Gremios empresariales bolivianos llaman a terreno a la ASP-B y la instan a pagar deuda al Puerto de Arica ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Se cansaron y por eso, los distintos gremios empresariales bolivianos llamaron a terreno a la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia y la instaron a cancelar la deuda que mantiene pendiente en el Puerto de Arica. La situación ha derivado en una serie de trastornos para los importadores del país altiplánico que han visto un deterioro en su atención a raíz del conflicto generado la ASP-B que se ha negado a aceptar el nuevo régimen tarifario que ofrece descuentos de hasta 38% al considerar estos beneficio como una “imposición”.

“Las Cámaras Nacionales de Industria, de Comercio, de Exportadores, de Despachantes de Aduana, y la Cámara Boliviana de Transporte en representación de los operadores de logística y comercio exterior que afiliamos en todo el país, reiteramos nuestra profunda preocupación por la situación a la que ha llegado el conflicto entre la Empresa Portuaria Arica (EPA), el Concesionario del Puerto (TPA) y la estatal Administradora de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B) situación que ha derivado a la fecha, en la desatención a la carga boliviana en tránsito por el Puerto de Arica, producto de la falta de pago por los servicios portuarios al Administrador del Puerto, los cuales siempre se han pagado por anticipado a la ASP-B, representante e intermediario de los servicios a la carga boliviana de importación en el puerto”, explicaron los gremios en un comunicado conjunto.

“Luego de haber agotado todas las instancias de diálogo y conciliación con ASP-B para que esta empresa pública cumpla con las funciones establecidas en el Decreto Supremo No. 2406, nos encontramos en una situación crítica con más de 15.000 toneladas inmovilizadas en el puerto de Arica ante el incumplimiento por parte de ASP-B que no transfirió el monto cobrado al empresario boliviano que incluye la tarifa pública establecida por el puerto”, agregaron las entidades.

Las cámaras acusaron que “la errática política de negociación de tarifas llevada a cabo por ASP-B se ha traducido en un callejón sin salida que obliga a los empresarios a pagar costos por sobreestadía por la imposibilidad de movilizar la carga desde el puerto generando una pérdida para la logística nacional de más de USD 70.000 por día”.

“Como alternativa de solución a este conflicto, y en cumplimiento de la normativa nacional, varias empresas tomaron la decisión de realizar un doble pago al Puerto de Arica y a ASP-B a fin de liberar la carga. Lamentablemente, la ASP-B tomó la decisión unilateral de negar la emisión del DPU-By de la liquidación portuaria, impidiendo de esta manera el tránsito de la mercadería hacia el país, lo cual está entorpeciendo el flujo regular de las mercaderías de y hacia Bolivia, generando un perjuicio no únicamente al importador sino también al exportador boliviano y al resto de operadores de la cadena logística de comercio exterior”, denunciaron.

“La ASP-B, al no brindar servicio alguno y al no cancelar al puerto un servicio previamente cobrado al empresario boliviano, además de negar la emisión de documentación que tiene la obligación de emitir, estaría incumpliendo sus deberes establecidos por su propia normativa, además de vulnerar los convenios suscritos por Bolivia en instancias internacionales como el Acuerdo de Facilitación del Comercio rubricado ante la Organización Mundial del Comercio y el Tratado de 1904 que establece el libre tránsito de mercaderías, posición que defiende el Estado de Bolivia”, señalaron los gremios.

“La situación actual demuestra que se deben buscar soluciones estructurales de fondo que garanticen el flujo normal del comercio exterior boliviano, reflexionando sobre la pertinencia de contar con una empresa pública que a todas luces incumple sus deberes formales y se convierte en un elemento de pérdida de competitividad del país”, complementaron.

“Ante este crítico panorama, instamos a la Gerencia Ejecutiva de ASP-B a cumplir con las funciones establecidas en la normativa vigente y resolver de manera inmediata el conflicto suscitado para evitar generar más pérdidas al sector empresarial de Bolivia y cumplir con los objetivos definidos en el plan de reactivación de la economía nacional que promueve el Gobierno Nacional”, concluyeron.

El comunicado, emitido la noche de este martes 28 de septiembre, se sumó a manifestaciones que se desarrollaron en las oficinas de la ASP-B, donde usuarios de el sistema exigieron que la ASP-B salde sus deudas pendientes.

Por su parte, un grupo de conductores bolivianos protestó contra la ASP-B a las afueras del Puerto de Arica, instancia en la que encararon a uno de los funcionarios de la estatal altiplánica que actua como agente aduanero para las cargas de importación destinadas a Bolivia.

Esta misma jornada, cabe recordar, ASP-B dejó salir diez camiones con carga cuyos propietarios habían hecho pago directo al Terminal Puerto Arica.


 

 

 

 

 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos