Francisco Javier González: “Por quinto año vamos a alcanzar la transferencia de 3 millones de toneladas” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Un crecimiento de 2% es el que tendrá el Puerto de Arica al cierre de 2017. En total, el complejo portuario nortino habrá alcanzado -por quinto año consecutivo- los 3 millones de toneladas, lo que evidencia el caracter estratégico de estas instalaciones que, casi por entero, están al servicio del comercio exterior de Bolivia. 

Así lo destaca el presidente del directorio de la Empresa Portuaria Arica, Francisco Javier González, quien -en entrevista con PortalPortuario.cl– aseguró que el año que termina ha sido bueno en las cifras, pero también en el cumplimiento de distintos proyectos que lleva adelante la estatal.

“2017 para el Puerto de Arica ha sido un súper buen año. Uno puede medir la actividad de los puertos de muchas maneras, quizás la más tradicional son los volúmenes de carga transferida, pero hace mucho tiempo que estoy enfocado a medir esos indicadores, sino ir un poco más allá”, sostuvo González.

Menciona el movimiento de carga como indicador más tradicional ¿Con cuánto cierra el año Arica?

Los indicadores están bien. El puerto va a cerrar el año con un crecimiento de 2%, hemos tenido meses muy buenos, otros más bajos y vamos a bordear al fin de año los 3 millones 200 mil toneladas, pero ya con una tendencia consolidada, ya que por quinto año vamos a cruzar el umbral de transferencia de los 3 millones de toneladas, por lo que somos -de los puertos del Estado- el cuarto después de San Antonio, Valparaíso y San Vicente, lo que es un dato importante porque es una tendencia histórica, porque se triplicó la carga de nuestro puerto desde el inicio la concesión en 2004-2015, lo que nos acerca a la capacidad técnica del puerto.

¿Cuánta de esta carga es boliviana?

Seguimos manteniendo apróximadamente el 80% de carga boliviana. De eso, dos tercios es importación y un tercios son exportación  y estamos enfocados en eso.

Usted mencionó que hay otras formas de medir el rendimiento de un puerto ¿A qué se refería? 

Hay un indicador que yo denomino “control de las externalidades”, lo que significa decirle a la comunidad que este puerto no está creciendo a tontas y a locas, que hay una decisión estratégica de fondo de seguir creciendo, pero con control de los impactos que genera una actividad como esta puede generar y ojalá con plena armonía de las tendencias de ciudad puerto.

A propósito de la capacidad técnica del puerto ¿Cuáles son las mejoras que deben hacerse en el Puerto de Arica independiente del presidente que sea elegido?

Creo que hay proyectos de los que podemos hablar sin ningún problema, pero siempre me gusta rebobinar y poner en contexto las iniciativas y las reflexiones que tenemos en el puerto. Por ejemplo, aunque sea de manera muy mínima en volúmenes, se está apreciando un aumento en la carga de origen peruano transferida por el puerto y eso aunque sea incipiente no es casualidad y yo, hace un tiempo, tengo un diagnóstico donde veo que hay una presión del interior del continente por tener rutas eficientes hacia el Asia-Pacífico.

O sea, Arica debe fortalecerse para captar esas cargas… 

Si vemos la costa del Pacífico vemos un Puerto de Callao con 30 millones de toneladas anuales y una plataforma en la Región de Valparaíso con otras 30 millones de toneladas entre Valparaíso y San Antonio, pero entre medio, los puertos del sur de Perú y los de Chile, movemos 10 millones de toneladas y; sin embargo, con una posición estratégica que ellos (Callao, Valparaíso y San Antonio) no tienen como es el mercado boliviano, el sur de Brasil, el norte de Argentina y el sur de Perú, por lo que creo que Arica puede liderar una oferta competitiva, porque ya consolidó su posición de esta macro zona. Hace ya bastantes años que transferimos más carga que Antofagasta e Iquique, tenemos esta conexión con el mercado boliviano y somos una puerta de entrada para la carga del sur de Perú, por lo que el Puerto de Arica tiene que liderar con una oferta competitiva.

