación -en 60 metros- del Muelle Marginal del Terminal Portuario de Paita, en Piura, lo que permitirá hoy recibir naves de hasta 359 metros de eslora.

En tanto, otros 7 millones de dólares se completaron en las obras del muelle 2 del Terminal Portuario Multipropósito de Salaverry, cuyo proceso de modernización supondrá casi 35 millones de dólares en obras y mejoras.

En Callao, el principal complejo portuario del país, DP World avanza a toda máquina en la ampliación del Terminal Sur, que completa casi un 15% de su construcción, y que permitirá extender la infraestructura de 650 a 1.050 metros lineales, permitiendo la atención simultánea de 3 buques Neopanamax y movilizar casi 2 millones de TEU por año.

Contando, además, las inversiones en grúas, equipamiento y modernización de procesos, el proyecto -que se espera entre en operación hacia fines de 2023- completará una inversión de 350 millones de dólares.

ARGENTINA

El grupo Mirgor anunció sus planes para construir un puerto en la sureña ciudad argentina de Río Grande, con una inversión estimada de 210 millones de dólares. El proyecto ya fue presentado a las autoridades gubernamentales y aspira a convertirse en un importante polo comercial e industrial en esa zona de tránsito hacia la zona austral del país.

También en la zona sur, el gobierno de Alberto Fernández anunció su intención de potenciar un Polo Logístico Antártico, en la zona de Ushuaia, a través de una inversión estatal estimada en poco más de 123 millones de dólares.

El país además lleva un tiempo intentando reactivar inversiones en materia logística ferroviaria, a través de iniciativas como la que lidera el puerto de Quequén que ha sostenido una serie de gestiones para reactivar el modo ferroviario. En esa línea, recientemente se iniciaron obras del futuro Nodo Logístico Intermodal y Puerto Seco en Salta, que en primera instancia contempla casi 19 millones de dólares en inversiones.

Compartir