Gabriel Tumani: “El 2021 parte con nuevos desafíos y nuevos clientes en TPA” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


A pesar de que las cargas por el Puerto de Arica cayeron 7% debido a la pandemia, el concesionario que gestiona el recinto sacó “cuentas alegres”, ya que este menor volumen fue menor en relación a la baja que tuvieron los mercados en su zona de influencia.

Así, si bien todavía hay incertidumbre dado que el Covid-19 sigue generando disrupciones en el comercio mundial, en Terminal Puerto Arica (TPA) proyectan que habrá una recuperación de los volúmenes de la mano de la actividad de sus clientes en Chile, Bolivia y el sur del Perú.

Gabriel Tumani, gerente general de TPA, adelantó –en entrevista con PortalPortuario.cl– que ya enero  comenzó con la reactivación de algunas cargas que habían desarrollado su logística a través de otros puertos. De igual modo, el ejecutivo apuntó que una de las novedades del mix de servicios en 2021 será la llegada de Wallenius que, durante este mes de febrero, iniciará operaciones en Arica.

¿Cómo ha sido asumir la gerencia general y tener que abordar la pandemia? 

Este primer tiempo como gerente general ha sido muy grato. Me encontré con un equipo muy comprometido, no solo con hacer las cosas bien, sino con un sentido hacia el cliente muy relevante con una visión de servir a nuestros clientes navieros, pero también a los transportistas que, a diferencia de otros lugares de Chile, vienen manejando desde Bolivia y Perú largas horas, entonces hay una sensación de hermandad y, por eso, estamos empeñados en mejorar lo que estamos haciendo para que la estadía del transportista sea el menor tiempo posible y que tenga la mayor satisfacción, que se sienta escuchado.

¿Cómo fue la coordinación con los distintos actores que se vinculan a diario con la actividad del puerto?

Fue bonito durante la pandemia ver en Arica como todos trabajamos de manera mancomunada con la Gobernación Marítima, la Empresa Portuaria, el gremio de las agencias de Aduanas y nuestros trabajadores de manera que nadie tuviese ningún problema. En TPA, además, hay una cultura de innovación que no es entendida desde un escritorio o desde alguien que te viene a decir cómo innovar, sino desde el terreno, desde la base, desde entender muy bien el proceso y un ejemplo fue lo rápido que, junto con nuestros sindicatos, reaccionamos a la pandemia tomando medidas de controles en los camiones, las tomas temperatura, con los espacios sanitizados y ordenados en las oficinas. Tuvimos el primer túnel sanitizador, entre otras innovaciones,  y eso fue porque había urgencia y el equipo lo tomó con mucha fuerza para darle continuidad operativa al negocio y eso se lo agradezco a todo el equipo del TPA por el apoyo y el compromiso.

En términos de la operación ¿Cómo resumiría el año recién pasado?

En tonelaje final fue de 2 mmillones 587 mil toneladas y fracción. Para tener una idea eso es un 7% menos de lo que movilizamos en 2019, pero cuando uno mira las cifras de la región y las cifras generales, estamos hablando que los mercados cayeron entre un 15% y un 20%. Esto es importante, porque nuestro puerto que está dedicado a importaciones y exportaciones no solo para un mercado específico deberíamos movernos bastante cerca de lo que ocurre en esos mercados; es decir, muy influenciados por el consumo de Bolivia y la zona sur del Perú, por lo que cuando hablamos de que las cifras nuestras cayeron 7% en tonelaje, en realidad, estamos hablando de crecimiento, porque estuvimos por debajo de la caída de los mercados a los que servimos.

En base a esto que usted plantea ¿Qué aspectos influenciaron que la caída no fuera tan abrupta?

Al cierre del 2019 se cerró la negociación con la ASP-B y se llegaron a acuerdos de cómo trabajar y, la verdad, es que estamos muy contentos de que ASP-B se sumó al concepto de tarifa cero para el despacho directo, entonces, eso permitió que el tiempo al interior del terminal mejorara; es decir, por ejemplo, si una carga permanecía en puerto en promedio 14 días ahora está 6 días y eso ayuda a que la operación sea mucho más eficiente, así que nos alegramos que ASP-B se haya sumado a ese modelo operativo. De la mano de eso, los clientes se fueron adaptando a ir formalizando más los despachos directos que antes no superaban el 5% y en 2020 ya están por sobre el 20%, lo que permite generar procesos más eficientes, entregas más rápidas y hace que el cliente tenga la carga a tiempo y disponible en sus bodegas.

¿Qué otra acción ha ayudado a mejorar la eficiencia de TPA?

Desde 2018, TPA implementó el TOS cambiándose a Navis y, en conjunto con nuevas inversiones en equipamiento, logramos este año pasado a niveles de transferencia y productividad que no habíamos alcanzado en el pasado. De hecho tuvimos varias naves con muy buenos rendimientos y, en especial, se destaca en un año de pandemia y eso demuestra la operatividad, el compromiso de todos nuestros trabajadores y que la estrategia a nivel de sistemas y equipamiento está funcionando, las interacciones que estamos teniendo con las distintas navieras también nos han permitido mejora las eficiencias de ambas partes, entonces tenemos esas mejoras a nivel de la nave y a nivel del patio. Hemos seguido mejorando los accesos y las coordinaciones con el Antepuerto y ahí es clave el rol de la empresa portuaria, entonces -diría- que estamos mirando la operación con muy buenos ojos.

¿Cómo impactará a futuro la profundización de los sitios 4-5 en términos operativos? 

