Ignacio Urzúa: “En SeaLand estamos enfocados en ofrecer servicios puerta a puerta” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Como un “espaldarazo”. Así recibieron en SeaLand la unificación de todas las marcas regionales del Grupo Maersk bajo ese mismo nombre, identidad que en Chile y el resto del continente comenzó a hacerse conocida en enero de 2015 con la frase “Vamos Juntos”.

A casi cuatro años del inicio de operaciones de esa línea regional que, en Chile, tuvo -en febrero de 2015- la recalada del  Maersk SeaLand Cezanne al Puerto de San Antonio como uno de sus hitos fundacionales, el gerente comercial de la naviera, Ignacio Urzúa, asegura que SeaLand se ha fortalecido, entregando una robusta oferta de servicios para el comercio intramericano.

En conversación con PortalPortuario.cl, el ejecutivo detalló que la actual SeaLand a Maersk Company no solo cuenta con una amplia capacidad, sino que ha incorporado tecnología y profundizado en los servicios puerta a puerta, garantizando trazabilidad y llegada oportuna de los productos a sus consumidores finales.

Se cumplen cuatro años desde el inicio de SeaLand ¿Cómo se evalúa ese trabajo con la perspectiva del tiempo? 

Desde el punto de vista de Chile y como naviera regional ha sido una apuesta súper exitosa en cuanto a los volúmenes regionales que hemos logrado levantar versus lo que era en su etapa anterior en cuanto a su presencia de mercado y cercanía con los clientes.

¿Cuál fue la clave para consolidarse en el mercado?

SeaLand, a diferencia de los tránsitos largos, como pueden ser importaciones o exportaciones a Asia, el mercado regional intraamerica tiene tiempos súper cortos. Por ejemplo, una carga de San Vicente a Callao demora cuatro días. Por lo tanto, la atención y el tiempo que tienes para temas documentales, cerrar booking; es decir, todo lo que refiere a lo adminstrativo de la carga tiene un tiempo mucho menor y para eso requiere un enfoque y preocupación acorde a los mercados donde estamos atendiendo y ese es el gran valor que le damos a los clientes. Tenemos una actitud proactiva frente a sus cargas y, además, ofrecemos una red dentro de América muy extensa en cuanto a los puertos donde llegamos, los servicios que ofrecemos, no solo marítimos, sino vía intermodal donde llegamos a puntos interiores.

Un informe de la CIP OEA detalló que las Américas comercian poco entre sí ¿Cómo se mueve SeaLand en ese contexto?

Dentro de lo que cubre SeaLand está América Latina, además de Estados Unidos y Canadá que son mercados que están un poquito aparte. Dentro de lo que es América Latina, si bien estoy de acuerdo que podríamos comerciar más, en cuanto al moviminto de contenedores para Chile la región es súper importante. O sea, si me voy a estadísticas de mercado, el comercio con Latinoamerica tiene un porcentaje alto dentro de las importaciones y exportaciones totales, estamos hablando de un 20% en cuanto a cantidad de contenedores. Creo, y el mercado lo ha definido así, el intercambio o movimiento de contenedores  desde Chile al resto de América Latina ha ido aumentando año a año y nosotros como SeaLand estamos enfocados en eso, dando soluciones a los clientes que permitan seguir aumentando el comercio con América Latina.

¿Qué cobertura tiene SeaLand en Chile?

Hoy en día, cubrimos con recaladas directas a los puertos principales de Chile como Arica, Iquique,  Puerto Angamos/Mejillones, Antofagasta, Valparaíso, San Antonio, San Vicente y, además, llegamos vía marítima o vía camión a todos los puntos interiores incluidos Puerto Montt o Punta Arenas.

 ¿Cómo se comporta el flujo de importaciones y exportaciones entre Chile y el resto de la Región?

Si incluimos Norteamérica, el número 1 es Estados Unidos, lo que no es una sorpresa, porque ese país es un socio comercial importante para Chile, pero dentro de América Latina, tenemos bastante intercambio comercial con Perú, Colombia y México, no necesariamente en ese orden, pero esos son los tres principales países dentro de Latinoamérica donde comerciamos y hay un mayor potencial de crecimiento por la parte marítima. Allí se ven volúmenes que han ido creciendo, ya sea en importación o exportación y, además, se da que son socios de Chile (Alianza del Pacífico) y se han dado las condiciones para ir creciendo día a día.

¿Qué productos son los que más transporta SeaLand desde  Chile?

Nosotros, desde Chile, estamos muy enfocados en la carga reefer, porque hay un movimiento bastante grande de este commodity dentro de América Latina y con Estados Unidos. Chile tiene commodities principales y también participamos de eso como en carga seca, la madera; celulosa, paneles, y maderas sin tratar, también mucho papel y lo otro que ha crecido bastante o en lo que hemos entrado con fuerza son las avenas, productos alimenticios y productos de mayor valor agregado. Por otro lado, en la parte reefer, lo que más exportamos es fruta, donde las manzanas son un commodity principal, porque es el que más se comercia entre América Latina y Estados Unidos, también exportamos mucha proteína animal como cerdo, pollo, vacuno y obviamente salmón y la gracia que tenemos como para dar un valor agregado es un sistema único que es el RCM que permite al cliente monitorear su carga en tiempo real desde que se consolida el contenedor hasta que se entrega en destino.

¿Qué tan relevante es ese sistema?

Es importante, porque puedes no solo ver donde está el contenedor en tierra y en el agua, sino que también monitorear a qué temperatura va, si es fruta se puede monitorear los niveles de los gases, el de oxígeno, etc. Por ejemplo, un conteneor de palta que va a Filadelfia, puede ser controlado en tiempo real y no como ocurría antes que era ex post. Además, nosotros notificamos al cliente si el contenedor tiene algún problema.

¿Qué es lo que más recibe Chile a través de la flota SeaLand?

Recinas, plásticos, alimentos como azúcar, comidas preparadas, también línea blanca y autopartes, químicos y desde la parte refrigerada aunque parezca extraño, también importamos mucha fruta y carne. Un caso divertido es la palta, porque hay una época del año en que exportamos y en la otra importamos y lo mismo ocurre con la carne, donde nosotros enviamos mucho cerdo, vacuno y pollo, pero también la importamos desde Estados Unidos que se da no solo por un tema de estacionalidad, sino también por cuotas y eso lo vemos en el supermercado.

¿Qué capacidad tiene SeaLand para mover los productos de la Región?

Tenemos la mejor cobertura en la región, desde Chile llegamos de manera directa o con transbordo a todos los puertos primarios o secundarios en Latinoamerica, sobre todo, en Centroamérica, Caribe, Costa Oeste de Sudamérica y Norteamérica. Contamos con cinco servicios de importación y exportación desde Chile para Latinoamérica a la semana. Esto nos permite, digamos, conectar las cargas de importación y exportación de Chile en distintos días de la semana, nos permite ser eficientes para llegar a los distintos puertos. Hoy tenemos una capacidad grande y creciendo de miles de TEUs semanales, lo que nos permite atender el mercado actual chileno con perspectiva de crecimiento.

Anteriormente mencionaste el intermodalismo ¿Cómo funciona en lo que refiere a SeaLand?

Nosotros queremos dar servicios de valor agregado a nuestros clientes, no solo en embarcar un contenedor en San Antonio y bajarlo en Oakland. Hoy día, nuestra apuesta, es dar servicios intermodal, puerta a puerta. Chile está cada vez más exportando productos de valor agregado, donde los clientes requieren una atención mayor, que los servicios de transporte y logísticos sean también de valor agregado, donde los costos se vayan disminuyendo y para eso estamos aplicando tecnología, productos intermodales, tener contenedores disponibles y, además, como grupo viendo la posibilidad de aplicar blockchain e internet de las cosas a todos los procesos de importación y exportación.

¿Qué obtiene un cliente cuando contrata un servicio puerta a puerta? 

Nosotros, hoy día, al dar servicios puerta a puerta bajo un bill of lading, lo que gana un cliente es que una naviera del grupo Maersk como SeaLand se hace responsable de la carga desde su origen hasta su destino final, lo que da la certeza de que, obviamente, la carga la toma la línea de puerta a puerta, es la línea la que se va a preocupar de que no se atrase, de que llegue al buque, que no tenga problemas al ingresar a puerto, y de un montón de fricciones que se producen en la cadena logística, tanto en origen como en destino, entonces hay un ahorro por ese lado, hay más seguridad para la carga y la escala que tiene la línea le permite, además, tener productos competitivos.

¿Cómo funciona esto?

Un ejemplo es el salmón que tomamos en Puerto Montt, lo embarcamos en San Vicente y lo descargamos en Estados Unidos para entregarlo directamente al supermercado o a su centro de distribución. Con esto damos un valor agregado puerta a puerta para un producto que requiere llegar rápido, porque va directo al consumidor final. Un contenedor de salmón filete, cuyo valor de carga puede llegar a 300 mil dólares, que lo tome una naviera del grupo Maersk en su planta y lo vaya a dejar al distribuidor o al supermercado le da tranquilidad al exportador, porque hay un riesgo grande de flujo de caja si la empresa que hace el transporte no responde si hay algún problema, si la carga se pierde o no llega.

¿Qué significa para SeaLand que todas las regionales de Maersk queden bajo su nombre? 

Este cambio, por parte del grupo, va en dos direcciones. Nosotros  como grupo teníamos tres marcas regionales que era SeaLand para Américas, Seago Line para Europa-Mediterráneo y MCC para Asia, obviamente, lo que involucra este cambio es que las tres empresas se pasan a llamar SeaLand a Maersk Company, esto va en dirección de simplificar las cosas para nuestros clientes y reducir el portafolio de marcas, porque el grupo tiene bastantes en líneas navieras y también estableció cuál es la marca regional. Hoy nos quedamos bajo el umbral de SeaLand a Maersk Company con SeaLand Américas, SeaLand Europa y SeaLand Asia y, en cuanto a esto, lo que vemos es que fue un espaldarazo gigantezco para nosotros como marca y para lo que hacemos en Chile, porque quiere decir que el grupo está doblando la apuesta con sus marcas regionales y hace mucho más explícito que SeaLand es parte de este grupo. En términos operativos, por el momento, no tiene ningún cambio.

¿Cómo impacta a SeaLand las coyunturas internacionales con guerra comercial, subida del combustible o nuevas regulaciones, solo por citar algunas?  

En general, lo que vemos es que, independiente de esto que está pasando, los volúmenes de contenedores siguen creciendo. El comercio de contenedores, en la primera mitad de 2018, creció alrededor de un 4%. Nosotros, obviamente tenemos que estar atentos a lo que se muevan los mercados, pero la verdad es que desde el punto de vista de SeaLand, vemos que los bienes que están expuestos a los impuestos y aranceles que se dan esta guerra comercial han tenido un impacto marginal. Desde Chile, las exportaciones siguen creciendo a ritmos normales y lo mismo las importaciones, quizás lo que afecta es el tipo de cambio, de modo que son efectos más indirectos.


 

 

Galerías y vídeos portuarios