Humphreys mantiene clasificación de líneas de bonos y títulos de deuda de SM SAAM en “Categoría AA-” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Humphreys decidió mantener la clasificación de las líneas de bonos y títulos de deuda de Sociedad Matriz SAAM S.A. (SM-SAAM) en “Categoría AA-” con tendencia “Estable”.  Los títulos accionarios, por su parte, se ratificaron en “Primera Clase Nivel 2” con tendencia “Estable”.

Según la clasificadora, dentro de las principales fortalezas que dan sustento a la clasificación de las líneas de bonos de SM-SAAM en “Categoría AA-” se encuentra la elevada estabilidad de la generación de flujos de caja de la empresa, la que incluso bajo condiciones importante de stress financiero y económico en años recientes, mostró una moderada contracción y, en particular, una muy alta estabilidad en su margen EBITDA a ingresos.

Otro aspecto positivo considerado en el proceso de clasificación es la amplia experiencia adquirida por el grupo, lo que es reflejo de sus más de 50 años de operaciones, su conocimiento del sistema chileno de concesiones portuarias y la diversificación de sus ingresos y flujos por segmentos y países, todo lo cual le permite competir frente a otros operadores de servicios marítimos, a la vez de continuar expandiéndose a lo largo de América.

El análisis reconoce, particularmente, la estabilidad del negocio de administración de terminales portuarios, en los que SM-SAAM presenta una posición destacada a nivel de América del Sur y una positiva generación de flujos de caja. Complementariamente, Humphreys valora el liderazgo de la compañía en el servicio de remolcadores en América, donde se encuentra dentro de los líderes del mercado, siendo además la cuarta empresa a nivel mundial en términos de tamaño.

Cabe señalar, que en la crisis del año 2009 el EBITDA sólo se redujo en 5,3%, recuperándose inmediatamente en 2010.

Asimismo, la clasificación reconoce la solvencia y apoyo financiero que puede brindarle a SM SAAM su controlador, el grupo chileno Quiñenco S.A., empresa que posee una amplia experiencia en la administración de empresas de distintos rubros (patrimonio de US$ 10.151 millones al 30 de septiembre de 2017).

Finalmente, la evaluación valora que la sociedad, en particular por su experiencia y nuevas oportunidades que se pueden presentar, tiene potencial de crecimiento en sus negocios, en especial en los países de América donde hoy no opera o lo hace con sólo algunas de sus tres líneas de negocios.

Dentro de los elementos que restringen la clasificación asignada a SM-SAAM, figura el hecho que la compañía se desempeñe en un rubro expuesto a las fluctuaciones del comercio y la  economía mundial, lo que puede afectar el volumen de negocios y la generación de caja de la empresa.

Sin embargo, se reconoce que en años recientes las fluctuaciones de SAAM no han perjudicado a la estabilidad de los flujos (dado la magnitud de la crisis mundial).

Otro factor que podría afectar las actividades de la compañía es el nivel de competencia, en sus tres segmentos, riesgo que aumentaría con la llegada de operadores globales.

Un elemento adicional que afecta la competitividad de los negocios de las filiales de SM-SAAM es el cambio tecnológico, tanto en las naves que deben ser asistidas como de los equipos necesarios para desarrollar sus faenas en el segmento puertos, remolcadores y logística. Esta modificación ha obligado a la empresa a realizar inversiones importantes para permanecer competitiva.

Otros riesgos son las importantes diferencias entre las legislaciones nacionales e internacionales, que regulan los tres segmentos de negocios, y la multiplicidad de empresas filiales, coligadas y, por tanto, de monedas con que la empresa que desarrolla sus negocios. Esto puede complejizar las operaciones de la empresa, en particular, por efectos de descalce de divisas, que en todo caso son atenuadas con instrumentos derivados (se incluye el hecho que muchas economías donde opera la compañía exhiben un riesgo soberano superior al de Chile).

SM-SAAM es la controladora de SAAM, compañía dedicada a la prestación de servicios relacionados al transporte marítimo, tanto en naves como en carga, a lo largo de toda América.

Sus líneas de negocio son la administración de terminales portuarios, los servicios de remolcadores y las actividades de logística y relacionados.

Durante 2017, se realizó una reestructuración de la filial operativa SAAM, principal activo de SM SAAM con propiedad del 99,99% de las acciones. En concreto, cada línea de negocio se separó en tres empresas. La actual SAAM S.A. es la continuadora legal y mantiene los negocios de remolcadores. Además, se crearon dos nuevas sociedades: SAAM Ports S.A. (a la que se le ha asignó el negocio de terminales portuarios) y SAAM Logistics S.A (responsable del negocio logístico).

En el tercer trimestre del 2017, la compañía tuvo ingresos consolidados por US$ 342,1 millones, lo cual significa un aumento de 16,5% respecto del mismo periodo del año anterior.

La ganancia fue de US$ 60,9 millones (en comparación a los US$ 51,2 millones registrados el mismo periodo
del año anterior) y el EBITDA sumó US$ 88,1 millones. En ese mismo periodo, la deuda financiera fue de US$ 360,1 millones, mientras el patrimonio se ubicó en US$ 919,0 millones.

Galerías y vídeos portuarios