Embajadora de los Países Bajos asegura que San Antonio puede ser puerta de entrada para Argentina y Brasil ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert 

@PortalPortuario


Embajadora del Reino de los Países Bajos, Marion Kappeyne van Coppello.

La embajadora del Reino de los Países Bajos, Marion Kappeyne van Coppello, aseguró que Chile -a través de Puerto San Antonio- puede convertirse en la puerta de entrada desde el Pacífico para Argentina y Brasil.

En conversación con PortalPortuario.cl, la diplomática indicó que el principal complejo portuario chileno puede operar de forma similar a Rotterdam que absorbe el flujo de importaciones que tienen como destino a sus países vecinos.

 “Felicito al Puerto de San Antonio por su vista a largo plazo. A decir la verdad Chile tiene una posición geográfica excelente para devenir en la puerta de entrada y salida del comercio con Asia que todavía está creciendo, no solamente para Chile, para Argentina y para Brasil”, señaló luego de participar de la presentación del estudio de Ingeniería Básica del Puerto de Gran Escala desarrollado por Typsa.

“Esto es mirar a largo plazo, como nosotros en Rotterdam tenemos el comercio que va Alemania,  que va a Francia, que va más lejos en Europa, como puerto de entrada y salida de mucho comercio. La misma posición podría tomar Chile, yo veo a San Antonio con una mirada de largo plazo y por eso lo felicito”, profundizó.

Consultada sobre las acciones que debe tomar Chile para llevar adelante un proyecto portuario sustentable y sostenible en el tiempo, Marion Kappeyne van Coppello, sostuvo que “hay que pensar en todos los stakeholders, todos los involucrados, no solamente las empresas portuarias, los buques, también los habitantes de la ciudad, los trabajadores en el puerto. Hay que mirar no solamente de largo plazo, que ya está hecho, también hay que involucrar a todos quienes están vinculados de manera activa o pasiva”, dijo.

“Hay que ver esto del medio ambiente, pero también los habitantes de San Antonio o de cualquier ciudad portuaria, tiene que estar de acuerdo con lo que pasa, porque es su vista, pero  su trabajo, su ingreso. Cuando uno planea un puerto de esta manera hay que verdaderamente mirar, discutirlo con todos los involucrados y estos es muy complicado porque hay a veces intereses contrarios, pero hay que tomar tiempo para involucraros a todos. Ese sería mi consejo”, agregó.

La embajadora, además, aseguró que su país -de amplia tradición naviera y portuaria- podría poner a disposición de Chile la experiencia que ha tenido en Rotterdam y Ámsterdam, dos de los principales puertos europeos.

“Hay mucha experticia que podríamos poner a disposición de Chile y sus puertos para devenir en el puerto de entrada, como ya mencioné, no es solamente para Chile, sino también para Argentina y para Brasil.  Yo veo también al Gobierno de Chile pensando en esta dirección, por mejorar las aduanas, las vías entre Chile y Argentina también más al norte, agilizar el proyecto de Agua Negra, y otros proyectos que van a ayudar a los puertos también a crecer”, subrayó.


 

Compartir