Enrique Morales: “Son demasiado serios los efectos negativos que avenimiento de EPV y TPS tiene sobre el puerto” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert 

@PortalPortuario


Enrique Morales

“Hasta las últimas instancias que sea pertinente” irá el concesionario Zeal para revertir la decisión de Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) de retomar los aforos en los terminales o, al menos, para conocer si existe un fundamento técnico que justifique el cambio al modelo logístico que la estatal promovió y defendió a ultranza hasta hace poco.

La modificación surgió del avenimiento al que llegó la EPV con el operador Terminal Pacífico Sur (TPS) con el cual se puso fin a varios años de disputas en torno a las llamadas “cargas limpias”. El pacto, que significó dejar sin efectos demandas cruzadas entre ambos actores, generando un “nuevo trato” entre ambos, fue leído como una vulneración de sus garantías constitucionales por parte de Zeal que recurrió ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso para interponer un recurso de protección que perdió, situación que Enrique Morales, gerente general de la empresa filial de Azvi, se dio por “forma” y no por “fondo”.

En entrevista con PortalPortuario.cl, Morales comentó que recurrirán a todas las instancias que sea necesario para que se bloquee la alteración al actual modelo, a fin de que el Puerto de Valparaíso no pierda la competitividad que, a su juicio, le ha dado la Zeal como parte del sistema imperante. Por lo mismo, como primera acción, la empresa presentó una apelación al rechazo a su recurso de protección.

¿Cuál es el análisis que hacen después de haber recibido un rechazo a su recurso de protección? 

Nosotros seguimos pensando lo mismo, motivo por el cual presentamos un recurso que fue fallado por la Corte, rechazando el recurso de protección, pero lo relevante para nosotros es que fue por un aspecto formal, la corte no entró en el fondo y lo que planteó la Corte es que lo que planteó Zeal debe resolverse en un juicio de lato conocimiento.

Presentaron una apelación ¿Cree que el resultado pueda variar?

Creemos que tenemos margen para que la Corte de Apelaciones analice este tema, porque seguimos sosteniendo. Primero que es arbitrario el acuerdo avenimiento entre TPS y EPV y que, además, daña la competitividad del sistema logístico y, de esa forma, amenaza los derechos que tenemos como Zeal. No hay inspección abajo, pero es una amenaza a los derechos que tenemos por la concesión y por contrato, por lo que pensamos que esta cuestión es súper sencilla en términos de fondo, porque hay una amenaza que afecta a derechos que, a nuestro juicio, emanan del contrato y, además, afecta la igualdad de trato en materia económica que debe garantizar el Estado.

¿Por qué se afecta la igualdad de trato?

Hay una desigualdad, un privilegio, una discriminación, porque en el avenimiento, lo que le permite EPV a TPS, después de cuatro años de defensa (del modelo logístico) es que haga inspección de cargas de importación, pero nosotros en el recurso le pedimos a la Corte que hiciera siete u ocho preguntas a los organismos técnicos que tienen que ver con esa cosa y ninguno sabía del acuerdo, lo que ratifica que este acuerdo se hizo entre TPS y EPV sin preguntarle a nadie.

¿Por qué ustedes plantean que se afecta a la Zeal y al modelo logístico?

Aquí hay una política pública que obedece a conceptos que fueron latamente defendidos por EPV. O sea, el puerto tiene espacios tan pequeños, tan reducidos, que lo conveniente es sacar de los terminales todas cosas que no necesariamente se tengan que hacer al costado del buque y dejemos los terminales para embarcar y desembarcar. Esa política pública genera Zeal, genera extraportuarios, genera un desarrollo del Camino La Pólvora. Ese fue el modelo logístico que creó la empresa portuaria, que dio buenos resultados y si uno mira la defensa que hace EPV hace cuatro años atrás dice que el Terminal 1 en su proyección de demanda a largo plazo hablaba de 6 millones de toneladas y está transfiriendo 10 millones de toneladas hoy día y eso es por un modelo logístico, no por magia y, de repente, en cuatro meses cambia el directorio y lo revierten de una manera bien particular.

¿Qué es lo que tiene de particular la determinación de EPV? 

Dicen que se hacen inspecciones, se autoriza a TPS, pero para hacer inspecciones solo de importación, en circunstancias que si revisas lo que dice la Aduana en su respuesta (a la Corte) es que se puede hacer, pero tiene que hacer también las de exportación.  La pregunta, si se tienen que hacer ambas, por qué solo se permiten las de importación y la razón es simple: Son las más sencillas de hacer y las más rentables, porque se hacen en bloque, ya que cuando haces aforos de exportación, como se hacen en los extraportuarios o en la Zeal, la inspección se hace sobre camión, no se baja el contenedor, entonces, claramente si haces inspecciones de exportación en los terminales y tienes que hacer 50, vas a tener 50 camiones parqueados dentro del terminal y, en Valparaíso, es inviable, porque no hay espacio para eso, entonces como eso no puede ocurrir se acomoda una parte, lo que es más raro todavía.

¿Por qué cree usted que esto afecta a la competitividad del Puerto de Valparaíso? 

Afecta la competitividad, porque si tienes menos espacios en los terminales, el puerto se hace más ineficiente, los buques se trancan, el puerto no tiene capacidad para recibir 2 mil carros que se desembarcan, otros mil que se embarcan, no tiene capacidad, se congestiona, no hay posibilidades y por eso decimos que se afecta la competitividad. El mismo EPV dice que se pasa de 6 a 10 millones, porque la salida de carga es muy expedita, se baja y sale y entra justo cuando se va a embarcar. Para eso es una parte de Zeal, pues coordina la bajada, se acopia poco rato antes, cuando el terminal lo pide incluso, y eso es lo que se inventó y hoy se corta y se vuelva para atrás. Por eso, hemos pedido de distintas formas los argumentos técnicos, económicos, financieros que justifiquen el cambio.

O sea, según usted ¿EPV no ha fundamentado bien la decisión?

 En los argumentos que EPV presentó a la Corte no están los argumentos, no dicen por qué cambian el modelo, dice que es mejor, pero la pregunta es ¿qué significa que sea mejor? ¿Lo es para el puerto?, pensamos que no y que va a tener complicaciones mayores, porque supongamos que esto parte y que funcione uno o dos meses cuando no hay carga y cuando crezca la carga ¿Qué hacemos? ¿Nos devolvemos?, entonces ¿Esto es un paréntesis del modelo mientras pasa algo? Esas son las amenazas que planteamos, porque ¿qué justifica que solo sean las inspecciones de importación y no también las de exportación en los terminales?

Claro, además que se podría decir que permitir los aforos hoy es contradictorio con la defensa que la misma EPV hizo años atrás… 

EPV defendió cinco años y ganó en toda instancia el modelo, el modelo EPV lo armó bien, fue una política pública bien armada, lo defendió, lo promovió, lo exportó, una semana antes del avenimiento, el gerente general (Gonzalo Davagnino) lo expuso en la AAPA y contó que se logró eficiencia, que se disminuyó el tiempo de permanencia de la carga, aumento de tonelaje, eso es incomprensible y se lo hemos dicho en todos los tonos.

Durante el conflicto de las cargas limpias entre EPV y TPS, el concesionario aseguraba que el modelo era ineficiente, que afectaba la competitividad del Puerto de Valparaíso, ya que encarecía el sistema, un argumento similar al que ustedes plantean hoy ¿Qué puede decir al respecto?

No sé de donde sacan eso en realidad. Estuve en los paros que hubo aquí con los camioneros, porque Zeal se llenó, no bajaba la carga y se generaron esperas, por lo que los camioneros hicieron un paro una semana santa y si le preguntas a los camioneros por qué fue… es muy sencillo: El puerto no tenía capacidad de contenedores reefer para recibirlos y estaban todos acá arriba. Lo que hace la Zeal, desde el punto de vista de la Zao, es coordinar la bajada de carga a los terminales cuando los terminales lo piden. Si los terminales no lo piden yo no puedo bajar esa carga, porque sino me pasan multas. Así funciona, entonces cuando dicen que Zeal no funcionaba, perdón, el terminal pide la carga, yo la bajo, sino aquí se acumula, entonces era totalmente injusto y falso que Zeal funcionara mal.

También se alegó por las esperas… 

Eso es porque SAG y Aduanas tienen ciertos horarios. Le dicen a los servicios que operen 24/7 y yo estuve cuando Aduanas y SAG establecieron unos periodos de prueba 24/7 y la Aduana estuvo acá en Zeal en ese régimen, pero no llegaron a inspeccionarse, porque para eso tiene que estar el agente de aduana, el cliente y eso no ocurrió, entonces cuando te metes en el detalle y vas a terreno, hay harto discurso que no es efectivo. Se habla de carga limpia, la carga limpia no existe. Los camioneros no esperan, entonces, no entendemos ni hemos logrado encontrar los argumentos, porque más allá de Zeal nos preocupa el puerto, puesto que en definitiva si uno mira las cifras, el puerto bajó en 15% la cantidad de contenedores, San Antonio creció un 28%. La buena noticia es que la región creció un 8%, o sea hay carga, el problema que tenemos los de Valparaíso es que está repartida de una manera que no nos conviene, porque hay más en San Antonio que acá, entonces no veo como una medida de este estilo va a potenciar a Valparaíso.

¿Por qué no?

Por que va a ser más difícil que las navieras vuelvan, porque el puerto va a ser más ineficiente, van a bajar los ritmos de transferencia, no mañana ni el día siguiente, pero que pasa cuando aumente la  carga por crecimiento natural, vegetativo y se tengan que hacer más inspecciones y el puerto no tenga espacio ¿Qué van a hacer ahí? ¿Vamos a volver atrás? ¿se va a ocupar la costanera o Barón? ¿Por qué abandonar un modelo que los mismos que lo crearon dijeron que era muy eficiente?

¿Cuál es la pérdida económica que se genera para ustedes una vez que este cambio entre en pleno régimen?

Tiene un impacto económico para todos los extraportarios, no solo para la Zeal, porque los aforos de importación que no se hacen en el puerto no solo se hacen en Zeal, sino en los cinco extraportuarios. También es falso que EPV haya dirigido estas operaciones a nuestro extraportuario, eso es mentira, nunca ha dicho eso, sino que se ampliaron y están en todos los extraportuarios. Aquí no hay un monopolio de Zeal para los aforos de importación. Pasa lo mismo cuando se argumenta sobre que el puerto tendrá más trabajo, sí, claro, los trabajadores portuarios, pero ese trabajo se le quita a los extraportuarios, porque cuando una inspección no se hace en el puerto y se hace afuera, la hace una persona, no un robot y eso no se dice…

¿Qué acciones van a tomar en búsqueda de esta justificación técnica y que la medida adoptada se revierta?

El tribunal falló de forma, no de fondo. Nosotros estamos apelando a la Corte de Apelaciones esperando que se entre en el fondo y dependiendo como vaya vamos a seguir con las siguientes instancias, iremos a la Suprema y si es pertinente vamos a ir a aplicar los mecanismos que establece el contrato que son arbitrajes, vamos a agotar todas las instancias, porque son demasiado serios los efectos negativos que este avenimiento de EPV y TPS tiene sobre el puerto. No nos vamos a quedar mirando como esta cosa se enreda y se complica. Estamos convencidos que esto es malo para Valparaíso y vamos a llegar hasta donde sea pertinente, esperamos que se discuta el fondo, donde no se ha entrado, lo que nos parece bien, respetamos las decisiones (de la Corte), pero queremos ir al fondo y vamos a seguir escalando hasta donde sea pertinente. Estamos disponibles para discutir los temas abiertamente, tenemos nuestros argumentos que son sólidos y atendibles y esperamos lo mismo de la contra parte, cuyos argumentos -técnicamente- no conocemos.


Compartir