El 2020 logramos cerrar nuestro proyecto de profundización que es muy relevante para el comercio de la Macro Región Andina, tanto para nuestros clientes en Arica y sectores aledaños, pero también para nuestros clientes en Bolivia y en el sur del Perú, porque lo que estamos logrando con la profundización del sitio 4-5 que es nuestro sitio principal que tiene 510 metros es que hoy de un calado de 10 metros vamos a llegar a uno de, al menos, 11,4 metros y eso va a traer mejores eficiencias, mayores volúmenes de transferencias en una sola nave y eso hace que el costo naviero baje y, además, debiésemos lograr mover mayor volumen por el puerto ese costo y el tiempo baje.

El año pasado justo para el aniversario de la concesión recibieron un nuevo servicio naviero ¿Qué evaluación hace de esta nueva operación?

Justamente, estas mejoras operativas e inversiones en infraestructura  que mencionaba son valoradas muchísimo por los clientes y, es por eso, que en octubre del 2020 que fue justo para nuestro aniversario de 16 años tuvimos la primera nave del servicio X-Press Feeder. Este es un  servicio que conecta muchos puertos en toda la zona de la West Coast y eso hace que los clientes tengan mejores alternativas y mejores conexiones en la salida de sus cargas cuando las quieren llevar a Estados Unidos, Europa o incluso a Asia y también dentro de la misma Región de Sudamérica. Este servicio viene a complementar los que ya tiene TPA también potencia a toda la carga del sur del Perú, porque vemos que en Arica somos un complemento a la logística peruana.

La pandemia obligó a que muchas actividades presenciales se hicieran a distancia ¿Qué hizo TPA para adaptarse a esa nueva realidad?

Los clientes están contentos con las mejoras operacionales, contentos con la atención y la calidad de servicio que potenciamos con plataformas de atención, lo que ha permitido que clientes que están en otros países, en otros lugares, y no pueden venir al puerto, puedan ver en una plataforma en internet desde sus casas la operación de manera instantánea.

¿Cómo se proyecta 2021 con una pandemia que todavía está lejos de erradicarse? 

Independiente de no saber cuándo va a terminar la pandemia, que es algo que no controlamos, lo que sí controlamos son las gestiones comerciales y eficiencias operacionales. El 2021 parte con nuevos desafíos y nuevos clientes en TPA. De hecho, estamos retomando a partir de enero ciertas operaciones con clientes que estaban trabajando vía Ilo y ahora están trabajando sus operaciones desde Arica. Hay una reactivación de las operaciones de acero y fierro con clientes que también habían estado trabajando su logística en otros lugares y han empezado a preferir Arica y la soja, con la que el año pasado tuvimos un récord en los patios con más de 90 mil toneladas, es una carga que se ha mantenido y creemos que debiese seguir así este año.

¿Habrá recuperación entonces?

2021, independiente de que los mercados van a operar con algún grado de incertidumbre, y en un escenario disruptivo dada la pandemia, vemos que nuestros clientes están visualizando una recuperación respecto de lo que fue 2020. Estamos con clientes nuevos y, por lo tanto, nosotros creemos que debiésemos llegar a tonelajes cercanos a 3 millones de toneladas con un mix de carga muy interesante. A partir de febrero tendremos una operación novedosa con auteros donde ya trabajamos con Eukor, pero ahora nos empezará a acompañar Wallenius, entonces eso también va potenciando nuestras distintas competencias.

¿Qué otras cargas nuevas se atenderán por Arica?

Arica tiene una caracerística especial por su cercanía con el sur del Perú, donde tenemos el compromiso de la Gobierno Regional y la Gobernadora que está muy comprometida con el desarrollo del Paso Chacalluta que es un paso muy eficiente en personas y en el transporte por carreteras. En ese sentido, estamos en una alianza con ZofraTacna, siendo complementarios para ellos con cargas de la agroindustria y cargas refrigeradas que van a salir por Arica.

Siempre se habla que Arica sirve al comercio boliviano y, ahora, cada vez más al del Perú, pero ¿Qué ocurre con los clientes chilenos? 

Arica ha tenido un aumento importante, además, de la carga de nuestros clientes en Arica. Ha sido un buen año para ellos con un aumento del 12% y, en específico, del nicho de la carga granel que aumentó 60%. Son clientes que han tenido un año de crecimiento y nos alegramos de la comunidad ariqueña y vamos a seguir trabajando de la mano con ellos para que ese crecimiento del 2020 sea sostenido en el tiempo.

Hace unos días, la gerente general de Ferroviaria Andina, Cynthia Aaramyo, planteó la intención de retomar la conexión ferroviaria con TPA ¿Qué le parece?

Vemos que hay cargas en Bolivia que, además, de moverse por camión podría usar el tren, no estamos hablando de reemplazar uno por otro, sino que se complementen. Serían cargas nuevas que podrían adicionarse y que, al no estar el modo ferroviario, están saliendo por otros corredores logísticos que no son igual de eficientes como lo podría ser Arica. Aquí estoy hablando de clientes de soya, minería, de importación que hoy mueven contenedores con carga pesada y que se ven, a veces, limitados en sus operaciones. El modo ferroviario es interesante, porque va en línea con la mirada de que los puertos sean cada vez más amigables con el medio ambiente y complementaria a los otros modos, entonces nos alegramos que FCA esté trabajando en reactivar este modo.

¿Cuándo podría darse una operación ferroviaria en Arica?

Nosotros como puerto estamos full disponibles y trabajando de forma mancomunada para que esta operación sea eficiente. Por el lado chileno también están los intereses de que esto sea posible, así que ojalá en marzo podamos tener los primeros movimientos de carga y de ahí en adelante seguir mejorando.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias