Informe de Fiscalía confirma intentos de carteles mexicanos para ingresar droga por Puerto de San Antonio ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Un informe del Observatorio del Narcotráfico, emitido por la Unidad de Tráfico Ilícito de Drogas de la Fiscalía Nacional de Chile, confirmó que cárteles internacionales, como el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación, ambos mexicanos, han intentado penetrar en el mercado de chileno a través seis tráficos de droga frustrados por el Puerto de San Antonio, con más de 6 toneladas de marihuana.

El documento señaló que “la baja producción de los estupefacientes derivados de la hoja de coca de parte de las bandas colombianas, peruanas y bolivianas, sumado a la arremetida generada por los cárteles mexicanos, en particular el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), han determinado que durante el segundo semestre de 2020, se hayan detectado importantes cargamentos de droga proveniente de México en el Puerto de San Antonio”.

“Ejemplo de esto es la incautación de 3,5 toneladas de marihuana, detectada en el Puerto de San Antonio, dentro de contenedores con cajas de cerámicas provenientes del Puerto de Manzanillo, situación que evidenciaría una eventual participación de carteles mexicanos, que estarían expandiendo su comercio ilícito a través de nuevas rutas marítimas hacia nuestro país, toda vez que no existía evidencia anterior de esta modalidad”, indicó el informe.

Asimismo, el escrito postuló que, “como una situación particular y a la que se le debe dar un tratamiento especial, es la relacionada con las organizaciones criminales bolivianas, que continúan empleando el Puerto de Arica como punto de embarco de cargamentos ilegales de drogas, no descartándose que, igualmente, lo hagan a través de Antofagasta, dadas las franquicias que Bolivia tiene para el uso de dicho puerto acorde a Tratado de 1904 con Chile”.

De acuerdo con el Observatorio del Narcotráfico, esta es una “situación que ha impuesto la necesidad de retomar y reforzar el contacto con autoridades bolivianas, específicamente con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), con el propósito de alcanzar un fluido intercambio de información del ámbito policial, a fin de detectar y neutralizar las actividades ilícitas de narcotráfico a través de la frontera común y que, a la postre terminan, además, de transitar por territorio nacional, empleando puertos chilenos para materializar sus fines ilícitos”.

Además, el informe señaló que “las diferentes políticas públicas, adoptadas por el Estado, han determinado que el crimen organizado transnacional, para los efectos de vulnerar las barreras de control establecidas, haya cambiado las rutas terrestres por rutas marítimas. Para el narcotráfico, Chile constituye un objetivo de gran importancia, en tanto es el país de Latinoamérica con más alto índice de consumo de estupefacientes y, además, no productor de drogas, a lo que se suma una alta actividad en su comercio internacional por vía marítima, una opción válida para materializar los envíos de droga a los mercados en ultramar”.

“Con todo e independiente del alto consumo de estupefacientes en Chile, debe considerarse que también se aprovecha la imagen del país para los efectos de enviar droga a ultramar. De hecho, en muchas de las incautaciones efectuadas en terceros países, relacionan a naves y/o contenedores en tránsito o salidos desde puertos nacionales, se ha constatado que las drogas fueron cargadas durante la navegación de la nave fuera de aguas nacionales o durante recaladas en puerto intermedios extranjero”, añadió.

“Ejemplos de lo anterior lo constituyen la detección a bordo de una nave mercante y dentro de contenedores de casi 20 toneladas de cocaína en el Puerto de Filadelfia y que, de acuerdo a declaraciones de la propia tripulación, la droga había sido cargada en varias oportunidades durante la navegación en ruta por alta mar con apoyo de embarcaciones y participación de ellos”, reveló.

“Otro caso registrado fue el ocurrido en noviembre de 2020, en el puerto de Gioia Tauro, Italia, en el que se encontraron dentro de un contenedor con choritos proveniente de Chile, 932 kg. de cocaína en bolsos acopiados entre la carga, el que, de acuerdo a información confirmada por organismos afines internacionales, habría sido cargada durante su permanecía en un puerto intermedio de Panamá”, expuso el documento.

“Según el Centro de Internacional de Investigación y Análisis contra el Narcotráfico Marítimo de la Armada de Colombia, el narcotráfico analiza permanentemente el empleo de nuevas técnicas para el tráfico de estupefacientes por vía marítima. En este sentido y acorde a los resultados, continúa implementando y generando nuevas tendencias y métodos de ocultamiento para suplir la demanda existente en el mundo”, indicó.


 

 

Compartir



ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias