Ejecutivos portuarios aseguran que apoyo del Gobierno a la apertura del cabotaje de personas es el “camino correcto” a seguir ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Nicolás Birchmeier Rivera

@PortalPortuario


El respaldo enseñado por parte de la actual administración gubernamental a una posible apertura del cabotaje de personas para aumentar y fortalecer la industria de cruceros en el país sería, a juicio de los ejecutivos portuarios chilenos, el “camino correcto” a seguir en esta materia.

Los gerentes de terminales que a lo largo de Chile atienden recaladas de cruceros entre los meses de octubre y abril de cada temporada, coinciden en que esta modificación a la normativa -que está siendo discutida en la Sala del Senado- pueda permitir explotar el potencial que posee este tipo de industria turística en territorio y aguas del país.

Ricardo Trincado, gerente general de Empresa Portuaria Puerto Montt (Empormontt), señaló a PortalPortuario.cl, que desde la institución miran “positivamente la introducción de modificaciones a la Ley de Cabotaje, que en particular se ha referido a personas en todo aquello que sea la facilitación para el transporte marítimo de las personas, precisamente, y con ello introducir una mayor competencia y actividad a esta área de la industria marítima”.

El ejecutivo de Empormontt, al mismo tiempo, calificó como “positivas” las señales que ha entregado el Gobierno -mediante el respaldo emitido por la ministra Gloria Hutt y la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett- ante esta preocupación por avanzar hacia una apertura del cabotaje que favorezca a la actividad de cruceros en los puertos chilenos.

“Creo que están reaccionando a las señales que estamos recibiendo de la industria turística, del esfuerzo que se ha venido realizando durante muchísimos años, en particular en las regiones del sur de Chile para constituirnos en un atractivo importante en esta industria”, acotó Ricardo Trincado.

En la misma línea, Juan Esteban Bilbao, gerente general de Valparaíso Terminal de Pasajeros (VTP), indicó que se debe velar por la legislación de una modificación a la Ley de Cabotaje referente a los pasajeros, ya que “el turismo es una industria importantísima en Chile, debemos recobrar la confianza de las grandes líneas de cruceros y aumentar las rutas”.

A su vez, el gerente de VTP comentó que debido al crecimiento presentado por la industria de cruceros a nivel mundial durante los últimos años, es que los actores vinculados a esta actividad en el país deben aunar esfuerzos para fortalecer el flujo de pasajeros y un aumento en las recaldas, puesto que “hay espacio para crecer aún más en Chile, que si bien es cierto atendemos cruceros, pero creo también tenemos potencial para crecer mucho más”.

“Los atractivos que tiene Chile en sí mismo son muy bonitos, también de las ciudades, de cómo somos los chilenos cuando atendemos a los turistas, tenemos desierto y Antártica y pasamos por todos los climas. Indudablemente es muy atractivo para generar experiencias muy satisfactorias a los pasajeros, por lo tanto no es iluso, sino por el contrario, una visión de largo plazo es que no podemos dejar de pensar de que Chile en sí mismo sea una ruta de cruceros a nivel mundial como lo es el Caribe o el Mediterraneo”, apuntó Bilbao.

Por su parte, Rodrigo Olea, gerente general de Puerto Central (PCE), enfatizó que el apoyo de representantes del actual gobierno de Sebastián Piñera es una “buena noticia” para el país, ya que “en Chile no está desarrollada la carretera marítima para que viajemos de San Antonio a Puerto Montt, Arica, Punta Arenas u otro puerto chileno”.

En este contexto, Olea expresó que “las naves que están en el circuito entre octubre y marzo bien podrían vender tramos más cortos en la medida que tengan capacidad disponible”, por lo que un incremento en “el flujo de personas y aporte a las economías de esas regiones sería muy pero muy relevante”.

En tanto, Enrique Runin, gerente general de Empresa Portuaria Chacabuco (Emporcha), dijo que los dichos entregados por Gloria Hutt y Mónica Zalaquett “son señales que se están dando en el sentido de que existe la intención de la autoridad y del Ministerio de Economía y las personas que tiene injerencia en la actividad más productiva, de incentivar el turismo en esta zona”.

“Me parece muy bien que al proyecto se le entregue urgencia o la importancia relevante y que se active esta conversación, para que se logren los puntos de encuentros para sacar un proyecto que se beneficioso para el país, no solo para los puertos o navieros, sino que para la actividad económica del turismo y en general”.

Para Héctor Mardones, subgerente de Negocios y Sustentabilidad de la Empresa Portuaria Iquique (EPI), la importancia de esta liberación de cabotaje de persona radica, entre otras cosas, en el fortalecimiento de las economías regionales y locales por medio de la llegada de un número mayor de turistas.

En este sentido, Mardones acotó que “nos parece fundamental ese avance en este camino, sobre todo para nosotros los que somos los puertos del norte, que somos lo que tenemos menos recaladas de cruceros en cada temporada”, no obstante sugirió que esto podría facilitar los trabajos que apuntan hacia nuevos mercados a nivel continental.

“Esta apertura del cabotaje nos permitiría, en el norte, tener una propia ruta de turismo ligado a países como Perú, Colombia o Ecuador y eso también permitiría otro tipo de turismo en esta zona, porque nosotros estamos dentro de una macro región andina donde el universo de personas que habitan esta zona es muy amplia, estamos hablando de 25 o 30 millones de personas, en lo que es el sur de Perú, Bolivia, centro oeste brasileño o noroeste argentino”, sostuvo el representante de EPI.

Preocupaciones

A su vez, los ejecutivos portuarios chilenos también manifestaron ciertas preocupaciones que conllevaría una eventual aprobación al cambio en la regulación del cabotaje de personas a través de barcos de bandera extranejra en aguas chilenas.

Ricardo Trincado indicó que desde Empormontt con esta posible modificación a la normativa del cabotaje, sus preocupaciones van en la línea de que el desarrollo de la industria se desarrolle en igualdad de condiciones para todos los actores involucrados en la actividad.

“Esta mayor competencia, por supuesto, debe hacerse respetando las condiciones que toda competencia económica requiere, esto es igualdad de condiciones para realizarlas. Si eso es así creemos que va a ser un gran beneficio para nuestra región”, aseveró.

Enrique Runin, por su parte, agregó que si bien le parece una señal correcta por parte del Gobierno el apoyar esta apertura del cabotaje, “ahora lógicamente  entendemos que el proyecto, igual, en algunos aspectos puede influir de manera negativa en quienes operan en Chile, los actuales navieros o armadores chilenos que realizan recorridos”.

“Por lo tanto es un proyecto que debiera ser consensuado con todos los actores, no solamente con los puertos o lo que nos veremos directamente beneficiados, sino que también con aquellos que han manifestado públicamente una oposición, de tal manera que en la medida que se converse entre todos los actores y se encuentre una fórmula que permita lograr el objetivo final, que es aumentar el número de turistas por la zona, sin perjudicar y teniendo en cuenta las medidas de mitigación que eventualmente pudiesen ser necesarias, nos parece sumamente positivo”, señaló Runin.


Galerías y vídeos portuarios