Hidrógeno, Amoniaco y GNL se perfilan como los combustibles marinos del futuro ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El hidrógeno, el amoniaco y el GNL se perfilan como los combustibles marinos del futuro para el sector naviero. De hecho, en 2020 -año en que empezó a regir la norma de la Organización Marítima Internacional para bajar las emisiones de azufre- se profundizaron las acciones tendientes al uso de esos gases como una alternativa limpia.

En Asia, distintas empresas volcaron sus esfuerzos en investigar el uso del amoniaco como reemplazo del fuel oil pesado.

Así, a principios del año, Samsung Heavy Industries (SHI), se unió a MISC Berhad, Lloyd’s Register y MAN Energy Solutions para trabajar en el desarrollo de buques tanque impulsados con combustible de amoníaco.

Por su parte, la naviera NYK anunció sus intenciones de usar este producto como combustible. La compañía también se propuso como meta construir un remolcador que pueda navegar con este gas.

De la misma forma, NYK junto a Class NK y JMU decidieron iniciar investigaciones para comercializar buques para el transporte de amoniaco y que puedan ser propulsados por el mismo gas.

A su vez,  Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering Co. recibió el visto bueno para el diseño su barco propulsado por amoníaco de Lloyd’s Register.

Mientras que el fabricante alemán de motores MAN que, como se indicó se asoció a Samsung Heavy Industries y a otras firmas para desarrollar la tecnología, anunció en octubre pasado que ya trabaja en un kit que permitirá adaptar sus máquinas al uso de este gas.

El también fabricante Wärtsilä informó este año que realizará pruebas para el uso de amoniaco y, del mismo modo, que prepara la construcción de un tanquero que pueda desplazarse con este combustible alternativo.

Hidrógeno

Por el lado del hidrógeno, la empresa Global Energy Ventures dio cuenta del desarrollo de la primera nave en el mundo de hidrógeno comprimido para transportar energía limpia y renovable.

Del mismo modo, Korea Shipbuilding & Engineering informó que su unidad Hyundai Mipo Dockyard logró la aprobación para el diseño del primer buque para el transporte comercial de hidrógeno.

Por su parte, la naviera MSC anunció que  que está explorando aún más la viabilidad del hidrógeno y los combustibles derivados de él de cara al futuro del transporte de contenedores.

En Europa, este combustible -además- despertó la posiblidad de generar una “economía del hidrógeno”. Así, por ejemplo, el Puerto de Den Helder, los puertos de Groningen y el Puerto de Ámsterdam están colaborando en una transición hacia una economía del hidrógeno bajo el nombre de Hydroports, para lo cual se levantará una planta de hidrógeno azul en la localidad de Den Helder.

En España, el Puerto de Valencia apuesta a ser el primero en usar vehículos a base de hidrógeno como ya ocurrió en Rotterdam donde se efectuaron pruebas con un tracto camión. En ese puerto, además, existe la idea de habilitar unos 1.000 camiones que transitan por las carreteras de los Países Bajos, Bélgica y Alemania para abastecerlos con hidrógeno limpio y, junto con esto, se planea la construcción de un gasoducto para edificar una planta de hidrógeno.

A su vez, el Puerto de Bilbao adjudicó un terreno para construir una planta de combustible a partir de hidrógeno verde y Santa Cruz de Tenerife ya puso en marcha un proyecto para suministrar este gas a buques, lo cual también se proyecta para 2021 en Valencia.

Lo propio hizo PSA International firmó un Memorando de Entendimiento (MoU) con cinco empresas de Singapur y dos japonesas para estudiar cómo el hidrógeno como alternativa baja en carbono puede contribuir a un futuro energético limpio y sostenible para Singapur.

Este tipo de combustible limpio, de igual forma, está en los planes de ser implementado por MOL que, incluso, ha incursionado en el uso de energía eólica en naves. K Line se unió, de igual modo, recientemente a la Asociación del Hidrógeno de Japón.

La compañía europea DFDS solicitó apoyo a UE para desarrollar ferry a hidrógeno para ruta Oslo-Copenhague y Wilhelmsen recibió fondos para proyecto de buques a hidrógeno, mientras que CMA CGM se unió al  Energy Observer, el primer buque impulsado por hidrógeno que se embarca en un viaje alrededor del mundo.

La francesa junto NYK y el Puerto de Rotterdam pasaron, además, a ser nuevos miembros del llamado Consejo del Hidrógeno, una iniciativa global de compañías líderes de energía, transporte e industria para fomentar una transición energética en base a hidrógeno.

GNL

CMA CGM, además, lideró el uso de buques propulsados a por GNL con dos series de naves de 15 mil TEU y de 23 mil TEU, las cuales llevan en la proa un distintivo color verde y la frase LNG Powered.

Por su parte, el HL Eco y HL Green se convirtieron en los primeros graneleros en usar este gas como combustible y la NYK recibió al primer PCTC de Japón que utiliza GNL para desplazarse, mientras que Total fletó cuatro naves Aframax que alimentan su combustión con Gas Natural Licuado.

En tanto, Carnivalque lleva un par de años encargando naves  a GNL para sus distintas líneas- recibió al Mardi Gras que, cuando se reinicie la industria de cruceros, será el primero en navegar usando este gas en América del Norte.

Biocombustible 

Mención aparte se la lleva el uso de biocombustibles producidos con aceites reciclados u otro tipo de desechos orgánicos.

Este año, siguiendo lo hecho por Maersk y por CMA CGM en 2019, Stena Bulk probó en una de sus naves el  Bio Fuel Oil  de GoodFuels, el cual está hecho de residuos forestales y productos derivados del petróleo, así como aceites usados de cocina.

Asimismo, una draga de Jan De Nul completó 2 mil horas de funcionamiento con ese mismo producto.


 

 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias