Galigrain y TMGA ampliarán sus instalaciones en el Puerto Exterior de A Coruña con inversión conjunta de 21 millones de euros ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña aprobó mejoras en las concesiones de Galigrain y Terminales Marítimos de Galicia (TMGA) en el Puerto Exterior, por más de 21 millones de euros.

Galigrain realizará una ampliación de sus instalaciones en Punta Langosteira, con una nueva instalación y un módulo de almacenamiento, con lo que la superficie de la concesión se ampliará en 26.888 metros cuadrados y llegará a 63.600 metros cuadrados.

Incorporará además un sistema mecanizado de descarga y transporte de la mercancía desde los buques hasta los almacenes, mediante un circuito cerrado de cintas y torres de transferencia, incrementando así la productividad y las condiciones medioambientales de las labores de estiba. La inversión está estimada en 14 millones de euros, lo que elevará la inversión de esta empresa en Langosteira hasta 27 millones de euros.

Terminales Marítimos de Galicia, por su parte, ha obtenido la autorización para construir también un sistema automático de descarga mediante cintas y torres de transferencia, con un tramo móvil para asegurar la permeabilidad de la explanada portuaria a cualquier tipo de tráfico rodado.

TMGA invertirá en esta mejora 3 millones de euros, que se suman a los 4,2 millones que destinará la empresa a la construcción de dos nuevas naves en el muelle A1 del Puerto Exterior. Con todo ello, la firma contará con 43.000 metros cuadrados para sus operaciones de carga, descarga y almacenaje, con inversiones que alcanzarán 15,5 millones de euros.

Desde 2015, Langosteira albergó cerca de 400 operaciones de descarga de cereales, con un total de 5 millones de toneladas. La mercancía está destinada a la alimentación de la cabaña ganadera y avícola de Galicia y tiene gran impacto en el empleo en la fabricación de piensos y en el propio sector ganadero.

A falta de los datos definitivos, el movimiento de carga en A Coruña acusó los efectos de la pandemia, pasando de los 13,7 millones de toneladas registrados en 2019 a los 10,6 millones de 2020. El tráfico de petróleo tuvo una importante bajada, de 1,7 millones de toneladas, debido a las restricciones en la movilidad, especialmente la aérea, y en el cómputo total también afectó el cierre de la central térmica de Meirama y la consiguiente desaparición del tráfico de carbón, así como una menor demanda de materiales de construcción.


Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias