Giovanni Calderón: “El hecho de que un puerto haya suscrito un APL no significa que termine ahí su adaptación a la sustentabilidad” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Nicolás Birchmeier Rivera

@PortalPortuario


Giovanni Calderón

Si bien los esfuerzos por parte de los puertos y los diversos agentes de la cadena logística de desarrollar una industria eficiente, segura, de calidad y sustentable a través de la implementación del Acuerdo de Producción Limpia (APL), este no sería el punto culmime de su labor para avanzar hacia la sostenibilidad.

Así lo piensa Giovanni Calderón, director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, quien en conversación con PortalPortuario.cl mencionó que los desafíos en esta materia dentro de una actividad productiva, y particularmente el sector portuario, no terminan sino que se van renovando para fortalecer los avances ya efectuados.

“La sustentabilidad es algo que permite perdurar en el tiempo, y cualquier actividad del punto de vista económico obviamente implica un impacto ambiental pero en un sentido más amplio, tiene que, en el fondo, trazar relaciones de largo aliento tanto con el medioambiente, donde se desenvuelve, como con la comunidad. Entonces los desafíos de cualquier actividad, y particularmente en el sector portuario, no terminan. O sea el hecho de que hayan suscrito un APL en algún minuto, se hayan certificado o cumplido con los acuerdos que se adoptaron en ese APL, no significa que termine ahí su adaptación a la sustentabilidad”, apuntó.

¿Cómo se debe continuar avanzando? 

Se requiere seguir avanzando  en una segunda etapa, de hecho son muchas las actividades económicas que después de haber sido certificada en un APL, ellas mismas piden en nuevas prácticas, en nuevos cambios tecnológicos, nuevas medidas que le permitan una mejor adaptación a efectos del cambio climático que además se van sintiendo cada vez con mayor intensidad.

Y generando una especie de retroalimentación… 

Claro. Las experiencias que vamos teniendo con un determinado sector productivo, en este caso con el sector portuario, van sirviendo de base para nuevas experiencias. Obviamente cuando se tiene una experiencia exitosa como la hemos tenido con el sector portuario en determinadas regiones  tratamos de replicarlas en otras regiones e ir avanzando, no nos quedamos en un determinado paquete de medidas sino que vamos avanzando hacia nuevas prácticas, cambios tecnológicos que permitan ir adaptando con mayor velocidad la actividad económica que se trate, en este caso la actividad portuaria, a los estándares de sustentabilidad que son cada día más exigentes.

¿Cómo se toman esta preocupación del sector por avanzar en un desarrollo sostenible de acuerdo a los objetivos de la agencia? 

Efectivamente el sector portuario se vincula con los ejes de trabajo de la agencia que son la sustentabilidad y el cambio climático. Por la sustentabilidad porque todas las actividades industriales implican de alguna manera un impacto ambiental y social, y nosotros lo abordamos desde una perspectiva amplia, no solamente los impactos ambientales de cualquier proyecto de inversión sino que también aspectos laborales o sociales, preocupación con las comunidades, proveedores, etc. Por lo tanto, considerando que Chile tiene una costa de 4.000 kilometros, tiene puertos prácticamente en todas sus regiones y la actividad portuaria representa una gran puerta de salida de los productos chilenos al exterior, naturalmente tiene que tener una relación muy directa con lo que hace la agencia, y desde ese punto de vista nosotros ya hemos generado esos acuerdos con puertos en varias regiones, en Tarapacá, Antofagasta, Biobio, algunos de ellos ya están certificados con sus Prácticas de Producción Limpia, otros están en proceso de auditoría y en que básicamente se trata de mejorar las prácticas y tecnologías de toda la cadena logística portuaria, de manera de hacerlo más sustentable desde los puntos de vista que te señalaba.

¿Por qué es importante que el sector se imponga como objetivo ser más sostenible en sus actividades? 

Es un sector en el que están involucrados diversos actores, desde el transporte de las cargas hasta los puertos, incluso las embarcaciones mismas. Entonces es una cadena logística muy compleja en el que intervienen, por cierto las mismas administraciones de los puertos  que tienen una serie de prácticas y procedimientos en los cuales se producen residuos o bien se pueden mejorar el consumo energético, de agua que hoy son elementos fundamentales para la sustentabilidad y para poder adaptarse para el cambio que va a producir el calentamiento global. Por lo tanto son muchísimas las medidas que se pueden adoptar con los puertos para mejorar su actividad desde el punto de vista de la sustentabilidad.

¿Qué vendrá de cara a los próximos años?

Yo creo que el gran desafío en general de la economía chilena, pienso que hay dos grandes desafíos en materia de sustentabilidad. Por una parte la aplicación de una economía circular, como lo ha planteado el vicepresidente ejecutivo de Corfo, en el sentido de que toda actividad esté diseñada desde su origen para producir  la menor cantidad de residuos a eliminar posibles, o sea que cualquier cosa que se haga sea lo mínimo en lo que termine en un basural o vertedero. El segundo gran desafío es adaptarse a las consecuencias del cambio climático que está siendo cada vez más intensa y menos previsibles y desde ese punto de vista el sector portuario enfrenta un desafío importante porque está acreditado que el incremento de un grado en la temperatura promedio de  la tierra y del mar en los últimos 150 años ha derivado en derretimiento de hielos árticos y eso significa que pone en riesgo las zonas costeras. Entonces tenemos un desafío claramente identificado que vamos a tener que empezar a enfrentar en las próximas décadas.


 

Galerías y vídeos portuarios