Empresarios bolivianos piden relegar a un rol fiscalizador a la ASP-B en el Puerto de Arica ¿Encontraste un error? Avísanos


Empresarios bolivianos, agrupados en la Cámara Nacional de Comercio (CNC) y la Cámara Nacional de Industrias (CNI), propusieron la creación de una alianza público-privada que se dedique a la administración de la carga de Bolivia en el Puerto de Arica, mediante una concesión, de modo que las funciones de la Administradora de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B) queden relegadas a la fiscalización.

“Los empresarios queremos proponer un acuerdo público-privado con el Gobierno para el manejo de la carga en Arica de manera eficiente. Creemos que ha llegado el momento de bajar el costo de las tarifas portuarias y beneficiar a la población en sí de Bolivia, eso es lo que estamos planteando”, señaló el presidente de la CNC, Rolando Kempff.

De acuerdo con los empresarios, según consignó el medio boliviano Página Siete, las funciones de la ASP-B como representante de los intereses bolivianos en el puerto deben concentrarse en la fiscalización y control de la carga de exportación e importación.

El presidente de la CNI, Ibo Blazicevic, agregó que esta concesión ayudará a agilizar el despacho de carga en el puerto y, además, puede reducir los costos para los importadores y exportadores entre 30% y 40%.

“Lo que estamos planteando es un nuevo modelo de concesión privada, donde la ASP-B dejaría de cobrar por las tarifas y tendría un rol más fiscalizador y controlador de la carga. Lo que queremos nosotros es atender de manera eficiente, oportuna y con menos costos, una reducción de entre 30% y 40% en los costos a todos los exportadores e importadores bolivianos, entendiendo que 80% de la carga que llega y se embarca en Arica es de privados”, dijo Blazicevic.

El titular de la CNI añadió que esta propuesta fue presentada mediante una carta a la Cancillería y de ninguna manera significa una contradicción con las negociaciones que al momento lleva a cabo la ASP-B con la Empresa Portuaria Arica (EPA) , respecto al incremento de los costos en las tarifas que aplicó Chile desde agosto para la carga boliviana.

“Lo que nosotros planteamos es una alianza que ayudará a mejorar las condiciones de los importadores y exportadores del país, sin ir en desmedro de las negociaciones de tarifas que lleva a cabo la ASP-B con los representantes del puerto”, explicó.

En la misma línea, Kempff sostuvo que con esta propuesta no se dejará de lado a la ASP-B, que es un representante del Estado boliviano en puertos chilenos , ni a la Cancillería, que se encarga de hacer que se cumpla el Tratado de 1904, con relación al libre tránsito para Bolivia por los puertos del país vecino.

El martes, la Cámara Departamental de Transporte de La Paz (Cadetrans) recibió una propuesta por parte de la EPA que daba cuenta de una tarifa preferente para la carga boliviana directa con costo cero.

Los representantes del transporte pesado manifestaron, además, que solicitarán al Gobierno que se vuelva a poner en práctica el Decreto Supremo 25947, que permitía que los importadores nacionales mantengan una relación directa con la administración portuaria de Arica, sin intermediación de la administradora portuaria boliviana.


 

Compartir