EPSA y EPV firman convenio con PUCV para apoyar proyecto de generación de energía undimotriz

pucvEn el salón de Honor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, las empresas portuarias de San Antonio (Epsa) y de Valparaíso (EPV) firmaron un convenio de colaboración con la casa de estudios porteña con la finalidad de apoyar un proyecto que tiene como fin generar energía eléctrica mediante el movimiento de las olas. 

Se trata del proyecto “Generación de energía a partir del oleaje marino en un mercado competitivo”, que es desarrollado por un equipo multidisciplinario de profesionales y académicos de la PUCV con la finalidad  de contribuir a diversificar la matriz energética obteniéndola de un recurso renovable y permanente como lo es el mar. 

Manuel Cerda, director ejecutivo del Centro Interdisciplinario de Energía y encargado del proyecto, indicó que “la idea es poder generar una cantidad importante de energía. Hay aparatos de este tipo que se orientan hacia producciones muy puntuales; nosotros nos estamos orientando a una producción más masiva, porque esto se puede escalar en la medida que pones más de estos aparatos respecto del largo del frente de la ola que genera más energía y más potencia. Si llegas a poner 2 kilómetros podrías abastecer a toda la ciudad de Valparaíso y quizá más”. 

El académico añadió que  este modelo “va a ofrecer, esperamos, una cantidad importante de energía al sistema que hoy no existe, porque de las energías renovables no convencionales que hoy día existen en Chile no existe esta todavía, que es una cosa bastante desconocida aún”.

En ese sentido, Cerda explicó que la potencia del oleaje marino entre Arica y Punta Arenas es 14 veces mayor la capacidad energética instalada en el país, por lo que captar esa energía, aunque sea en un porcentaje mínimo ayudaría a reducir el consumo eléctrico proveniente de fuentes contaminantes y no renovables.

Sobre esta iniciativa, Aldo Signorelli, gerente general de la Empresa Portuaria de San Antonio, comentó que “nuestra motivación de estar acá es la innovación, el aporte a las relaciones entre la comunidad y nuestra empresa, poder proyectar en una universidad tan prestigiosa como la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en San Antonio este proyecto comprometiéndonos a apoyar la etapa experimental, de instalación en el mar, entregar un área para apoyo y conexión logística y nuestro sistema de medición de variables oceanográficas para el proyecto”. 

“Respecto al impacto de la energía. Un puerto consume entre 3 y 4 kilowatt/ hora por cada contenedor; eso nos eleva a una decena de megawatts de potencia y nos transforma en el cliente más importante de la provincia de San Antonio. Como sabemos, el país espera llegar al 20% de energías renovables no convencional, hoy día por ley está en el 5% y este tipo de proyectos busca dar alternativas de energías renovables donde el sol y el viento no tienen toda la potencia que tienen en el norte del país. Las soluciones para el sur; probablemente, están en el mar y; por eso, nosotros estamos embarcados en este proyecto”, profundizó el ejecutivo que, además, comentó que la meta del puerto sanantonino es llegar al 5% de uso de energías limpias para lo cual ya se encuentran instalando paneles solares para la iluminación. 

Beneficio urbano

Cristian Calvetti, gerente de Asuntos Corporativos de la Empresa Portuaria de Valparaíso, agregó que la iniciativa que lidera la católica porteña no solo podría beneficiar a los puertos, sino también a las comunas que los albergan. 

“Nosotros creemos que este proyecto es relevante, no solo  en lo que se refiere poder condensar el trabajo energético; poder reunir esta idea de las energías renovables no convencionales en Valparaíso es crucial, pero sin duda le agrega un valor el que hoy día ese proyecto entregarlo a la comunidad; no solamente usarlo en el sistema portuario como los concesionarios y quienes efectivamente están dentro del sistema logístico puedan utilizar una ventaja de estas características, sino que -además- esta externalidad positiva sea directamente en beneficio de la ciudad”, apuntó.

“Imáginate poder iluminar el Barrio Puerto, imáginate poder dotar de energía a los ascensores, imáginate trabajar un proyecto de ciudad-puerto en ese ámbito que permita el generar una inicivativa de valor compartido de estas características; por lo tanto, nosotros no solo valoramos el aporte que pueda hacer al sistema logístico, al sistema portuario, al mismo puerto en el caso de San Antonio y Valparaíso, sino poder agregarle un valor que es compartirlo con la ciudad”, ahondó. 

Galerías y vídeos portuarios