¿Cómo se logra eso en un contexto donde Perú está impulsando sus puertos del sur, cuando Bolivia quiere usarlos y explorar, además, la hidrovía Paraguay-Paraná sin contar, además, con el posible tren bioceánico?

Es tremendamente legítimo que todos los actores tomen decisiones costo-efectivas y, por lo tanto, para parte del comercio boliviano le resulta conveniente usar puertos peruanos como Ilo, esa es una decisión respetable, pero creo que las condiciones que Arica le entrega al comercio boliviano son tremendamente competitivas y difícilmente creo que encuentren un lugar que las iguale. Estamos hablando de derecho a gratuidad de hasta un año y de 60 días de carga de exportación/importación respectivamente que los dueños de carga de Bolivia conocen y ejercen y eso explica la mayor rotación de carga de Arica en comparación de cualquier puerto del mundo, pero frente a la pregunta de qué hay que hacer, hay que seguir trabajando y preparando la infraestructura para tener más carga.

Usted dice que hay que preparar la infraestructura ¿En qué están los proyectos como el nuevo acceso o la extensión portuaria, el terminal de pasajeros y convertirse en EcoPorts?

Todos han ido avanzando. El terminal de pasajeros es más que eso, porque la actividad de los cruceros en Arica es estacional y el 26 de enero haremos un acto público donde haremos un llamado a la licitación para la construcción del nuevo terminal de pasajeros, que es un recinto que tiene condición de recibir a los más de 20 mil pasajeros al año, pero también va a ser una sala que en temporada baja tendrá una utilidad para la comunidad y queremos tener una cafetería mirador para que la gente pueda entrar y sentir que está dentro del puerto.

El otro proyecto en que estamos en etapa de diseño es el nuevo acceso al puerto que es un proyecto que se gatilla por la fuerza de los hechos y si es un puerto que ha crecido tres veces debe mejorar los cuellos de botella y pese que hemos gestionado la programación de los camiones en el antepuerto, el puerto necesita una caletera de acceso. Los demás proyectos son la ampliación del antepuerto y la consolidación de la zona de extensión portuaria y la certificación EcoPorts es interesante de lograr, pero no nos estamos jugando la vida en la certificación, porque ya tenemos todas las certificaciones y superamos esa externalidad negativa y el Puerto de Arica es líder en buenas prácticas ambientales.

¿Se definió que proyecto de extensión del puerto se hará? Se habla de extender el molo o bien un muelle paralelo al muelle peruano? ¿Cuál es la alternativa?

Nosotros estamos haciendo todos los análisis. Nuestro principal desafío eran explanadas de respaldo, porque no tenemos un apriete, una crisis cercana al rendimiento de los muelles o frentes de atraque que están diseñados para 4,5 millones de toneladas y estamos en 3,2, así que tenemos una holgura, lo que pasa es que nosotros hicimos crecer el puerto en su capacidad de almacenamiento, pensando en la economía escala bajo un concepto de rebalse; vale decir, para darle continuidad operativa, sobre todo en la atención del comercio boliviano.  Ahí se genera un desequilibrio si se quiere tomar un rol de liderazgo en la macrozona debiéramos tomar una decisión relativamente pronto para mejorar la infraestructura para recepción y en eso estamos.

Usted fue nombrado segundo vicepresidente de la Asociación Americana de Autoridad Portuarias en el capítulo Latinoamericano ¿Qué tan relevante es este hecho para el Puerto de Arica?

No es un reconocimiento personal, porque hemos sido muy colaboradores y hemos recibido mucha colaboración de la AAPA que reúne a todos los puertos desde Alaska a Chile y el país está teniendo cada vez más presencia y estoy feliz y honrado que a un chileno le hayan ofrecido una vicepresidencia, porque nos permite mantenernos conectados con esta industria portuaria que es tan dinámica y cambiante.


 

Galerías y vídeos portuarios