EPV revisa por segunda vez contrato de concesión de TPS en menos de dos años ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) revisará por segunda vez, en menos de dos años, el contrato de concesión de Terminal Pacífico Sur (TPS).

El procedimiento, que en el pasado se adoptó por la fuga de cruceros al Puerto de San Antonio, habría sido notificado -en esta oportunidad- mediante una carta despachada desde la estatal a TPS. En esta ocasión, la medida se debe a la falta de continuidad de servicio derivado del paro de trabajadores portuarios eventuales, quienes se mantienen movilizados desde el pasado 16 de noviembre.

El hecho, cabe recordar, significó que el terminal dejara de atender naves entre el 16 y 28 de noviembre debido a un bloqueo a sus instalaciones, situación que varió luego de que la Ministra de Transportes, Gloria Hutt, llamara a los trabajadores y ofreciera una garantía de diálogo con las empresas TPS y Ultraport a cambio de levantar el bloqueo. Sin embargo, la instancia de conversación -hasta ahora- no se ha producido.

Una fuente conocedora del texto aseguró que se trata de una situación inédita que se termine el contrato de concesión a un operador portuario.  Asimismo, indicó que la “situación de fuerza mayor” a la que aludió la empresa al iniciarse el conflicto mediante un hecho esencial, ya no sería tal debido a que el concesionario TCVAL, cuyos trabajadores también frenaron sus faenas entre el 17 y 30 de noviembre, alcanzaron un acuerdo retomando la normalidad de las operaciones. 

Revisión anterior

Lo que no es inédito es el aviso y al revisión del contrato de concesión por parte de EPV a TPS. El mecanismo fue activado por decisión del anterior directorio de la estatal en abril de 2017, luego de que Norwegian Cruise Line decidiera enviar al Norwegian Sun a Puerto Central, en Puerto San Antonio que, desde ese momento, se convirtió en el nuevo homeport chileno en desmedro de la capital regional porteña que perdió uno de sus activos más valiosos con un 60% de menos recaladas.

“Como Directorio hemos tomado la decisión de revisar, en forma y fondo, todos los instrumentos normativos y contratos que nos permitan salvaguardar los intereses del Puerto de Valparaíso, en su conjunto, y de la ciudad”, concluyó la empresa estatal”, indicó el directorio de la estatal el 21 de abril de 2017.

Dicha determinación fue, en su momento, avalada por el Gobierno que, en palabras del subsecretario de Hacienda de ese entonces, Alejandro Micco, indicó a este medio que “el Estado, a través de EPV, debe tomar decisiones, y revisar el contrato de concesión es una de ellas”

En aquella oportunidad, EPV decidió emprender dicha acción a raíz de los bloqueos que efectuaron trabajadores portuarios del Terminal 1 a los cruceros como una medida de presión para conseguir que la estatal permitiera efectuar aforos, también conocidos como “cargas limpias” en TPS, pero al mismo tiempo, porque el terminal decidió subir la tarifa para este tipo de naves al máximo permitido y no dio garantías de prioridad de sitio al Norwegian Sun.

Dichos elementos derivaron, a su vez, en que EPV demandara a su concesionario ante el TDLC por “prácticas anticompetitivas” en el mercado de cruceros y, a su vez, TPS contrademandara en la misma instancia. Las acciones legales, singularmente quedaron en nada, luego de que el nuevo directorio de Puerto Valparaíso alcanzara un acuerdo con la actual administración gerencial de Terminal Pacífico Sur, desistiendo ambas partes de perseverar en sus libelos. 

La declaratoria de paz entre ambos organismos llegó justo un mes antes de las movilizaciones de los eventuales, suponiendo el retorno de las cargas limpias a los muelles, lo cual fue hecho público el pasado 7 de noviembre.  Este acto, en teoría, iba a permitir compensar la baja de turnos producida por una menor transferencia de carga este año en el puerto de la capital regional porteña, factor que fue uno de los detonantes de las movilizaciones de los eventuales de Valparaíso que, por otro lado, han pedido terminar con las “falsas nombradas” y bonos compensatorios y otra serie de mejoras laborales.

Concesión

Terminal Pacífico Sur inició su concesión en el año 2000 y, en diciembre de 2017, renovó dicho contrato por otros diez años más de forma anticipada.

Durante los últimos años, el concesionario sumó nuevas grúas RTG,  Ship to Shore, una grúa móvil y renovó la flota de tractocamiones, además de concretar la extensión en 120 metros de su frente de atraque, lo que entregó a Valparaíso un muelle de 740 metros de largo y una capacidad para transferir 1.3 millones de TEUs.

En 2016, el concesionario se fusionó con ConTug Terminals, filial de la Mediterranean Shipping Company (MSC) que adquirió el 39,99% de las acciones del terminal.


 

Galerías y vídeos portuarios